Qué se dijeron Guillermo y Harry tras el funeral, según un experto en leer labios

Los hermanos se reencontraron para despedir a su abuelo.
Guillermo, Harry y Kate paseando tras el funeral del duque de Edimburgo.
Guillermo, Harry y Kate paseando tras el funeral del duque de Edimburgo.

Era uno de los momentos más esperados del evento. El encuentro entre Harry y Guillermo era la imagen que todas las cámaras querían captar del funeral de Felipe de Edimburgo y que la Casa Real británica trató de evitar a toda costa. De hecho, Isabel II decidió que los hermanos caminaran separados en el cortejo fúnebre, con su primo Peter Philips en medio.

A pesar de esto, los hijos de Lady Di dejaron tras el funeral una imagen para el recuerdo que podría significar un acercamiento entre ambos tras la polémica generada por la entrevista de Harry y Meghan Markle con Oprah Winfrey.

Los hermanos y Kate Middleton salieron hablando juntos de la capilla de San Jorge, donde se celebró el responso. De hecho, en las imágenes se ve cómo Guillermo espera a su hermano pequeño para poder ir andando juntos.

Según un lector de labios consultado por el Daily Express, la charla entre ambos fue cordial y tranquila y hablaron del funeral que había recibido su abuelo. Según este experto, cuando Guillermo se quitó la mascarilla dijo a su hermano: “Sí, fue genial, ¿no?”. A lo que el duque de Sussex respondió algo así como: “Fue como él quería”.

Tal y como recuerda este medio, tras el acto se reunieron con el arzobispo de Canterbury con el que hablaron sobre el funeral. “Un servicio absolutamente precioso, ah, la música”, le dijo Guillermo a su hermano tras este encuentro.

Más tarde, Kate Middleton se marchó a hablar con la duquesa de Wessex dejando solos a los hermanos. “Kate parecía tomar la iniciativa en la charla, pero cuando los hermanos comenzaron a caminar juntos fue completamente natural sin signos de estrés o discordia en su compañía. No hubo ningún espectáculo forzado ni señales de evitarse el uno al otro. De hecho, Guillermo hizo una pausa para que Harry pudiera caminar colina arriba con ellos. Me parece que el dolor los ha reunido”, señala la experta en lenguaje corporal Adrianne Carter al diario británico.

Esta charla es para muchos todo un signo de reconciliación después de que el duque de Sussex dijera en su entrevista con Oprah Winfrey —donde él y Meghan Markle hablaron de racismo dentro de la familiar real— que se había distanciado de su hermano y que hacía mucho tiempo que no hablaba con él. Por su parte, Guillermo admitió no haber hablado con su hermano tras la emisión del programa y declaró enérgicamente que no eran “una familia racista”.

El funeral de Felipe de Edimburgo