Regalos publicitarios, ideales tanto para clientes como para empleados

No se debe perder de vista a un colectivo sin el cual no sería posible llevar a cabo el funcionamiento de cualquier empresa, la gente que en ella trabaja.

En el mundo empresarial es de vital importancia establecer una buena conexión con todos los agentes implicados. A menudo, se tiende a pensar exclusivamente en los clientes, pero no se debe perder de vista a un colectivo sin el cual no sería posible llevar a cabo el funcionamiento de cualquier empresa; los empleados.

En este sentido, existen muchas maneras de fidelizar a ambos colectivos. Sin embargo, no todas ellas cumplen con los requisitos deseables y accesibles para todas las empresas. Principalmente, estos requisitos se refieren al coste de las acciones y a su efectividad. A pesar de que puede parecer complicado dar con la acción idónea, existe una estrategia que cumple a la perfección con estos requerimientos, ya que es accesible para todo tipo de negocios, independientemente de su tamaño y presupuesto.

Esta estrategia consiste en la utilización de merchandising para empresas. Este tipo de artículos brillan por su polivalencia y gran utilidad.

Por un lado, en la vertiente para clientes, es útil tanto para captarlos como para fidelizar los vínculos con ellos. Un claro ejemplo se da en la venta en centros comerciales. En estas superficies la competencia es feroz, por lo que es altamente recomendable entregar regalos promocionales para destacarse de los competidores y ofrecer al cliente un aliciente para decidirse por una u otra opción.

En cuanto a fidelización se refiere, una de las muchas posibilidades es premiar con regalos corporativos a aquellos clientes más importantes y recurrentes para que se sientan valorados por su marca de referencia y sigan depositando su confianza en ella.

Por otro lado, en la vertiente para empleados, los regalos corporativos aportan varios beneficios que repercuten de manera muy positiva en el funcionamiento de la empresa. Estos obsequios producen una sensación de reconocimiento, lo que afecta positivamente al estado de ánimo y, inconscientemente, se da lugar a la mejora del desempeño de las tareas, dando paso a un aumento de la productividad.

Pero, ¿de qué productos hablamos exactamente? Ahí se halla el quid de la cuestión, pues la infinidad de opciones disponibles es la que permite que estas estrategias encajen a la perfección en cualquier tipo de empresa.

En los próximos párrafos conoceremos, gracias a Moloon, empresa dedicada a la producción de merchandising, algunos de los reclamos publicitarios más exitosos que llevan años demostrando su alto índice de efectividad.

Los mejores regalos corporativos

Dada la situación actual, las mascarillas personalizadas se han consolidado como uno de los regalos corporativos más destacados, útiles y económicos del mercado. Al ser un producto muy utilizado y fácilmente visible, es ideal para añadir cualquier logotipo, diseño o eslogan corporativo para ser entregado a modo de regalo y, a su vez, hacer publicidad de una manera original y diferente.

Seguidamente se encuentran los gadgets tecnológicos. Cualquier empresa que opte por esta tipología de regalos obtendrá una gran respuesta por parte de los clientes y trabajadores. Esto se debe a que se perciben como regalos de gran calidad y, como vivimos en la era tecnológica, su utilidad está más que garantizada.

Claro ejemplo de ello son las baterías externas portátiles, también conocidas como powerbanks. Éstas permiten cargar dispositivos electrónicos en cualquier lugar sin la necesidad de contar con un enchufe de pared. Su tamaño compacto permite llevarlas cómodamente y eliminan el riesgo de quedarse sin batería en situaciones delicadas.

Otro de los clásicos dentro del sector promocional son las botellas. A pesar de ser un tipo de producto tradicional, su gran funcionalidad en diversos escenarios las mantiene entre las opciones preferidas por los consumidores. Ya sea para la oficina, para el gimnasio o para las excursiones, las botellas siempre se adaptan a la perfección ya que existe un modelo idóneo para cualquier situación. Además, al ser muy utilizadas en los lugares de trabajo, también se posicionan como una gran opción para la comodidad de los empleados.

También son una gran opción todos aquellos artículos que contribuyen a la organización y productividad de los empleados. Concretamente, hablamos de productos de papelería tales como agendas, libretas o bolígrafos. Todos ellos permiten tomar apuntes rápidos y hacer recordatorios. Por este motivo, y a pesar de que también son buenas opciones para clientes, lo cierto es que son especialmente efectivos para regalar a trabajadores de oficina.

Todos los regalos anteriormente expuestos tienen un factor en común, y es que son accesibles para todo tipo de empresas. Esto se debe a que se pueden adquirir a partir de pocas unidades y a un precio asequible, hecho que habilita hasta a las empresas más pequeñas a acceder a este tipo de estrategias.
El amplio abanico de posibilidades se traduce en que todo tipo de negocios se vean capaces de dar con un artículo que les satisfaga completamente, congeniando a la perfección con su filosofía de empresa.