INTERNACIONAL
11/01/2021 08:15 CET | Actualizado 11/01/2021 08:33 CET

EEUU: Los demócratas piden expulsar a los congresistas que intentaron invalidar las elecciones

No les basta con el 'impeachment' contra Trump, quieren castigar a quienes, desde las instituciones, quisieron retorcer la voluntad popular.

AP Photo/J. Scott Applewhite, Pool
La Cámara de Representantes, el pasado 6 de enero, tras ratificar los votos electorales para Joe Biden. 

Antes de asumir el cargo, los representantes electos juran respetar la Constitución de los Estados Unidos. Pero, ¿qué pasa cuando se les acusa de hacer lo contrario? 

Mientras algunos republicanos en el Congreso estadounidense continuaron respaldando el esfuerzo sin victoria del presidente Donald Trump para revertir el resultado de las elecciones, sus críticos, incluido el presidente electo Joe Biden, siguen alegando que han violado sus juramentos, prometiendo lealtad a Trump.

Los juramentos, que rara vez atraen mucha atención, se han convertido ahora en un tema común en los últimos días de la presidencia de Trump, más aún tras el ataque institucional de la semana pasada al Capitolio. Así que ahora el Partido Demócrata da un paso más y este lunes va a presentar una petición para expulsar a los congresistas que abiertamente intentaron cambiar los resultados de los comicios, lo que el pueblo había votado. 

“Juraron sobre una Biblia defender la Constitución, pero no están cumpliendo con sus deberes”, asegura la exgobernadora de Nueva Jersey Christine Todd Whitman, una republicana que que trabajó en la Administración de George Bush. “Juraron defender la Constitución contra todos nuestros enemigos, nacionales o extranjeros, y lo están ignorando”, añade en declaraciones a AP.

Los juramentos varían levemente entre los organismos gubernamentales, pero los funcionarios electos generalmente juran defender la Constitución. El sitio web del Senado dice que su juramento actual está vinculado a la década de 1860, “redactado por miembros del Congreso de la época de la Guerra Civil con la intención de atrapar a los traidores”.

Juraron defender la Constitución contra todos nuestros enemigos, nacionales o extranjeros, y lo están ignorando

La senadora republicana Lisa Murkowski, representante por Alaska, ha prometido honrar el juramento que hizo y afirmar los resultados de las elecciones presidenciales, al tiempo que insta a sus colegas a hacer lo mismo. El senador republicano Todd Young, de Indiana, fue visto en un video publicado en las redes sociales diciéndoles a los partidarios de Trump en las afueras de un edificio de oficinas del Senado que hizo un juramento a la Constitución bajo la mirada de Dios y se preguntó: ”¿Todavía nos tomamos eso en serio en este país?”. 

Corey Brettschneider, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Brown y autor de El juramento y la oficina: Una guía de la Constitución para futuros presidentes, sostiene que el juramento debe tomarse en serio y que los estadounidenses deben exigir su cumplimiento o “el riesgo es para todo el sistema”. A su entender, hay que apoyar una reprobación o una declaración formal de desaprobación para los funcionarios que claramente violan sus juramentos.

“Lo peor que podría pasar es que la gente ponga los ojos en blanco ante el juramento y diga: ‘Oh, ninguno de ellos lo dice en serio’, y creo que lo que tenemos que hacer en un momento de crisis es exactamente lo contrario: decir, esto significa algo”, dijo Brettschneider. “Cuando se infringe la ley, hay que rendir cuentas, y eso es lo que realmente le corresponde al pueblo estadounidense para indignarse cuando Trump hace lo que ha hecho”.

Los republicanos que han presentado o apoyado demandas que impugnan la victoria de Biden en noviembre han afirmado, sin pruebas, que las elecciones fueron manipuladas contra Trump. Sus casos han fracasado ante los tribunales hasta la Corte Suprema de Estados Unidos. Tanto los funcionarios republicanos como los demócratas han considerado que los resultados de las elecciones son legítimos y están libres de cualquier fraude generalizado.

Los juramentos se mencionaron a menudo el miércoles durante una sesión conjunta del Congreso destinada a confirmar la victoria de Biden. Algunos republicanos que lanzaron objeciones a los resultados de las elecciones afirmaron que sus juramentos les exigían que lo hicieran, mientras que los demócratas instaron a sus homólogos a honrar sus juramentos y afirmar a Biden como el próximo presidente.

“El juramento que hice el domingo pasado para defender y apoyar la Constitución me obliga a oponerme a esta farsa”, dijo la representante Lauren Boebert, una republicana recién elegida de Colorado.

Cuando los legisladores se reunieron, manifestantes violentos leales a Trump irrumpieron en el Capitolio en una insurrección destinada a evitar que Biden reemplazara a Trump en la Casa Blanca. Mientras las autoridades luchaban por recuperar el control, Biden pidió a Trump que cumpliera su juramento y actuara para aliviar las tensiones. “Hago un llamamiento al presidente Trump para que salga a la televisión nacional ahora para cumplir su juramento y defender la Constitución y exigir el fin de este asedio”, dijo Biden.

El esfuerzo del Partido Republicano para bloquear la confirmación formal de la victoria de Biden finalmente fracasó después de que los republicanos reciclaron argumentos de fraude y otras irregularidades que no han logrado ganar terreno.

Los demócratas se apresuraron a condenar a los republicanos que seguían oponiéndose a los resultados.

El representante Adam Schiff, de California preguntó: ”¿Nuestro juramento de respetar la Constitución, tomado hace apenas unos días, significa muy poco? Creo que no”. Añadió que “un juramento no se rompe menos cuando el quebrantamiento no logra su fin”.

La representante Cori Bush, una demócrata de Missouri, dijo que presentaría una resolución pidiendo la expulsión de los republicanos que actuaron para invalidar los resultados de las elecciones.

Photo gallery Manifestantes pro Trump irrumpen en el Capitolio See Gallery