BLOGS
20/04/2016 14:26 CEST | Actualizado 20/04/2016 14:29 CEST

HuffPost RYOT: ¡Luces, cámara, acción!

ryotLa verdadera razón por la que vamos a unir fuerzas es que RYOT es mucho más que la vanguardia en juguetes tecnológicos: es una empresa comprometida a utilizar la tecnología más avanzada para alcanzar una meta mayor. Como dicen ellos, "contamos historias de resiliencia que motiven a nuestros espectadores a pasar a la acción".

Nota del editor: Si estás leyendo este post desde tu móvil y quieres ver el vídeo en 360º, pincha aquí.

Arianna:

Desde el primer día, The Huffington Post se ha comprometido a utilizar todas las herramientas disponibles para contar las historias más importantes y entretenidas del momento. A lo largo de los años, hemos acogido a las nuevas tecnologías y plataformas, hemos experimentado con ellas y hemos dado con nuevas maneras de conectar con nuestros lectores internacionales que no dejan de crecer. También hemos encontrado nuevos lectores y audiencias, cosa que es igual de importante. Por eso, estoy encantada de anunciar la adquisición de la empresa de realidad virtual y narrativa inmersiva RYOT y de la creación de HuffPost RYOT. Juntos podremos apoyarnos en lo que nos ofrecen los vídeos del HuffPost para crear una nueva variedad de experiencias para nuestros lectores internacionales: desde realidad virtual hasta largometrajes, pasando por vídeos en 360º.

Como sabe cualquiera que haya experimentado con la realidad virtual a través de unas gafas o de un vídeo en 360º, las posibilidades son infinitas. RYOT aporta el saber hacer tecnológico para conseguir que estas experiencias se conviertan en una realidad. La visión global de RYOT, dirigida por su CEO y cofundador, Bryn Mooser, que ha cobrado vida gracias al trabajo del resto del equipo, increíblemente creativo, ha mostrado a los espectadores el suburbio más grande de Haití, el epicentro de la lucha por salvar a los elefantes de Kenia, la música de un grupo de heavy metal inuit de la isla de Baffin (Canadá) y el viaje de un hombre que dejó el trabajo para recorrer el mundo en bicicleta. Estamos encantados de incluir esta experiencia en las 15 ediciones internacionales del HuffPost para nuestros lectores de todo el mundo.

La verdadera razón por la que vamos a unir fuerzas es que RYOT es mucho más que la vanguardia en juguetes tecnológicos: es una empresa comprometida.

Pero la verdadera razón por la que vamos a unir fuerzas es que RYOT es mucho más que la vanguardia en juguetes tecnológicos: es una empresa comprometida a utilizar la tecnología más avanzada para alcanzar una meta mayor. Tal y como dicen ellos, "contamos historias de resiliencia que motiven a nuestros espectadores a pasar a la acción". Puede que sea el karma de los medios de comunicación, pero los principios de RYOT -"informar, entretener y activar para provocar el cambio a través de la narrativa de la nueva generación"- coinciden con los del HuffPost: informar, inspirar, entretener y fortalecer.

Se puede comprobar que RYOT cumple con sus principios en todo lo que produce. Es difícil demostrarlo mediante palabras, pero voy a citar algunos ejemplos más. La cadena estadounidense HBO adquirió Body Team 12, un documental realizado por RYOT que trataba sobre las personas que tuvieron que recoger los cadáveres que dejó la crisis del virus del ébola. Esta pieza recibió una nominación al Óscar y el premio al Mejor corto documental en el Festival de Cine de Tribeca. Las películas y documentales de RYOT han ganado 11 premios y se han presentado en 40 festivales de cine internacionales.

Es cierto que la repercusión real no se puede medir en premios o en elogios. La unión entre la tecnología y los objetivos es la que puede hacer que la realidad virtual sea la clave de un proceso de cambio. Es posible que no exista un medio mejor para conseguir empatía, que es justo lo que necesitamos si estamos dispuestos a resolver las múltiples crisis a las que nos enfrentamos actualmente. De eso nos dimos cuenta el año pasado cuando colaboramos con RYOT para realizar el vídeo The Crossing, que refleja la crisis de refugiados que se vive en Grecia. Al combinar la tecnología y la narrativa, fuimos capaces de ponerle cara a una crisis humanitaria que se ha convertido en algo abstracto para muchas personas. Y esto sólo es el principio de lo que haremos juntos.

No podría alegrarme más por darle la bienvenida a RYOT a la familia del HuffPost y me emociono al pensar en nuestro futuro juntos: cubriendo acontecimientos importantes, iniciando conversaciones culturales a nivel mundial y yendo más allá de la concienciación para conseguir marcar la diferencia en la vida de las personas.

Bryn:

David Darg y yo crecimos en países en vías de desarrollo. A principios de la década pasada estábamos en África Occidental: David trabajaba en proyectos de agua potable en Senegal y yo era voluntario de los Cuerpos de la Paz en un pequeño pueblo de Gambia. Mi trabajo consistía en ayudar a las comunidades a reforestar la zona y a construir bibliotecas en los colegios de los pueblos aledaños. Allí fui consciente del impacto que tenía la tecnología en el mundo. Había pueblos que no habían llegado a conocer los cables de teléfono y que, de repente, estaban conectados mediante los teléfonos móviles y, por lo tanto, muchas muchas más personas pudieron unirse a la conversación global. Estaba claro que la tecnología iba a cambiarlo todo.

RYOT comenzó con el único propósito de vincular cada noticia con una acción.

Pude volver a comprobarlo de primera mano en Haití, después del terremoto. David y yo fuimos testigos de cómo las redes sociales unieron a las personas de una forma nunca vista antes. Las redes móviles conectaban a la gente y les permitían hablar con los demás sin importar las fronteras culturales, sociales y geográficas. Lo que me parecía interesante -más que el beneficio que aportaba Internet a la gente- era lo que estaba ganando Internet de estas nuevas voces, personas e ideas. A pesar de la capacidad de comunicarse directamente de manera bidireccional, las noticias seguían siendo un flujo de información unidireccional.

Presentamos RYOT en 2012 para ayudar a cambiar precisamente eso. RYOT comenzó con el único propósito de vincular cada noticia con una acción. Queríamos hacer que las noticias resultaran algo motivador en vez de desalentador. Animar a la gente en vez de desanimarla. A lo largo de nuestra trayectoria, siempre hemos buscado que la tecnología nos acercara un poco más a la historia, y así dimos con la realidad virtual. Compramos varias cámaras GoPro y empezamos a grabar por todo el mundo. Por primera vez se podía ver de primera mano la escala y el alcance de lo que estaba ocurriendo en el mundo: el terremoto de Nepal, los caóticos mítines políticos estadounidenses o la situación de Alepo y de las playas de Lesbos.

Ahora vamos a comenzar la siguiente etapa de la trayectoria y, para ello, hemos unido fuerzas con The Huffington Post, con el que compartimos el ADN. El HuffPost también se fundó basándose en el principio de que se debería empoderar a la gente para que contara sus historias con su propia voz. Juntos vamos a añadir la realidad virtual a todas las ediciones del periódico y, así, crearemos la red de noticias de realidad virtual y en 360º más amplia del mundo. Seguiremos grabando documentales merecedores de premios y continuaremos forzando los límites de la realidad virtual, de la realidad aumentada y de la realidad mixta al servicio de las noticias y del videoperiodismo. Armaremos a los ciudadanos, a los activistas y a los periodistas con smartphones y cámaras GoPro para introducir un nuevo grupo de narradores a los que ayudaremos para que sus voces sean escuchadas. Estamos listos para empezar, emocionados e inspirados por esta nueva unión. Únete y conviértete en una historia...

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros

ESPACIO ECO