INTERNACIONAL
04/12/2020 07:52 CET | Actualizado 04/12/2020 12:04 CET

“Sé lo que vi”: el estrambótico relato de la testigo estrella de Trump por el fraude electoral

Hasta Rudy Giuliani, abogado del aún presidente de EEUU, le tuvo que decir que parara un poco...

Los abogados de Donald Trump no ceden. Siguen peleando, en su empeño de demostrar que las elecciones del pasado 3 de noviembre no fueron limpias y que es su jefe, y no Joe Biden, quien ganó los comicios en EEUU. Una espiral de recursos que está obligando a los estados a investigar y que, por ahora, no le está dando ningún resultado; incluso, el demócrata ha acabado ganando más votos

Dentro de ese circo, comandado por el abogado Rudy Giuliani, se enmarca la inenarrable comparecencia de ayer en una audiencia en Michigan, que se convirtió en un espectáculo descontrolado, con testigos que gritaban a los legisladores republicanos sin proporcionar evidencia creíble de fraude electoral masivo.

Incluso, el abogado personal del presidente Trump pareció desconcertado cuando una de ellas, Melissa Carone, contactada por el equipo legal de la campaña, comenzó a criticar a los miembros republicanos del Comité de Supervisión de la Cámara.

Carone, una contratista que trabajó para la empresa Dominion Voting Systems, en Detroit, el día de las elecciones, y desde entonces ha presentado denuncias infundadas de fraude electoral en Michigan, afirmó haber visto “miles” de ejemplos de presunto fraude electoral. Sin embargo, su historia ya ha sido desacreditada por un juez de Michigan, que dijo que una declaración jurada que presentó el mes pasado “simplemente no era creíble”.

Pero aún así fue invitada a hablar en la audiencia junto al equipo legal de Trump, donde atacó al representante republicano Steve Johnson cuando intentaba hacer una pregunta directa sobre sus acusaciones específicas de fraude electoral. “Sé lo que vi. Sé lo que vi ”, dijo Carone repetidamente. “Y firmé algo diciendo que si me equivoco puedo ir a la cárcel”.

Johnson le respondió que simplemente estaba tratando de “hacer una pregunta legítima” cuando el presidente advirtió a Carone que no interrumpiera más a los legisladores en la audiencia. En un momento dado, la mujer se puso a gritar por encima de las voces de los políticos, hasta el punto en que Giuliani, azorado, se inclinó y trató de hacerla callar.

″¡Tengo una declaración jurada!”, gritaba sin parar la mujer en la audiencia cuando los legisladores dijeron que debería haber estado bajo juramento, y agregó: “Soy madre, tengo dos hijos, tengo dos títulos. No conozco a ninguna mujer en el mundo que escribiera una declaración bajo juramento sólo para escribirla. ¡Puedes ir a la cárcel por esto!”. Una locura en bucle que acabó siendo viral más allá de las redes sociales de EEUU. 

Carone no fue la única testigo controvertida que compareció ante el Comité de Supervisión de la Cámara el miércoles; otra mujer no identificada provocó una reacción violenta en la sala cuando sugirió que el fraude electoral podría haber ocurrido porque “todos los chinos se parecen”. “El otro representante dijo que en realidad puedes presentarte y votar sin una identificación. ¿Cómo puedes permitir que eso suceda?”, dijo. “Mucha gente piensa que todos los indios se parecen, yo creo que todos los chinos se parecen, así que ¿Cómo lo dirías?”.

Fallo tras fallo

Las conferencias de prensa y las audiencias con el equipo legal del presidente se han salido de control en las últimas semanas, ya que su campaña se enfrenta a repetidos reveses en los tribunales de la nación, con continuos fallos en la presentación de pruebas creíbles de fraude electoral que conducen a demandas rechazadas y desestimadas.

Las falsas afirmaciones de Trump de fraude electoral masivo, que comenzaron antes de que los votos pudieran contarse, han sido rechazadas por su propio Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional, que describieron las elecciones de 2020 como “las más seguras” en la historia de Estados Unidos.

Photo gallery Caras de tristeza de los seguidores de Trump See Gallery