BLOGS
29/06/2012 10:08 CEST | Actualizado 28/08/2012 11:12 CEST

Matrimonio igualitario. Igualdad sin recortes

El camino de lucha por la igualdad y por la dignidad del colectivo LGTB nos ha llevado, tras años de reivindicación, a la aprobación de la ley que consagra la igualdad de todas las personas a la hora de contraer matrimonio.

¿Por qué esta Semana me hace tan feliz? ¿Por qué siento que se me salta el corazón al ver Chueca engalanado? ¿Por qué voy cantando por dentro y a veces por fuera -se me escapa y me mira la gente- A quién le importa? ¿Por qué el calor no se nota, el cansancio no cuenta y la sonrisa se me instala, un poco boba, en la cara en estos días? ¿Por qué me pongo una cintita, pequeña y apretada, del arco iris en la muñeca y procuro que se me vea y que se me entienda? ¿Por qué siento que en esta Semana luchan también muchas personas que no están y que lucharon fuerte? Yo sé mis porqués y lo saben también cada lesbiana, cada gay, cada persona trans o bisexual que en esta Semana del Orgullo LGTB grita alto y desde lo más hondo, su reivindicación.

Su reivindicación... voy a hacer un poco de historia.

El 28 de junio de 1969, en un bar de Nueva York, el Stonewall, un grupo de personas dijo basta al acoso, a la marginación y a la violencia que sufrían a diario a causa de su orientación sexual o su identidad de género. Es el inicio del imparable camino de lucha por la igualdad y por la dignidad del colectivo LGTB, que nos ha llevado aquí en España, tras años de reivindicación, a la aprobación en junio de 2005 de la ley que consagra la igualdad de todas las personas a la hora de contraer matrimonio. El colectivo LGTB conseguía la dignidad y la igualdad, por fin, al final de un larguísimo túnel de humillación y exclusión, absolutamente intolerable.

Esta ley no va contra nadie, no recorta derechos de nadie, al contrario, los amplía y concede la igualdad legal a quienes éramos desiguales. El derecho de las personas LGTB al matrimonio no perjudica a nadie, no minusvalora ningún otro derecho, no desmerece institución alguna. Y, sin embargo hay quienes -¡ay!... quienes... el partido en el Gobierno... quienes no quieren ver nuestra realidad, a quienes ni la RAE puede convencer- siguen cuestionando nuestro derecho a la igualdad.

Por eso salimos a la calle el 30 de junio en la Manifestación del Orgullo LGTB de Madrid, para exigir 'Matrimonio Igualitario, Igualdad sin recortes' y por eso cada lesbiana, cada gay, cada persona trans o bisexual en esta Semana del Orgullo LGTB va a gritar alto y desde lo más hondo, su reivindicación. Por eso, estoy segura, la ciudadanía toda nos va a acompañar en la exigencia de nuestros derechos y del mantenimiento de nuestra Igualdad.

Por eso y porque es la Semana del Orgullo LGTB, voy cantando por dentro y a veces por fuera, se me escapa y me mira la gente, ¿A quién le importa?

ESPACIO ECO