Los religiosos de España piden "perdón" y buscan mecanismos para prevenir los abusos

La Confederación Española de Religiosos reconoce "no haber obrado correctamente" ante esta situación.
Ceremonia católica.
Ceremonia católica.
SOPA Images SOPA Images/LightRocket via Gett

La Conferencia Española de Religiosos (CONFER) ha pedido “perdón” por “no haber obrado correctamente”, ante los abusos sexuales cometidos contra menores por miembros de sus congregaciones.

“Nuestra primera reacción, y por respeto a las víctimas de estos abusos, queremos pedir perdón por no haber obrado correctamente en algo que, como entidades de Iglesia, deberíamos haber cuidado, como son los espacios seguros y de confianza para nuestros niños, jóvenes y adultos vulnerables”, ha manifestado el secretario general de la CONFER, Jesús Miguel Zamora.

Los superiores mayores de las congregaciones afectadas por casos de abusos se han reunido “no solo” para “revisar el pasado” sino en sentido “proactivo” para evitar casos “en el presente y el futuro”.

En esa cita, las instituciones de la Vida Consagrada han puesto de relieve que quieren ser “lugar seguro de acompañamiento y crecimiento responsable para los niños, jóvenes y adultos vulnerables” a los que atienden. “Es nuestro compromiso con el Evangelio y queremos hacerlo bien, aunque cueste y sea doloroso”, ha subrayado Zamora.

Además, ha indicado que quieren encontrar los mecanismos y ayudarse unos a otros “a encontrar caminos en la prevención de los abusos” para que sus instituciones “educativas, pastorales, asistenciales o las que sean, ofrezcan el lugar seguro para menores y personas vulnerables”.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la CONFER ha señalado que “inevitablemente” hay que hacer “una revisión del pasado” sobre los casos de abusos sexuales en las congregaciones religiosas pero también apuesta por la “formación” para evitar más casos en “el presente y futuro”.

“No solo nos preocupa una revisión del pasado, que inevitablemente hay que hacer, con las limitaciones que tiene volver hacia el pasado, sobre todo cuando son muchos años de distancia, pero sí nos preocupa especialmente lo proactivo, ser activos, procurar una adecuada formación”, ha subrayado Díaz Sariego.

La CONFER ha recibido los casos de abusos sexuales que afectan a congregaciones religiosas ―del informe con 251 casos que El País hizo llegar al Vaticano― y quieren “ir al unísono con mucha responsabilidad, determinación y decisión”.

“Inmediatamente nos hemos puesto manos a la obra, ha habido mucha disponibilidad por parte de los superiores mayores de las diversas congregaciones”, ha asegurado Díaz Sariego.