Miles de personas se manifiestan en Barcelona en defensa del catalán en las aulas

Critican el fallo del Supremo que fija un mínimo del 25% de enseñanza en castellano.
Manifestación en defensa del catalán en las escuelas.
Manifestación en defensa del catalán en las escuelas.
EUROPA PRESS

La manifestación de la plataforma Somescola, en contra la decisión del Tribunal Supremo (TS) que fijó un mínimo del 25% de enseñanza en castellano en el sistema educativo catalán, ha comenzado este sábado en Barcelona sobre las 11.30 horas.

Bajo el lema ‘Ara i sempre, l’escola en català’ (Ahora y siempre, escuela en catalán), miles de personas han iniciado la marcha en la plaza Tetuán de Barcelona, y han comenzado a bajar por paseo Sant Joan.

Está previsto que desfile hasta el paseo Lluís Companys, frente al Tribunal Superior de Justícia de Cataluña (TSJC), donde se celebrará un acto reivindicativo.

Entre los manifestantes se han oído cánticos como ‘En Canet, solidaridad’, y los asistentes también llevan banderas esteladas y unas manos verdes de cartulina con el logotipo de Somescola.

La protesta también ha contado con la presencia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, así como la presidenta del Parlament, Laura Borràs, que han hecho declaraciones en defensa del modelo de inmersión lingüística.

“"Estamos ante una ofensiva del nacionalismo español que quiere utilizar las escuelas catalanas para arañar cuatro votos", dice Aragonès”

Aragonès ha considerado que este sábado “la sociedad catalana sale a la calle en defensa del modelo de escuela catalana, basado en la lengua catalana como lengua vehicular de la enseñanza en nuestro país”.

“Estamos delante de una ofensiva del nacionalismo español que quiere utilizar las escuelas catalanas, quiere utilizar el futuro de los alumnos catalanes y catalanas, quiere utilizar la cohesión social construida a lo largo de las últimas décadas para arañar cuatro votos, no en Cataluña sino fuera de Cataluña”, ha asegurado el presidente de la Generalitat.

“Por lo tanto -ha añadido- la sociedad catalana tiene que responder con la máxima cohesión”, ha subrayado Aragonès, que ha destacado que “el modelo lingüístico de la escuela catalana tiene el consenso de la comunidad educativa, el consenso social, el consenso académico y pedagógico, y también el consenso político construido a través de las diferentes decisiones que el Parlament ha ido adoptando desde hace unos 10 años con la Ley de Educación de Cataluña”.

“Ahora es el momento de defenderlo, en base a esos consensos”, ha agregado el presidente catalán, quien ha resaltado que desde el Govern “estamos plenamente comprometidos agradeciendo a todas las entidades que participaron en la cumbre por el catalán esta semana”.

Una cumbre, ha agregado, “no para hacer frente a esta ofensiva, sino para avanzar en el uso social de la lengua, en el aprendizaje del catalán y también en el refuerzo de nuestra cohesión social como un solo pueblo, como un solo país”.

“Exigimos a aquellos que quieren utilizar la escuela catalana por intereses electorales que no toquen la escuela catalana, la escuela catalana no se toca”, ha concluido Aragonès, quien ha reiterado: “Hoy salimos a la calle, y cada día las instituciones, siempre desde las aulas, defendiendo la cohesión social del país”.

Por su parte, el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, ha emplazado al presidente del PP, Pablo Casado, a que retire “sus amenazas y sus mentiras” sobre la escuela catalana: “No conseguirá fragmentar ni dividir a la ciudadanía del país”. Sànchez ha acusado al líder del PP de verter “odio y conflicto”.

“La CUP pide al Govern "medidas firmes" en defensa del catalán en las escuelas”

El secretario general de JxCat también ha lanzado un mensaje a los tribunales, y les ha pedido que “saquen sus sentencias de la escuela”, que dejen la lengua en paz y que no hagan lo que las urnas no han decidido. “Hagamos que todos aquellos, lleven toga o sean presidentes de partidos españolistas, dejen la escuela en paz”, ha exigido Sànchez.

El diputado de la CUP en el Parlament Carles Riera también ha acudido a la manifestación y ha advertido al Govern de la Generalitat que no sirven “medias tintas” en defensa de la escuela catalana, y le ha pedido que tome “medidas firmes” en este sentido.

Riera ha dicho que la marcha es “una confrontación directa con la extrema derecha” y la derecha para decirles “no pasarán”. Según el diputado, la única y la “mejor respuesta” a la defensa de la lengua es “aplicar la inmersión lingüística desde hoy mismo en todas las escuelas”.

Por su parte, la también diputada de la CUP en el Parlament Dolors Sabater ha pedido no renunciar “de ninguna manera” a la “conquista” que representa la inmersión lingüística, y ha hecho un llamamiento a la “movilización permanente”.