NOTICIAS
27/04/2021 06:25 CEST | Actualizado 27/04/2021 06:31 CEST

Quién era Jo Cox y por qué su historia es relevante ahora en España

Las amenazas de muertes recibidas por varios políticos recuerdan a la diputada asesinada en Inglaterra en 2016.

Dan Kitwood / Getty Images
Evento en memoria de la diputada Jo Cox días después de su asesinato.

A las amenazas de muerte a recibidas la semana pasada por Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y María Gámez, se ha unido este lunes una más. La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha recibido un sobre con una navaja ensangrentada

Mientras, Vox ha decidido banalizar las amenazas sufridas por el exvicepresidente y candidato de Unidas Podemos a la elecciones madrileñas, el ministro de Interior y la directora general de la Guardia Civil. Hasta el punto de que la campaña electoral ha dado un giro después de que Rocío Monasterio pusiera en duda su veracidad en el debate de la Cadena SER el pasado viernes y Santiago Abascal las calificara de “montaje”. 

Ante esta situación de crispación política, ha resurgido el caso de Jo Cox y los hechos que rodearon el asesinato de la diputada en Inglaterra. 

¿Quién era Jo Cox?

Jo Cox era considerada una de las diputadas más prometedoras del partido Laborista. La política defendía la inmigración y era una conocida figura proeuropeísta cuando el debate sobre el Brexit estaba sobre la mesa en Reino Unido.  

La mujer, que falleció en 2016 a los 41 años, procedía de Batley, una localidad de West Yorkshire, al norte de Inglaterra y era madre de dos niños. Al ocupar su escaño dejó atrás una sólida carrera en la cooperación, que la llevó a trabajar en algunos de los más peligrosos conflictos del mundo. Durante una década trabajó en la ONG Oxfam, que se centra en la lucha contra la pobreza, donde llegó a ser jefa de campañas humanitarias. 

Estudió en Cambridge, y allí, según declaró a medios locales, nació su vocación política al comprobar lo mucho que importaba “dónde has nacido, cómo hablas y a quién conoces”. 

¿Qué le ocurrió?

El 16 de junio de 2016, y en medio de la campaña del Referéndum sobre la permanencia del Reino Unidos en la Unión Europea, fue asesinada al recibir varios disparos y puñaladas. La diputada salía de un encuentro público con vecinos en la biblioteca de Bristall, una localidad cercana a Leeds. 

Cox llevaba tres meses recibiendo amenazas y mensajes de odio. 

La diputada, al principio, decidió no dar excesiva importancia a las amenazas, pero ante la insistencia de estas expresó su preocupación a la policía. El día antes del asesinato participó con su marido y sus dos hijos en una protesta organizada en el Támesis por el cantante Bob Geldof contra la flotilla del Brexit de Nigel Farage, entonces líder del Partido de la Independencia del Reino Unido. 

El diputado laborista Stephen Kinnock declaró entonces a The Times que en una conversación reciente con Cox habían compartido su preocupación por la actitud de la clase política. “Algunos medios han creado durante la campaña del referéndum una actitud permisiva que ha incitado a la gente a hostigar a los diputados”, señaló Kinnock. 

¿Quién la asesinó?

Cinco meses después, Thomas Mair, un jardinero en paro de 53 años, fue condenado a cadena perpetua por el asesinato. El jurado consideró que el crimen fue inspirado por “el supremacismo blanco y el nacionalismo excluyente, lo que está asociado con el nazismo en sus formas modernas”. 

Mair disparó y apuñaló a Cox al grito de ”¡Gran Bretaña primero!” y ”¡Gran Bretaña independiente!”. La sentencia añadió el agravante de premeditación, ya que el acusado pasó semanas investigando a Cox. 

Y en España...

La Policía ha identificado al responsable de la amenaza de muerte que ha recibido Reyes Maroto. Se trata de un vecino de la localidad madrileña de El Escorial (Madrid) que sufre problemas psiquiátricos y había puesto su nombre y dirección reales en el sobre. Ha sido por eso mismo por lo que a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no les ha costado dar con el supuesto responsable.

El juzgado de Instrucción número 13 de plaza de Castilla de Madrid se ha hecho cargo de la investigación de este envío. Mientras, la Policía Científica investiga si existe conexión entre esta carta y las otras tres que contenían balas y que fueron remitidas el pasado jueves a Grande-Marlaska Gámez e Iglesias. 

El candidato del PSOE a las elecciones del 4-M, Ángel Gabilondo, ha pedido que se condene cada amenaza de muerte de manera expresa. La propia Maroto ha asegurado en la Cadena SER que “lo importante es denunciar”. 

Este lunes Wyoming ha lanzado un mensaje a Santiago Abascal en El Intermedio en el que ha recordado a la diputada británica. “La actitud de Vox es muy grave y no debería de pasarse por alto porque en ocasiones esta clase de acciones tienen consecuencias terribles. Basta recordar a la diputada laborista Jo Cox que fue asesinada en un momento de máxima tensión política en Reino Unido”, ha apuntado el presentador. “Llevaba tres meses recibiendo amenazas de muerte que no fueron tomadas en serio”. 

EL HUFFPOST PARA HUE