BLOGS
22/08/2013 07:35 CEST | Actualizado 21/10/2013 11:12 CEST

Alto voltaje en la India

Una batalla política se ha desatado sobre unos de los estados más poblados de la India, Andhra Pradesh. La coalición de Gobierno ha acordado la separación de la región de Telangana. De producirse esta separación, sería el cambio social más importante que se ha producido en un estado indio.

Una batalla política de alto voltaje se ha desatado sobre unos de los estados actuales más poblados de la India, Andhra Pradesh. La coalición de Gobierno encabezada por el Partido del Congreso de la India ha acordado por unanimidad la separación de la región de Telangana el pasado 30 de junio. Algunos analistas consideran que de producirse esta separación, estaríamos ante el cambio social más importante que se ha producido en un estado indio.

Telangana surgirá de la división del actual estado de Andhra Pradesh, que ocupa el 41% del territorio de todo el estado actual y en ella viven 35 millones de personas. Es una sociedad marcadamente feudal donde la proporción de tribales y musulmanes es más alta que el promedio estatal. El proceso de creación del nuevo estado está generando divisiones y manifestaciones a lo largo de todo el territorio restante, donde se encuentra Anantapur, sede de la Fundación Vicente Ferrer. La independencia de Telangana no afectaría al trabajo que hacemos en los 119 pueblos de esta región en los que actuamos ni tendríamos que irnos de allí. La principal preocupación ahora es saber cómo el Gobierno planificaría la distribución del agua, la electricidad, los impuestos y de todo el capital invertido durante más de 60 años. Esto llevaría su tiempo y tendríamos que ver cómo afecta.

Manifestaciones, carreteras cortadas, empresas y centros de enseñanza cerrados. Los empleados públicos están en huelga desde hace días, reclaman al Partido del Congreso que gobierna que mantengan el estado unido. Desde el 12 de agosto está en marcha una huelga indefinida que está paralizando la actividad en todo el estado.

Manifestación en contra de la separación de Telangana. Foto: Nagappa.

El tazón de arroz de la India

En el estado unificado, donde más del 70 por ciento de la población depende de la agricultura, el tema de la disponibilidad de agua ha sido fundamental para llegar a un acuerdo sobre la distribución de recursos entre las tres regiones del estado: Telangana, Andhra costera y Rayalaseema. Si se produce la separación de Telangana, la cuestión de la asignación del agua, tanto para beber como para la agricultura, se convertirá en el centro de la discusión. La distribución del agua es un serio problema en esta zona y si no se resuelve acertadamente se podría destruir toda la agricultura en los deltas del Krishna y Godavari, conocidos como el tazón de arroz de la India.

Más allá de su megalópolis, Hyderabad, Telangana es primordialmente una sociedad campesina que depende de la irrigación para mantener un sistema agrícola obsoleto. De los 34 distritos de la India que se enfrentan a dificultades acuíferas agudas, 9 están en este territorio. Es una de las zonas donde el ratio de suicidios de agricultores que no pueden pagar sus onerosas deudas es más elevado.

¿Una metrópolis como capital conjunta?

Hyderabad es una megaciudad profundamente conectada con los flujos globales de capitales y personas. Es la ubicación de la nueva sede de Facebook en la India y de otras empresas multinacionales, pero sus conexiones con las zonas rurales del interior de la región son tensas. Hyderabad, que seguirá siendo el centro de la actividad económica, se encuentra en el estado de Telangana, en lo que un día fue el Gran Estado de Hyderabad hasta que en 1956, el Gobierno indio reorganizó su territorio en estados bajo criterio lingüístico.

Su núcleo urbano alberga casi 8 millones de personas y también es sede de varios establecimientos estratégicos del Gobierno. De éstos, 28, están relacionados con la defensa nacional y su PIB difiere radicalmente de las otras regiones, con un gran desarrollo económico. Por lo tanto, nadie quiere renunciar a Hyderabad.

Efecto dominó

Esta decisión del Partido del Gobierno ya está produciendo un efecto dominó. Uno de los grandes retos a los que se enfrenta la mayor democracia del mundo es cómo gestionará las múltiples cuestiones de identidad y territoriales que se extienden a lo largo del país.

La división administrativa de la India, después de su independencia, se realizó sobre las divisiones lingüísticas que se llevaron a cabo dentro de un Estado-Nación. La estable unidad de la India como país desde su independencia ha sido una consecuencia de la formación de estos estados lingüísticos, ya que el sentimiento de identidad basado en la lengua, en realidad, refuerza la unidad del país en su conjunto.

Una petición de largo recorrido

La reivindicación de Telangana como estado tiene muchos capítulos, el primero data de 1969. En los últimos cuatro años se han creado profundas divisiones. En diciembre de 2009, el Gobierno liderado por el Partido del Congreso prometió que formaría el nuevo estado, pero debido a la escalada de violencia y de las protestas, dos semanas más tarde, echó marcha atrás diciendo que se necesitaban más conversaciones.

Tanto el movimiento a favor de la independencia como el que está en contra han sido liderados por las personas, aunque la campaña se ha fortalecido con la implicación política, que ha llevado, por ejemplo, al veterano político, K Chandrasekhara Rao, a comenzar una huelga de hambre durante 11 días para presionar al Gobierno a aceptar su creación, y le han seguido algunas caras visibles de los partidos que apoyan el statu quo.

Este mes el Parlamento tendrá que decidir si se continúa adelante o se bloquea de nuevo el nacimiento del estado número 29 de la India.