La Polla Records hace un alegato antivacunas en un concierto

El grupo liderado por Evaristo Páramos dejó que una asociación negacionista se subiera al escenario.
Evaristo Páramos, cantante de La Polla Records, en un concierto en 2019.
Evaristo Páramos, cantante de La Polla Records, en un concierto en 2019.
Europa Press News via Europa Press via Getty Images

Este viernes, el movimiento antivacunas se convirtió en el telonero improvisado del grupo La Polla Records en el Buesa Arena de Vitoria. Nada más empezar con el tema Salve, el líder del conjunto, Evaristo Páramos, apareció sosteniendo un estandarte con el logo de la OMS tachado.

Tras esto, llamó al escenario a dos miembros del colectivo antivacunas Bizitza que lanzaron un discurso negacionista contra las vacunas y el pasaporte covid, que calificaron como “pasaporte de la vergüenza”. Además señalaron que es “una excusa para controlarnos, someternos, aislarnos, humillarnos, enfrentarnos y matarnos”.

Los asistentes al evento reaccionaron con pitos, en su mayoría, aunque también hubo aplausos y comentarios positivos en redes sociales. Al final de su manifiesto las integrantes de Biztza, que se define como “una plataforma formada por 35 grupos y asociaciones que luchamos por la salud y la libertad”, llamaron a los asistentes a acudir a una manifestación negacionista que se iba a celebrar el día siguiente, el sábado, en San Sebastián.

A pesar de la actitud antivacunas, los asistentes tuvieron que llevar el pasaporte covid-19 para poder entrar al recinto donde se celebraba al concierto y portar mascarillas, aunque tal y como se puede ver en las imágenes recogidas por El Correo, muchos de los asistentes no las llevaban.

El pasado fin de semana la incidencia del covid-19 en el País Vasco a 14 días fue de 1.042,41 casos por cada 100.000 habitantes. La comunidad autónoma es una de las que tiene la incidencia más alta tiene de España, que tiene a nivel nacional una incidencia de 511 casos por 100.000 habitantes.

Primeras imágenes del virus

Las primeras imágenes reales del coronavirus: así es de verdad