Un país de la UE se prepara para decir adiós a Vodafone
ELECCIONES PAÍS VASCO
Abren los colegios electorales

Un país de la UE se prepara para decir adiós a Vodafone

La operadora ha confirmado que se encuentra en “negociaciones avanzadas en exclusiva” con Swisscom.

Móvil con el logo de VodafoneSOPA Images / LightRocket vÍa GettY IMAGES

Posible movimiento importante en el sector de la telefonía móvil en Italia. La operadora suiza Swisscom y la británica Vodafone han confirmado que se encuentran en “negociaciones avanzadas en exclusiva” para la adquisición por parte de la compañía helvética del 100% de Vodafone Italia.

Según han informado ambas firmas, Swisscom y Vodafone han acordado un precio de compra preliminar de 8.000 millones de euros (en efectivo y libre de deuda). No obstante, las dos empresas han subrayado que los términos completos de la operación aún no se han cerrado.

Si la transacción se acabara haciendo efectiva, la idea de la operadora suiza (controlada en un 51% por el Consejo Federal y, en consecuencia, por el Estado suizo) es fusionar Vodafone Italia con Fastweb, la filial de Swisscom en el país transalpino. De esta forma, Italia diría adiós a Vodafone.

“Vodafone Italia y Fastweb combinarían infraestructuras, competencias y capacidades de redes fijas y móviles complementarias y de alta calidad y juntos se convertirían en un proveedor convergente líder”, ha asegurado Swisscom en un comunicado.

La operadora suiza también ha destacado que “la transacción sería un paso fundamental para permitir a Swisscom alcanzar su objetivo estratégico de crear valor a largo plazo en Italia y cumpliría plenamente con los objetivos estratégicos fijados por el Consejo Federal”.

“Se espera que una posible transacción genere un mayor valor de la empresa y un mayor flujo de caja para Swisscom y tenga un impacto positivo en la política de dividendos. También se espera que Swisscom mantenga al menos una calificación A después de la transacción”, señala el comunicado de Swisscom.

Por su parte, Vodafone ha resaltado que esta posible operación “ofrece la mejor combinación de creación de valor, ingresos en efectivo iniciales y certeza de la transacción para los accionistas de Vodafone”.

En cualquier caso, ambas compañías han finalizado sus respectivos comunicados insistiendo en que no está garantizado que la operación se acabe llevando a cabo.