POLÍTICA
25/09/2021 18:04 CEST

Aragonès se reúne con Puigdemont en Cerdeña tras su detención

El expresidente dice estar "acostumbrado a ser perseguido por España".

EUROPA PRESS
Aragonès y Puigdemont, a la derecha de la imagen, en Cerdeña.

El presidente del Gobierno catalán, Pere Aragonès, y el vicepresidente, Jordi Puigneró, ya han llegado a la isla de Cerdeña, donde se encuentra Carles Puigdemont desde el jueves, cuando fue detenido por una orden del Tribunal Supremo español, aunque salió de la cárcel el viernes.

Aragonès y Puigneró tenían previsto llegar a Porto Torre, Cerdeña, en la mañana de este sábado, pero su embarcación ha atracado con varias horas de retraso y las comunicaciones con ellos han sido complicadas porque en los barcos que atraviesan el mar Mediterráneo desde España a Italia hay tramos sin cobertura.

Puigdemont se ha reunido este sábado con el presidente de Cerdeña, Christian Solinas, y el alcalde de Alguer, Mario Ponoci, y previamente ha participado en un evento internacional, organizado por Adifolk, donde ha sonado música folclórica de Cataluña, cuyos vínculos con la isla italiana se basan en que una parte de su población es catalanoparlante. 

Puigdemont, en su primera aparición tras ser detenido, ha afirmado que ya está “acostumbrado a ser perseguido por España”.

“El final es siempre el mismo: soy libre y voy a continuar luchando”, ha agregado.

Horas antes, Puigdemont y la presienta del Parlament, Laura Borràs, han realizado una visita institucional al Ayuntamiento de Alguer.

Borràs, que se encuentra en el municipio italiano desde el viernes por la tarde para acompañar a Puigdemont, ha expresado en un tuit su gratitud: “Tenemos un deber de gratitud inmenso con Alguer y Cerdeña”.

También ha firmado el libro de honor del consistorio y ha agradecido la visita obsequiando una réplica hecha a mano de la bandera del Parlament de Cataluña.

Photo gallery Carles Puigdemont See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD