BLOGS
28/03/2019 07:00 CET | Actualizado 28/03/2019 07:00 CET

¿Sabes cuántos obeliscos hay en Roma?

Alicia Romay

Roma es una ciudad que abduce, que engulle y que quita la respiración. Hasta al más perezoso en historia, arte o cultura, la ciudad eterna le inspira, y eso tiene un pro y un contra: que crea el impulso de aprender rápidamente pero en un viaje de pocos días a la ciudad eterna, es imposible aprenderse su historia.

Los obeliscos están presentes en diferentes puntos de la ciudad. Son 13 y son egipcios. La mayoría están colocados en las plazas mas imponentes de Roma.

El de la Plaza de San Pedro mide más de 25 metros de alto, y pesa cerca de 330 toneladas. En este en particular no existen jeroglíficos e inscripciones en sus laterales. En el año 37 D.C. Calígula lo trajo a Roma y fue erigido en el Circo de Calígula , que después se llamó Circo de Nerón). El papa Sixto V ordenó que se trasladara a la Plaza San Pedro. El mismo papa hizo crear su emblema en bronce y con la cruz que actualmente aparece con los fragmentos originales de la Santa y verdadera Cruz de Jesús, mientras que en la base mandó grabar fórmulas de exorcismo.

El Obelisco Esquilino y el Quirinale, son gemelos, los descubrieron trozo por trozo, el primero estaba roto en tres pedazos en el siglo XVI en el Mausoleo de Augusto. Su altura es de 14.75 metros y pesa 45 toneladas. Fueron desenterrados por el papa Sixto V en 1587 y fueron colocados en ese mismo mausoleo. Más adelante el papa Pío VI los separó para ubicarlos en dos plazas, uno en Santa María Maggiore y el otro en la plaza del Quirinale, en donde está la Presidencia de la República.

El Obelisco Lateranense, el que está en San Giovanni (San Juan de Letrán), estuvo un tiempo en el Circo Massimo, es el más alto de Roma, mide 45 metros y pesa 230 toneladas.

En la Plaza del Popolo está el Obelisco Flaminio, el primero que llegó a Roma por encargo de César Augusto en el año 10 a.C. Al principio estuvo en el Circo Massimo. Mide 23 metros. Y en sus laterales en sus jeroglíficos se destaca el nombre del emperador Ramsés II y el de su hijo.

El de la Plaza Navonase se llama Obelisco Agonale, lo erigió Gianlorenzo Bernini después de que el papa Inocencio X Pamphili se lo pidió. Lleva este nombre porque esta ubicado enfrente de la Iglesia de Santa Inés de la Agonía. Mide 16.53 metros. Cuando llegó a Roma lo colocaron en la Vía Appia.

El sexto se encuentra en la Plaza de la Minerva, el Minerveo, es el más pequeño de Roma, mide solo 5.47 metros. Su primer espacio fue frente al Templo de Isis. En 1665 lo encontraron bajo las ruinas en los jardines del Monasterio cercano Santa María de la Minerva. Actualmente está colocado encima de un elefante, pero al principio se pensó que la base fueran perros. El Papa prefirió que fuera un elefante como símbolo de la sabiduría divina, y Bernini fue el encargado de hacerlo.

El del Panteón de Agrippa se llama Obelisco Macuteo, ubicado en la Plaza della Rotonda. Mide 6.34 metros de altura. El papa Clemente XI lo quiso colocar cerca del Panteón en 1711, sobre la fuente de Filippo Barigoni.

El del Quirinale fue erigido en 1786 por deseos del papa VI en 1786. Lo hallaron en 1527 y es el gemelo del Obelisco Esquilino que se encuentra en Sana María Maggiore.

En lo mas alto de las escalinata de España, esta el Obelisco Salustiano. El papa Pío VI le ordenó al arquitecto Antinori erigirlo en la Iglesia de la Trinidad del Monte. Se cree que el emperador Adriano lo mando tallar durante el siglo III. Lo encontraron en los Jardines Salustianos y de allí le viene el nombre.

En la Plaza de Montecitorio esta el denominado Obelisco Solare, pues junto a otros obeliscos fue usado como reloj solar. Mide 21.79 metros y pesa 230 toneladas. Lo trajeron a Roma en el año 10 para conmemorar la victoria del emperador Augusto en Egipto. Al principio lo colocaran en el Campo de Marte, cerca del Ara Pacis. El papa Pío VI lo mandó colocar en 1794 enfrente del Parlamento.

El Obelisco Capitolino o Mattei, es el mas pequeño de Roma, esta ubicado en una de las siete colinas de la ciudad en el parque que perteneció a la familia Mattei. También tiene grabado el nombre de Ramsés II.

Hay otro obelisco al que se le ha llamado de varias formas, Passegiata, Variano, Barberini. Al final se le conoce como el de la Passegiata. Mide 9.75 metros. Cuando Urbano VIII era papa lo descubrieron roto en tres fragmentos cerca de la Iglesia de la Santa Cruz de Jerusalén.

El Obelisco Dogali mide 5.47 metros y está ubicado muy cerca de la estación de trenes Termini en la Plaza del Cinquecento, se llama así en recuerdo a la batalla de Dogali.

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

ESPECIAL PUBLICIDAD