Life

Cómo viajar con amigos cuando tenéis distintos presupuestos

Ya se sabe que los viajes en grupo son una fuente de conflictos...

Viajar con amigos es una forma estupenda de escapar del estrés del día a día, establecer vínculos y crear recuerdos para toda la vida. No obstante, los viajes en grupo también som una fuente de conflictos, sobre todo si hay distintos presupuestos.

Aunque el dinero sea un problema evidente del que nadie quiere hablar, hay formas de aliviar las tensiones antes de que surjan. Por eso, la edición estadounidense del HuffPost se ha puesto en contacto con blogueros de viajes y otros expertos para conocer sus consejos en viajes de amigos con distintos presupuestos. Estas son sus recomendaciones:

Hablad de vuestro presupuesto antes del viaje

“A la hora de viajar con amigos con presupuestos diferentes, la comunicación es fundamental. Antes de empezar, hablad sobre vuestros respectivos planes de gastos, objetivos e ideas para ese viaje. Hablarlo con antelación evitará cualquier posible discusión y molestia que pueda surgir y permitirá que vuestro viaje tenga éxito”. ―Collette Stohler, presentadora de televisión y bloguera de viajes de Roamaroo.

“Creo que lo más importante que hay que recordar cuando viajas con amigos que tienen distintos presupuestos es hablar abiertamente de ello antes de reservar el viaje. Todo el mundo debería decir sin problema lo que se puede permitir y pactar el alojamiento, la comida, el recorrido, las actividades, etcétera, con antelación para estar seguros de que todos están de acuerdo”. ― Amber Primdahl, bloguera de viajes de She’s Catching Flights.

“A nadie le gusta hablar de dinero, pero si vas a compartir con tus amigos experiencias que sí que tienen precio, el tema del dinero va a salir, de modo que hay que afrontarlo sin rodeos. Merece la pena hablarlo con tus amigos”. ― Stephanie Be, bloguera de viajes de TravelBreak y fundadora de la aplicación móvil BUENA.

Decidid vuestras prioridades para ese viaje

“Creo que la clave es que todo el mundo comente las actividades que le gustaría hacer durante el viaje. Que todo el mundo comparta lo que quiere hacer sí o sí y lo que estaría dispuesto a aceptar. Así, los amigos con menos presupuesto no se encontrarán con sorpresas inesperadas y los amigos con más presupuesto podrán sugerir que hagáis cosas separados si hay una actividad cara que tienen muchas ganas de hacer”. ― Marek Bron, bloguero de viajes de Indie Traveller.

“Es necesario hablar de lo que todo el mundo espera de ese viaje. Conocer qué clase de actividades son importantes para el grupo hará que todo el mundo esté de acuerdo desde el principio. Debéis fijar un itinerario aproximado con las actividades que no queréis perderos y sus respectivos costes. A partir de ese momento, se puede establecer un presupuesto grupal. Luego se puede repetir el proceso con otros aspectos del viaje, como el alojamiento y el transporte”. Briona Lamback, bloguera de viajes y fundadora de la agencia You Me Travel Co.

Aprovechad las actividades gratuitas

“Planificad algunas actividades que sean baratas o gratuitas. Por ejemplo, id a ver alguna exposición de arte urbano o apuntaos a un tour guiado que funcione por donaciones. Utilizad el transporte público o caminad en vez de ir en taxi a todas partes”. ― Audrey Scott, experta en desarrollo turístico y cofundadora de Uncornered MarketC.

Utilizad y compartid puntos y promociones

“No hay nada más divertido que dormir en el mismo hotel con tus amigos, de modo que a menudo les ofrezco a mis amigos los puntos que acumulo para alojarnos en el mismo sitio mientras disfrutamos de la privacidad de nuestro propio espacio”. ― Christine Johnson, bloguera de viajes de My Traveling Kids.

“Me gusta utilizar vales de transporte o de alojamiento para reducir el coste de los viajes. Muchas veces los aprovecho para ayudar a amigos que van más justos de presupuesto. Esos puntos son una buena herramienta para ayudar a cualquier persona a viajar más por menos”. ― Mark Ostermann, editor jefe de Miles to Memories.

“Tal vez no tengas mucho dinero, pero puedes usar puntos de transporte o de alojamiento para ir de viaje con tus amigos. Quizás tengas que viajar con otra aerolínea o alojarte en otro hotel, pero aun así podrás hacer el viaje”. ― Jessica van Dop, especialista de viajes en las redes sociales y bloguera en The Dining Traveler.

Que no os dé reparo separaros en determinados momentos del viaje

“Estáis viajando juntos para tener esa experiencia compartida, pero recuerda que no tenéis por qué ser lapas. Por mucho que os guste permanecer unidos, estar a todas horas con una misma persona pone la relación bajo tensión, sobre todo si unos tienden a tener unos gustos caros que otros no se pueden permitir. No os interesa que el viaje se amargue, de modo que si algunos de verdad quieren hacer algo pero los demás no os lo podéis permitir, separaos”. ― Meg Jerrard, bloguera de viajes de Mapping Megan.

“Dejad claro con antelación que no estáis obligados a hacer todo juntos. Es mucho menos estresante cuando puedes rechazar una propuesta que se te sale del presupuesto y hacer algo que sí te puedes permitir. Además, de vez en cuando es una buena idea explorar los sitios por tu cuenta”. Alex Reynolds, bloguera de viajes de Lost With Purpose.

“Hace un par de años, cuando vivía y trabajaba en Tailandia, vinieron a visitarme y a viajar conmigo. Fue un poco complicado porque tenían un presupuesto muy holgado y yo miraba hasta el último céntimo. Conseguí que no hubiera ningún problema diciéndoles mi presupuesto antes de que empezaran a mirar actividades y pisos en Airbnb. También dejé que hicieran las actividades turísticas más caras por su cuenta con la excusa de que yo ‘podía hacerlo en cualquier otro momento’. Viajar con amigos durante varias semanas puede ser agotador, así que también es una buena excusa para tener un poco de tiempo para ti mismo”. ― Carrie Hoffman, nómada digital y cofundadora del retiro Bigger Life Adventures.

Reservad tiempo libre para estar solos

“Al planificar el itinerario, dejad hueco para que todo el mundo tenga tiempo libre para hacer sus cosas, ya sea relajarse en la piscina, ir de compras o aprovechar el happy hour de algún bar. Tampoco carguéis la agenda con demasiadas actividades, ya que provocará un estrés innecesario a todos por intentar cumplirla entera y acabará siendo un viaje precipitado en vez de una escapada relajante e inspiradora”. ― Isabel Leong, bloguera de viajes de Bel Around The World.

“Reserva tiempo libre cuando estés haciendo un viaje con tus amigos para que todo el mundo pueda hacer lo que quiera y con su propio presupuesto. De hecho, esta es una buena idea incluso cuando el presupuesto no supone ningún problema en el grupo”. ― Ostermann.

Organizad los gastos

“Utilizad Splitwise o alguna aplicación similar para dividir los gastos. Esta aplicación te ayuda a saber quién ha pagado qué y lleva la contabilidad a tiempo real en el grupo. Al final, os divide los gastos a partes iguales u os calcula lo que tiene que pagar cada uno en función del porcentaje que hayáis decidido que es justo”. La Carmina, bloguera de viajes y presentadora de televisión.

“WeTravel es una plataforma estupenda para planificar un viaje en grupo. Es una herramienta muy útil para comunicarse y fijar planes de gasto. La interfaz es muy sencilla de utilizar y me ha sido de mucha ayuda en los viajes grupales que he organizado”. ― Lamback.

“Si todo el grupo está de acuerdo, asignadle pagos o responsabilidades a una persona y al final del viaje calculad cuánto se le debe. Por ejemplo, cuando estaba en Tailandia con tres amigos, mi amiga compró una tarjeta WiFi para el móvil y la utilizamos para hacer llamadas y pagar los taxis. Al final del viaje, calculó cuánto habíamos gastado y dividimos el total. Esto nos ayudó a ahorrar, ya que solamente hubo que comprar una tarjeta y fue muy sencillo devolverle lo que le debíamos porque lo había pagado todo ella. De igual modo, en Laos, a la amiga que vivía en Tailandia no le cobraban comisiones en su tarjeta de crédito, así que pagó todos los cafés que tomamos. Después, le pagué en bahts tailandeses porque viviendo en Bangkok no tenía problemas para utilizar esa moneda”. ― La Carmina.

Combinad momentos de gastar y momentos de ahorrar

“Escoged una o dos excursiones en las que vayáis a gastar dinero y pensad en cómo vais a hacer para ahorrar. Llevad vuestras bebidas a la piscina, comprad comida en los mercados locales en vez de ir a cenar a un sitio caro y utilizad una aplicación para hacer un tour sin gastar dinero. Saber que vais a ahorrar a lo largo del viaje os permitirá disfrutar de la experiencia sin sentiros culpables”. Johnson.

Pensad en la comida de forma estratégica

“Me he dado cuenta de que ayuda no comer juntos. La comida y la bebida puede consumir buena parte de tu presupuesto, de modo que si necesitas ahorrar, puedes ir a la tienda y cocinar mientras tus amigos con más presupuesto comen en un restaurante. Es una buena solución y siempre podéis acordar una o dos comidas juntos para que no te sientas al margen”. ― Claire Summers, bloguera de viajes de Claire’s Itchy Feet.

“Que no te asuste probar la comida callejera ni quedarte en un apartahotel o en un piso de Airbnb donde puedas hacerte tu propia comida. A mí me encanta probar la comida callejera cuando viajo porque a menudo es la más deliciosa, auténtica y barata que puedes encontrar. También cocino cuando viajo a lugares muy caros, como los países nórdicos, y ahorro un montón a la vez que como platos caseros deliciosos. Todo ventajas”. ― Diana Chen, bloguera de viajes de MVMT Blog.

No dividáis la cuenta a partes iguales

“Si viajas con un grupo en el que todo el mundo cuenta con distintos presupuestos, no hace falta que dividáis la cuenta a partes iguales. Si una persona se pide una ensalada y otra se pide el especial de langosta, no tenéis por qué pagar lo mismo. Simplificad las cosas: que cada uno pague lo suyo. Si vais a hacer un viaje en carretera o vais al supermercado, comprad la comida que cada uno se pueda permitir. Así los gastos se reparten de forma justa. Tener un presupuesto te permite gastar tanto o tan poco como te parezca bien. Así todo el mundo controla sus gastos y se evitan discusiones sobre dinero”. ― Victoria Yore, bloguera de viajes de Follow Me Away.

Considerad distintos tipos de alojamiento

“Alojaos en hostales. Muchas personas, sobre todo quienes tienen mucho presupuesto, tienden a espantarse al oír la palabra hostal, pero los hostales son una opción estupenda para amigos que viajan juntos con distintos presupuestos. Si tienes un grupo suficientemente grande de amigos, podéis alquilar una habitación entera para vosotros. Es muy barato, nadie tiene que dormir con desconocidos y os sentiréis como niños de quinto de primaria de excursión. Si no sois suficientes amigos para reservar una habitación entera, quienes tengan más presupuesto pueden alquilar una habitación para ellos y quienes tengan menos pueden optar por alquilar solamente una cama en una habitación compartida. Las habitaciones de los hostales pueden ser tan agradables como una habitación de 3 estrellas de un hotel y os permiten permanecer juntos a bajo coste, pero con todos los servicios básicos que buscáis”. ― Chen.

“Una forma de conseguir un muy buen alojamiento es alquilar una villa o una casa entera. Aunque el precio total parezca alto, normalmente podréis conseguir un alojamiento bien equipado que salga a buen precio cuando dividáis los gastos por cabeza. También os permite alojaros a todos juntos”.― Jessica Norah, bloguera de viajes de Independent Travel Cats.

“Abrid la mente a cambiar los tipos de alojamiento o los preparativos del viaje. No hace falta que todos los amigos reserven el mismo transporte para llegar al mismo lugar”. ― La Carmina

Pensad en vuestra amistad a largo plazo

“No seáis tacaños. Cuando vivía en Asia, quería que una de mis mejores amigas viniera conmigo de viaje a Tailandia. Ella vivía en San Francisco. Sabía que ella era la persona perfecta con la que hacer este viaje, pero no tenía suficiente presupuesto. Le ofrecí pagar el hotel si encontraba el modo de llegar a Tailandia. Utilizó sus puntos de avión y nos lo pasamos genial. Me devolvió el favor unos años después cuando empezó a cobrar más que yo”. ― van Dop.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Viajes de otoño