Un restaurante de Toledo se convierte en noticia por la respuesta que ha dado a esta reseña

Le puso una estrella sin llegar a comer en el local y...
La reseña a la que contestó el restaurante de Toledo.
La reseña a la que contestó el restaurante de Toledo.
GOOGLE RESEÑAS

Las reseñas que los clientes dejan sobre restaurantes en plataformas como Google o TripAdvisor tienen una importancia capital para los negocios, que ven cómo su mala o buena reputación allí se traduce en más o menos clientela. Por eso, los propietarios se toman muy en serio esas opiniones y a menudo hacen frente como pueden a las malas críticas.

Y, a veces, lo hacen con toda la rotundidad. El último ejemplo lo ha dado el restaurante La Cave, de Toledo, que se ha convertido en noticia en medios como La Sexta o El Periódico por la contestación que le ha dado a un usuario que le puntuó con una estrella sobre cinco sin haber llegado a comer allí.

“Me he acercado ya que estoy de viaje en Toledo y un amigo me había recomendado este local. Y cuando llego me dice: ’¿Tienes reserva? ¿No? Pues entonces nada”, empieza describiendo el cliente.

“Al parecer sin reserva no te dan ni opción a esperar mesa libre”, se queja antes de admitir: “No sé como estará la comida allí, pero desde luego el trato al cliente fatal, parece que van de sobrados”.

“Al menos, que me hubiesen dicho tiempo de espera estimado, pero directamente me ha largado”, se lamenta. Y zanja: “Desde luego, ni aunque tuviese opción de volver, volvería. Hay que saber tratar a los clientes y también a los turistas”.

La respuesta del dueño del restaurante es de campeonato: “Al parecer si el restaurante está completo tenemos que levantar a alguien de su silla, la cual ha reservado con anterioridad, para que usted pueda sentarse”.

“Es increíble que admitiendo abiertamente que ni siquiera has cruzado la puerta ya te creas con derecho a despreciar el trabajo de mucha gente y que tu opinión sobre algo que no conoces pueda ser publicada”, escribe para, finalmente, rematar: “En fin. Gracias por venir”.

Restaurante The Clink

Restaurantes curiosos