El exvicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, inicia una huelga de hambre en prisión

El exvicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, inicia una huelga de hambre en prisión

Rafael Correa dice que "la emergencia médica fue intento de suicidio" y responsabiliza a Daniel Noboa de la integridad del que fuera su 'número dos'

El ex vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, custodiado en su ingreso en la cárcel de máxima seguridad 'La Roca'.POLICÍA NACIONAL DE ECUADOR

El exvicepresidente de Ecuador Jorge Glas, que se encuentra detenido en el centro penitenciario La Roca, ubicado en la ciudad de Guayaquil, inició una huelga de hambre nada más ingresar en prisión, según ha confirmado su abogada, Sonia Gabriela Vera.

La abogada ha compartido un vídeo en redes sociales en el que el propio Glas explica cómo fue la incursión de las fuerzas de seguridad en la Embajada de México en Quito y relata que cuatro policías le apresaron y le leyeron hasta dos veces sus derechos.

"Me sientan y yo me desvanezco y todavía me dicen 'párese, párese'. Y yo trataba de pararme, pero no podía por la paliza que me habían dado", explica el que fuera el 'número dos' del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, en alusión a un uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes.

Por su parte, Correa ha responsabilizado al presidente del país, Daniel Noboa, por "la integridad física y emocional de Jorge", indicando que el mandatario "claramente ha cometido el delito tifificado en el artículo 125 del código penal".

"Hemos confirmado que la emergencia médica fue intento de suicidio". No ha comido nada y se encuentra en huelga de hambre", ha indicado a través de sus redes sociales después de manifestar que "por fin" sus hijos y abogados han podido mantener una conversación con él mediante una videollamada.

Correa ha hecho referencia al artículo que castiga con diez a trece años de pena privativa de libertad a "la persona que, con ocasión y en desarrollo de conflicto armado, prive de libertad, detenga ilegalmente, deporte, traslade, demore o retarde la repatriación de la persona protegida", refiriéndose a que se trata de un asilado político.

Glas ingresó en el hospital el lunes por la tarde por un episodio de descompensación fruto de no haber comido en varias horas. De acuerdo con un comunicado del servicio nacional de prisiones de Ecuador (SNAI), tras ser sometido a unos exámenes médicos, presentaba "parámetros de salud aceptables y dentro del rango de normalidad, por lo que puede recibir el alta médica correspondiente".

La Policía de Ecuador ingresó el fin de semana en la Embajada mexicana en Quito, donde se alojaba el exvicepresidente desde hacía semanas alegando temor por su seguridad. México había confirmado poco antes de la operación policial que brindaría asilo político a Glas.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Las autoridades de Ecuador acusan a Glas de un supuesto delito de malversación de caudales públicos por los trabajos de reconstrucción de la provincia de Manabí tras el paso de un fuerte terremoto en el año 2016, que dejó más de 670 muertos.