La Policía alerta de la proliferación de estos mensajes en WhatsApp: recomienda sospechar siempre

La Policía alerta de la proliferación de estos mensajes en WhatsApp: recomienda sospechar siempre

“Después será tarde", han advertido.

Una persona con un móvil. 
Una persona con un móvil. Karl-Josef Hildenbrand/picture alliance via Getty Images

La Policía Nacional ha alertado este martes de la proliferación de estafas mediante el WhatsApp conocida como “hijo en apuros”. Según ha informado en una nota de prensa, los delincuentes se hacen pasar por hijo de la víctima para sacarle dinero.

La acción suele empezar con un mensaje de WhatsApp en el teléfono de la víctima con un texto similar a: “Hola mamá. Mi otro teléfono está roto. Este es mi nuevo número que puedes guardar. ¿Estás en casa?”.

Posteriormente y tras entablar una conversación entre el supuesto hijo y la víctima, el autor de los hechos comenta que está teniendo una serie de problemas con su teléfono, por lo que le habla desde este, prestado por un amigo.

Los autores argumentan, para no realizar llamada o mensaje de voz que los puedan delatar, que tiene el teléfono estropeado y que tiene que enviarle mensajes desde ese número de teléfono, pero que espera que le arreglen el suyo en unos días.

Tras una breve conversación, el supuesto hijo le dice a la víctima si le puede hacer un pequeño favor, ya que tiene que realizar urgentemente unas transferencias bancarias.

Captura de una estafa de la modalidad 'hijo en apuros'.
  Captura de una estafa de la modalidad 'hijo en apuros'.EUROPA PRESS/POLICÍA NACIONAL

El motivo para que se hagan estas transferencias suele variar y va, desde la supuesta compra de un ordenador, pagos pendientes y argumentos genéricos que no le delaten ante cualquier dato que pueda alertar a la supuesta víctima.

Así, por ejemplo, no se arriesgan a decir que tienen que pagar el alquiler de su vivienda, porque realmente carecen de datos del verdadero hijo y es posible que este no viva de alquiler, de ahí que utilicen excusas genéricas.

Ante la insistencia del interlocutor y al manifestar que el teléfono no les funciona, las víctimas no comprueban la llamada, dirigiéndose a su entidad bancaria o accediendo a su banca online para realizar la transferencia, convencidas de que se las está realizando a sus hijos. Este tipo de transferencias suelen ser de la modalidad inmediata, lo que hace que no se pueda retrotraer cuando se dan cuenta de los hechos, realizando los autores la disposición del dinero de forma inmediata.

Ante la proliferación de este tipo de delitos, la Policía Nacional recomienda asegurarse de la fiabilidad y veracidad del mensaje antes de acceder a ningún enlace y nunca facilitar datos, así como sospechar siempre de mensajes de WhatsApp que se hagan pasar por un familiar desde teléfonos que no se tiene la certeza de que son de este familiar y no corresponden con los que están guardados en el teléfono.

También recomiendan contactar siempre antes de realizar cualquier transferencia con el familiar y que se posponga hasta el siguiente día si no se localiza. “Después será tarde, ya que al tratarse de transferencias inmediatas a los pocos minutos de recibirla el estafador serán retiradas de la cuenta destino”, advierten desde la Policía.