INTERNACIONAL
05/02/2021 08:14 CET

Un supermercado alemán ayuda a los solteros a encontrar pareja en tiempos de coronavirus

Los clientes interesados en ligar se ponen una pegatina y se dejan ver. Si alguien se fija en ellos, en la caja recibirán un mensaje o tarjeta. Y luego, a intentarlo.

Drazen Zigic via Getty Images

La filial bávara de la cadena alemana de supermercados Edeka ha lanzado una iniciativa para animar a que los solteros hagan la compra los viernes, entre las 18.00 y las 20.00 horas, y así contribuir a formar parejas en tiempos de coronavirus. Ahora, el amor a lo mejor no te espera a la vuelta de la esquina, sino en el pasillo de los congelados. 

Los cines, restaurantes y pubs están totalmente cerrados en Alemania como parte de las medidas del país para frenar la propagación del Covid-19. En ese contexto, los solteros -o quienes viven solos- suelen permanecer en sus casas durante mucho tiempo, sin compañía alguna. Pero la compra hay que hacerla... Los supermercados son uno de los pocos lugares del país donde se puede socializar fuera de casa y conocer gente, un gancho comercial que han visto los gerentes del supermercado de Volkach (Baja Franconia, en Baviera).

“El supermercado ofrece este servicio de shopping de solteros desde hace unos dos años, pero fue a raíz del coronavirus y sus restricciones que el tema de los corazones se ha convertido en un elemento de atracción”, dijo a la radio pública bávara BR el gerente de la tienda, Christoph Kolb.

Al entrar al local, los clientes pueden colgarse un distintivo en forma de corazón con un número que indica que están abiertos a conocer a otros solteros y, con esa declaración de intenciones en la solapa, empiezan a caminar como siempre por los pasillos mientras buscan los productos que necesitan.

Cuando alguien se interesa por otra persona con ese distintivo tiene que anotar el número y rellenar un formulario con sugerencias preestablecidas como “Me encantaría conocerte mejor mientras damos un paseo por las orillas del Meno” o “Me encantaría encontrarme con usted para tomar un zumo de naranja en el departamento de frutas”, informó el diario Main-Post.

Entonces, un empleado del supermercado llama por megafonía al cliente en el que ha puesto sus ojos otro comprador y le entrega este mensaje o le da una tarjeta de contacto que haya dejado la persona interesada.

“Creo que es una buena iniciativa”, dijo a la DW un empleado, que llevaba un corazón rojo en su propio pecho. El supermercado ofrece este servicio de “shopping de solteros” desde hace unos dos años, pero hasta ahora pocos clientes la habían aprovechado. Fue a raíz del coronavirus y sus restricciones que el tema de los los corazones se ha convertido en un elemento de atracción.

Photo gallery La habitación de los abrazos frente al coronavirus See Gallery