BLOGS
25/02/2015 07:14 CET | Actualizado 26/04/2015 11:12 CEST

Antonio Machado y la cultura del Ministerio

antonio machado¿Tan poco interesa uno de nuestros más notables poetas al vigente gobierno que ha decidido ignorar este septuagésimo quinto aniversario de su muerte? Puede que esa icompatibilidad con su memoria se deba a que don Antonio fue un hombre de ejemplo cívico.

Retrato de Antonio Machado de Leandro Oroz Lacalle. Fondos de la Fundación Ortega y Gasset/WIKIPEDIA

Se cumplen estos días (22 de febrero) 76 años de la desoladora muerte de uno de nuestros más sobresalientes poetas en el exilio de Colliure (Francia), pocas semanas después de haber cruzado la frontera con su madre enferma y anciana, entre miles de conciudadanos a los que otro poeta también del exilio (León Felipe) llamó españoles del éxodo y el llanto. El de Antonio Machado fue un breve exilio de apenas un mes, pues pronto se le apagó el aliento con el sueño de sus días azules y su sol de la infancia, razón de los últimos versos que escribió, alojados en el bolsillo de su abrigo.

Una serie de homenajes han tenido lugar este pasado fin de semana en diversas localidades asociadas a la vida del poeta, tanto en Madrid como en Andalucía, Segovia y Soria, con un acto central e imprescindible en el lugar donde resposan sus restos desde aquel invierno de 1939. Juan Carlos Mestre, Premio Nacional de Poesía 2009, ha dicho de don Antonio que es la profunda imantación ética de la dignidad humana que perviven sus poemas.

"Palacio, buen amigo,/ ¿está la primavera / vistiendo ya las ramas de los chopos/ del río y los caminos? En la estepa/ del alto Duero, Primavera tarda,/ ¡pero es tan bella y dulce cuando llega!...". Estos son los versos recitados por el poeta Jordi Doce en el homenaje celebrado en el Ateneo de Madrid. "Su poesía sigue siendo actual por su ejemplo vital, la palabra cordial, accesible, exigente, como un gran poeta pensador...". Porque Antonio Machado es poeta, pero también, según Doce, un hombre de ejemplo cívico.

¿Sabe alguien si el Ministerio de Educación y Cultura ha organizado algún tipo de evento conmemorativo en el año del septuagésimo quinto aniversario de la muerte en el exilio del poeta de Campos de Castilla? ¿O es que solo se va a conformar ese Departamento con haber autorizado un libro de texto -luego retirado, tras la correspondiente publicación de la ignominia- en el que se decía literalmente: "Pasados unos años, Antonio Machado se fue a Francia con su familia. Allí vivió hasta su muerte".

¿Tan poco interesa uno de nuestros más notables poetas al vigente gobierno que ha decidido ignorar este septuagésimo quinto aniversario de su muerte? Puede que esa icompatibilidad con su memoria se deba a que don Antonio fue un hombre de ejemplo cívico, y ni fue cívica, ni fue digna, ni fue ética la vergonzosa actitud del Ministerio de Educación y Cultura permitiendo en un libro de texto el inadmisible silenciamiento, tanto de de las circunstancias que se dieron en el fallecimiento del poeta sevillano como de Federico García Lorca, que "murió cerca de su pueblo, durante la guerra de España", según los autores del libro de Anaya.

PS.- Aprovecho la ocasión del artículo para felicitar sinceramente al escritor asturiano Miguel Barrero, que recibió recientemente en Collioure (Francia) el Prix International de Litterature Antonio Machado, concedido por la Fundación del mismo nombre. Barrero ha obtenido el galardón con su novela Camposanto en Colliure, que Ediciones Trea publicará las próximas semanas. La ceremonia de entrega se enmarcó en la jornada de actos con que se conmemora cada año el fallecimiento de Antonio Machado.