Life

Quién es el joven de 29 años que ha impulsado el movimiento #staythefuckhome

Florian Reifschneider ha creado un manifiesto de autocuarentena con 12 puntos.
Florian Reifschneider, impulsor del movimiento '<a href="https://staythefuckhome.com/es/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">#staythefuckhome'</a>.
Florian Reifschneider, impulsor del movimiento '#staythefuckhome'.

Se llama Florian Reifschneider, tiene 29 años y es cofundador de la compañía informática Rocketloop. Pero si por algo es conocido este joven alemán es por ser el impulsor del movimiento #staythefuckhome, una acción online “para detener la pandemia del COVID-19”. Reifschneider tiene muy claro es que el reto es de TODOS.

Lo que propone es tan sencillo como “quedarte en tu puta casa” (así lo escribe en la web) y hacer una cuarentena preventiva frente al coronavirus. “Es tiempo de que nosotros, como ciudadanos, tomemos acción ahora y hagamos nuestra parte para combatir el COVID-19”, dice en la presentación del que llama Manifiesto de la autocuarentena.

Lo redactó el pasado fin de semana (7 y 8 de marzo), aunque lo cierto es que lleva mucho más tiempo informándose de la evolución del coronavirus. Exactamente desde que empezaron los primeros casos en Wuhan (China), cuenta a El HuffPost, aunque confiesa que su preocupación llegó a principios de febrero con los primeros casos en Europa.

“A principios de febrero, con los primeros casos en Europa, empecé a informar a mis compañeros, amigos y familiares de que podía tratarse de una amenaza global”

“En ese momento empecé a informar a mis compañeros de trabajo, amigos y familiares para convencerlos de que podía tratarse de una amenaza global”, explica. “Ha sido una batalla”, añade.

Reifschneider cuenta que en su familia hay personas en grupos de riesgo, de ahí su temor a que la enfermedad (declarada este miércoles pandemia global por la OMS) llegue a su casa. Ante la todavía ausencia de una vacuna efectiva, propone una serie de medidas individuales para “darle al virus la menor oportunidad de transmitirse”. Actualmente ya hay más de 118.000 casos en 114 países, y 4.291 personas han perdido la vida.

Su propuesta es adoptar en la medida de lo posible estas 12 sencillas rutinas.

  1. No alarmarse, pero mantenerse alerta.
  2. Lavarse las manos con frecuencia y poner en práctica buenos usos al estornudar y toser.
  3. Intentar tocarse la cara lo menos posible y evitar la boca, la nariz y ojos.
  4. Ejercer el distanciamiento social, no dar besos y abrazos, no saludar dando la mano ni tocar las manos de otros. Si es necesario, buscar alternativas.
  5. No ir a conciertos, obras de teatro, eventos deportivos, o cualquier evento de entretenimiento masivos.
  6. Evitar visitar a museos, exhibiciones, salas de cine, bares y centros nocturnos, y otros centros de entretenimiento.
  7. No asistir a reuniones sociales y eventos, como servicios religiosos o fiestas privadas.
  8. Reducir los viajes al mínimo. No hacer viajes de larga distancias a menos que sea absolutamente necesario.
  9. No utilizar transporte público a menos que sea absolutamente necesario.
  10. Trabajar en casa si se puede. Insistir a tu jefe que te deje hacerlo de forma remota si es necesario.
  11. Reemplazar interacciones sociales con alternativas remotas, como llamadas o videollamadas.
  12. No salir de casa a menos que sea absolutamente necesario.

En su compañía empezaron a seguir algunos de estos consejos hace tiempo. “Al principio suspendimos los choques de manos y los apretones en la oficina y hace dos semanas mis cofundadores y yo decimos implantar el teletrabajo obligatorio”, continúa contando a El HuffPost. “Probablemente fuimos una de las primeras compañías de Fráncfort en tomar estas medias tan drásticas”, añade.

Un reto viral para combatir el virus

De esa cuarentena preventiva y voluntaria, del elevado número de contagios y de la tardía reacción de muchos gobiernos nació esta web, que recuerda al movimiento #iostoacasa #iorestoacasa (yo me quedo en casa) impulsado por m famosos italianos.

“Me di cuenta de que la esperanza de que los gobiernos implementaran medidas preventivas que realmente pudieran retrasar la propagación de la enfermedad era una causa perdida”, cuenta. “Así que el fin de semana pasado tuve esta idea: además de cambiar la forma de pensar de mi red de contactos cercanos, puedo tratar de combatir esta pandemia a escala mundial informando, educando y ofreciendo a las personas una guía con medidas individuales para disminuir la propagación”, añade.

“Además que cambiar la forma de pensar de mi red de contactos, puedo tratar de combatir la pandemia informando, educando y ofreciendo a las gente una guía con medidas individuales para disminuir la propagación”

Lo paradójico es que este reto contra el virus busca llegar al mayor número posible de gente convirtiéndose en viral. El hashtag #staythefuckhome, al que en España ha seguido la versión #YoMeQuedoEnCasa, quiere un hueco en la lista del Trending Topics de Twitter y no le está yendo mal. Ya son muchos los que han compartido el manifiesto en esta red social.

“Al unirte al movimiento, y por lo tanto limitar el número de infecciones nuevas posibles, no sólo te estás protegiendo, sino que también ayudas a contener y limitar la transmisión a todos los demás, especialmente a aquellos con altos riesgos de sufrir consecuencias severas a causa de este virus”, recuerdan los impulsores del fenómeno, que también advierten de que no hay garantía ni evidencia científica de que estos pasos reduzcan el número de infecciones o detengan la epidemia de COVID-19.

El manifiesto se puede leer en inglés, español, portugués, italiano y alemán, y pronto estará disponible en francés y polaco.

Evolución del coronavirus en España y en el mundo, en gráficos