ECONOMÍA
06/07/2021 10:22 CEST | Actualizado 06/07/2021 10:26 CEST

Aval para el 'experimento Errejón': éxito abrumador de la semana laboral de 4 días en Islandia

Más felices, menos estresados y con más equilibrio y conciliación. Todo parecen ser ventajas.

HALLDOR KOLBEINS via Getty Images
Trabajadores públicos en un centro meteorológico de Reykjavik.

Fue el primero en ponerlo en firme sobre la mesa y en lograr pasos: el portavoz de Más País en el Congreso, Íñigo Errejón, logró del Gobierno un fondo de 50 millones de euros para probar la jornada de cuatro días a cambio de su voto a favor en el decreto ley que regulaba la gestión de los fondos europeos. El experimento Errejón, como ya se le conoce, está por testar en España, pero van llegando noticias que avalan su apuesta. El último caso viene de Islandia, donde el éxito del nuevo modelo de trabajo es “abrumador”, informa la BBC. Muchos empleados están adoptando el nuevo horario, porque les conviene. 

A los trabajadores se les pagó la misma cantidad por jornadas más cortas, en un ensayo que se llevó a cabo entre 2015 y 2019 y del que ahora se conocen los resultados. La productividad se mantuvo igual o mejoró en la mayoría de los lugares de trabajo, dicen los investigadores.

En Islandia, los ensayos llevados a cabo por el Ayuntamiento de Reykjavík y el Gobierno nacional finalmente incluyeron a más de 2.500 trabajadores, lo que representa aproximadamente el 1% de la población activa de Islandia.

Muchos de ellos pasaron de una semana de 40 horas a una semana de 35 o 36 horas, detalla el grupo de expertos del Reino Unido Autonomy y la Asociación para la Democracia Sostenible (Alda) en Islandia, que han revisado lo ocurrido.

Los sindicatos forzaron que se renegociaran los patrones de trabajo y ahora el 86% de la fuerza laboral de Islandia se ha cambiado a jornadas más cortas por el mismo salario o ganará en breve el derecho a hacerlo, añade el balance. 

Los trabajadores reconocieron sentirse menos estresados ​​y con menos riesgo de agotamiento y que su salud y el equilibrio entre el trabajo y la vida privada habían mejorado.

Will Stronge, director de investigación de la firma Autonomy, afirma: “Este estudio muestra que la prueba más grande del mundo de una semana laboral más corta en el sector público fue, en todos los sentidos, un éxito abrumador”. “Evidencia que el sector público está listo para ser pionero en estas semanas laborales más cortas y se pueden aprender lecciones para otros Gobiernos”, añade. 

Gudmundur D. Haraldsson, investigador de Alda, ahonda: “El proyecto de una semana laboral más corta en Islandia nos dice que no solo es posible trabajar menos en los tiempos modernos, sino que el cambio progresivo también es posible”.

Photo gallery Íñigo Errejón haciendo cosas See Gallery