INTERNACIONAL
16/08/2021 07:41 CEST | Actualizado 16/08/2021 15:30 CEST

Las imágenes que muestran la desesperación de los afganos tras la entrada de los talibán en Kabul

EEUU se hace con el control del aeropuerto para evacuaciones, mientras los islamistas toman posiciones sin esperar a reunirse con el Gobierno y negociar una transición.

Las escenas de caos y desesperación se repiten en el Aeropuerto Internacional de Kabul, mientras la gente trata de huir de Afganistán después de que los combatientes talibán entraran en la capital del país y el presidente, Ashraf Ghani, abandonara el país este domingo. 

Todos los vuelos comerciales con salida desde este aeródromo han sido suspendidos, según un oficial de la OTAN. Únicamente los aviones militares tienen el permiso de volar en el espacio aéreo afgano para seguir con las evacuaciones del personal de embajadas y ciudadanos que huyen del país. Los afortunados. De ahí que se estén viviendo escenas desgarradoras, de ciudadanos civiles que tratan de acceder a las instalaciones y a los aviones como sea. 

“Tardé 5 horas en llegar al aeropuerto”, le cuenta a la BBC un estudiante de 22 años. “Me duelen los pies, tienen ampollas y me cuesta mantenerme de pie. “Era como una ciudad militar: la gente vestía ropas tradicionales, pero tenían armas y disparaban al aire. Me recordó a la Jihad que escuché de mis padres”, dice desesperado.

Un testigo describió que la sala de salidas del aeropuerto se convirtió en un caos después de que la gente dijera que las tarjetas de embarque se estaban imprimiendo en secreto para los funcionarios y personas de alto perfil. 

“Esperamos casi ocho horas, hasta que el personal del aeropuerto comenzó a dejar sus mostradores, primero los mostradores de facturación y luego los mostradores de migración y pasaportes”, cuenta.

“No había un control de seguridad. Atravesamos y vimos que las grandes puertas de vidrio estaban destrozadas. La gente corrió hacia el último avión. Fue casi una estampida”, añade otro testigo a la agencia Reuters

Estados Unidos ha culminado el traslado al aeropuerto de Kabul de todo el personal de su embajada estadounidense en Afganistán, horas después de iniciar una evacuación aérea desde ese complejo que recordó a la desarrollada durante la caída de Saigón en 1975.

A última hora del domingo en Washington, y cuando ya se acercaban las 6:00 de la mañana del lunes en Kabul, el Departamento de Estado confirmó que había “completado” el proceso para transportar al aeropuerto a los aproximadamente 4.000 empleados de su embajada en Kabul.

“Todo el personal de la embajada está ahora ubicado en las instalaciones del aeropuerto internacional Hamid Karzai, cuyo perímetro está protegido por los militares estadounidenses”, dijo en una breve nota el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. “A lo largo de las próximas 48 horas, habremos expandido nuestra presencia de seguridad a casi 6.000 tropas, con una misión centrada únicamente en facilitar estos esfuerzos, y tomaremos las riendas del control de tráfico aéreo” en el aeropuerto, señala la misma nota.

En la embajada estadounidense en Afganistán, cuya sede se trasladó este domingo al aeropuerto de Kabul tras el asedio de los talibanes a la capital, trabajaban unos 4.000 empleados, entre ellos 1.400 ciudadanos estadounidenses, de los cuales se ha evacuado ya a unos 500, según la cadena estadounidense ABC News.

El Departamento de Estado y el Pentágono prometieron además sacar del país a “otros ciudadanos afganos particularmente vulnerables”, y “acelerar la evacuación de miles de afganos que cumplen los requisitos para obtener un visado especial de inmigrante de EEUU”.

Photo gallery Los talibán toman el poder en Afganistán See Gallery

DE EXPERTO A EXPERTO