ECONOMÍA
30/08/2021 17:58 CEST | Actualizado 30/08/2021 19:04 CEST

El Gobierno admite que el recibo de la luz subirá este año pero descarta fijar precios máximos

Por ir en contra de la UE y el derecho comunitario, ha explicado la ministra Teresa Ribera en el Congreso. Sí habrá cambios en las tarifas.

La luz, a precios históricos y seguirá siendo así por un tiempo. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha reconocido este lunes que el recibo subirá este año para cerca de 10 millones de hogares y que el Gobierno no fijará precios máximos, aunque sí hará cambios en la tarifa.

La titular del departamento y vicepresidenta tercera ha intervenido ante el Congreso en la comisión de su ramo a petición propia. Lo ha hecho el día en el que la luz ha vuelto a batir su máximo, que de nuevo superará este martes, con un tope de 130,53 euros megavatio hora (MWh), casi un 5% por encima (unos seis euros) de los 124,45 euros/MWh de hoy.

En el acumulado de 2021, la tarifa regulada subirá un 25,8% según sus cálculos, llegando hasta los 644 frente a los 512 de promedio en 2020, como recoge El País.

Las eléctricas “no tienen empatía social”

Ribera ha acusado de esta subida constante a las eléctricas, a las que ha reprochado “no tener empatía social” por vaciar los embalses para generar electricidad. “Esto no es razonable de ninguna de las maneras”, ha lamentado Ribera, aunque matizando que “es muy probable” que este tipo de prácticas puedan ser legales. Eso sí, ha adelantado que modificará la Ley de Aguas para impedir este tipo de comportamientos.

No es cosa menor para la vicepresidenta tercera, que ha apuntado en su comparecencia que “aunque suene a broma, la empatía social cotiza en bolsa”.

También ha anunciado que se está trabajando en la reforma de la tarifa regulada y que el Gobierno prorrogará hasta finales de año la suspensión del impuesto del 7% a la generación que pagan las eléctricas.

Mensaje a Podemos y respuesta morada

Sin embargo, no se llevará a cabo la propuesta lanzada por Unidas Podemos para fijar precios máximos, ya que “la Comisión Europea prohíbe expresamente establecer precios mayoristas regulados, ni máximos ni mínimos” y que el Ejecutivo “no adoptará medidas contrarias a la UE”.

Sí ha mostrado su apoyo a la propuesta de Más País-Compromís de crear una comisión parlamentaria para estudiar las causas. Durante su intervención, apuntó que “seria una buena idea pensar en la posibilidad de una comisión parlamentaria de estudio” que trabaje de manera no permanente sobre el análisis del impacto de los precios, el modo de funcionamiento del sistema eléctrico español, y las posibles mejoras que pudieran acometerse.

La respuesta de los ‘morados’ no se ha hecho esperar. El secretario general del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Txema Guijarro, ha aprovechado su turno de réplica para señalar que las normas comunitarias “no impide regular el precio de la nuclear”.

“Precisamente dice que siendo un monopolio natural, sí es posible regular. Francia va por ese camino”, ha dicho el diputado, que también ha recordado otra de las propuestas del grupo confederal, la de impulsar una empresa pública de energía.

Respecto a la propuesta de “estabilizar la factura”, ha señalado que es “muy parecido” a la propuesta trasladada por “el ‘lobby’ eléctrico”, que a su juicio “trabaja abiertamente contra la democratización del sistema”. “Supongo que será estabilizar a la baja. Si no, no sé qué gracia tendría”, ha dicho.