Un experto señala el "fallo gordísimo" en estos dos momentos de la proclamación de Carlos III

El hasta ahora príncipe ya es monarca del Reino Unido tras el fallecimiento de Isabel II.
|

Carlos III ya es oficialmente rey de Inglaterra tras su proclamación este sábado, dos días después del fallecimiento de su madre, la reina Isabel II a los 96 años.

A sus más de 70 años, Carlos accede al trono en un acto muy protocolario que, sin embargo, ha vivido momentos incómodos y no planificados.

Momentos que han podido ser vistos en directo por los espectadores en España, ya que varias cadenas han emitido la ceremonia completa.

Entre ellas, LaSexta, en un especial presentado por Cristina Villanueva que ha contado en la mesa con la periodista Nuria Zamora y el profesor Pedro Rodríguez y Juan de Dios Orozco, experto en protocolo.

Precisamente Orozco ha llamado la atención sobre un momento que ha tildado de “fallo gordísimo” de protocolo.

Se ha producido cuando Carlos ha acabado su discurso y ha tenido que ir a firmar varios documentos.

Con sus papeles del discurso en la mano, el ya monarca no sabía qué hacer con ellos ni dónde situarlos, así que no ha tenido más remedio que echar mano (literalmente) de su hijo Guillermo, que ha tenido que sujetarle los documentos.

Pero el asunto ha ido a peor cuando se ha sentado en el escritorio a firmar los numerosos documentos oficiales que tenía que rubricar.

Sobre el escritorio, los dos enormes documentos y un tintero. Carlos se ha sentado y ha mojado la pluma en la tinta. Primero ha apartado el tintero y ha firmado, haciendo un escorzo notable, la primera de las hojas.

Sin embargo, para firmar el segundo documento, Carlos ya no ha aguantado más y, al ver que había otra caja con plumas sobre el escritorio, ha mirado a uno de sus ayudantes y ha puesto una cara de fastidio notable, haciendo un gesto para que se lo retiraran.

Una incomodidad que Orozco también ha señalado como un error de protocolo que debía haberse evitado.

También Diana Rubio, experta en comunicación y protocolo, ha fijado su atención en este último instante.

La muerte de la reina Isabel II en las portadas