POLÍTICA
22/10/2019 09:53 CEST | Actualizado 22/10/2019 14:41 CEST

Bruselas advierte al Gobierno de que el plan presupuestario puede incumplir las reglas fiscales europeas

Pide unas cuentas actualizadas en cuanto el proyecto sea enviado al Congreso.

EFE
Imagen de archivo de la ministra de Economía Nadia Calviño

La Comisión Europea (CE) ha advertido este martes al Gobierno español de que su plan presupuestario para 2020 conlleva un “riesgo importante” de desviarse del ajuste fiscal que exige Bruselas para 2020 y le pidió que envíe unas cuentas actualizadas tan pronto como el proyecto sea enviado al Congreso.

En una carta enviada a la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, el Ejecutivo comunitario advierte de que el plan remitido el 15 de octubre no respetaría los requisitos comunitarios de ajuste del déficit estructural, control del gasto público y reducción de la deuda pública.

La misiva -firmada por el vicepresidente económico, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici- reconoce, sin embargo, que el borrador es una prórroga del anterior debido “a la naturaleza en funciones” del Ejecutivo de Pedro Sánchez. No obstante, Bruselas señala que este proyecto conduce a una mejora del déficit estructural, sin tener en cuenta el ciclo económico, equivalente al 0,1% del PIB, una cifra que “se queda corta” con respecto al esfuerzo estructural recomendado del 0,65%.

La diferencia son unos 6.600 millones en ajustes que el futuro Gobierno tendrá que adoptar a través de más impuestos o menos gastos.

Por su parte, la ministra Calviño ha contestado este martes a la carta enviada por Bruselas afirmando que “era esperada y previsible”, y que refleja la situación especial que vive el país. “La Unión Europea nos ha pedido que enviemos el proyecto de Presupuesto cuando sea posible y eso es lo que haremos, nuestra principal prioridad es hacerlo en cuando se constituyan las nuevas Cortes”, ha expresado.

Excesivo gasto público

Bruselas también destaca que el proyecto incluye un crecimiento nominal de la tasa de gasto público primario del 3,8% , que “excede” el incremento máximo recomendado por la UE, del 0,9%. “En general, estos elementos no parecen estar en línea con los requisitos de política presupuestaria” pactados entre la UE y España, expone la carta, que añade que “apuntan a un riesgo significativo de desviación en 2020 y a lo largo de 2019 y 2020 en conjunto”.

En estas circunstancias, la Comisión Europea recuerda la “importancia” enviar un borrador presupuestario “actualizado”, aunque entiende que su tramitación en España “se ha retrasado con respecto a su calendario habitual” por la situación política. “Por tanto, invitamos a las autoridades españolas a presentar, tan pronto como el borrador presupuestario para 2020 sea enviado al Congreso, un proyecto actualizado a la Comisión Europea y al Eurogrupo que asegure el cumplimiento de las recomendaciones para España”, cierra la epístola.

Segundo ‘toque’

El Gobierno remitió a Bruselas el 15 de octubre su Plan Presupuestario para 2020, que constituye esencialmente una prórroga de las cuentas vigentes, ya que las de 2019 no salieron adelante en el Congreso y la proximidad de la repetición electoral hace imposible tener un nuevo borrador a tiempo.

En este contexto, el plan contempla un escenario fiscal sin medidas adicionales. Elimina las medidas tributarias que preveían las cuentas fallidas de 2019 y que fueron comunicadas a Bruselas el año pasado -como la tasa digital o a las transacciones financieras- pero incorpora la subida de las pensiones del 0,9 %, prometida por el Gobierno, entre otras medidas de gasto.

Incluye además un cuadro macroeconómico actualizado, que rebaja al 2,1% la previsión de crecimiento y mantiene la de déficit en el 2% para este año.

El Gobierno se comprometió al enviarlo a remitir una actualización lo antes posible.

España ya recibió una advertencia similar el año pasado, tras enviar también una prórroga presupuestaria.

ESPECIAL PUBLICIDAD