Los tres pequeños países de la UE se unen para poner trampas a Putin

Los tres pequeños países de la UE se unen para poner trampas a Putin

Tienen prevista la construcción de 600 búnkeres para protegerse en caso de ocupación.

Búnker.David Clapp

En los próximos días se cumplen dos años del inicio de la guerra en Ucrania. Durante este tiempo, las advertencias por si Rusia comenzaba un conflicto con el resto de Europa han sido constantes. Por eso, los países fronterizos con Rusia están preparados para una gran guerra, tal y como informa Newsweek.

El pasado mes de enero, los ministros de Defensa de Estonia, Letonia y Lituania se reunieron y acordaron crear un plan para construir una red de fortificaciones en caso de un conflicto con Rusia. El objetivo sería disuadir y defenderse de ellos de una forma planificada.

El Gobierno de Estonia confirmó que serán 600 búnkeres los que tienen pensado construir, que servirán para evitar una hipotética ocupación por parte de Rusia. Pero no es la única medida que los tres países tienen sobre la mesa, puesto que ya han puesto en marcha otras anteriormente.

Letonia reintroduce el sistema militar obligatorio

El ministro de Asuntos Exteriores de Letonia, Arturs Krisjanis Karins, ha asegurado que han reintroducido el servicio militar obligatorio para disuadir a Rusia de una hipotética invasión de Europa. "Necesitamos estar en tal estado de preparación que los generales rusos y las clases políticas rusas vean claramente que dirigirse a Europa es imposible", ha dicho en una entrevista para el diario británico The Telegraph.

En enero, en vísperas del segundo aniversario de la invasión rusa de Ucrania, Letonia puso en marcha este proyecto con el que los varones entre 18 y 27 años deberán completar un año de servicio militar incluso si viven en el extranjero. "Es para aumentar el tamaño de nuestra activa y preparada reserva", ha explicado.

El plan recoge penas económicas e incluso de cárcel para aquellos que se nieguen a ese año de formación militar, si bien se contemplan algunas excepciones, ya sea por causas médicas, familiares, o para aquellos ciudadanos con doble nacionalidad que ya sirvieron en el extranjero.

Letonia había abolido el servicio obligatorio en 2006, dos años después de unirse a la OTAN. Por el momento se han presentado suficientes voluntarios por lo que el Gobierno no ha tenido llamar a filas. El objetivo es contar con una fuerza lista para el combate de 61.000 soldados.

Lituania quiere cerrar más pasos fronterizos con Bielorrusia

La Comisión de Seguridad Nacional de Lituania ha pedido hace una semana el cierre de otros dos puestos de control en la frontera con Bielorrusia, en sintonía con las medidas impuestas por sus vecinos ante el aumento del contrabando y los intentos ilegales por cruzar por parte de migrantes, de lo cual se acusa a Minsk y Moscú.

Las autoridades de Seguridad han reclamado también al Gobierno que baraje la posibilidad de recortar de manera gradual el número de concesiones a empresas de transportes que cubren de manera regular trayectos entre Lituania y Bielorrusia, informa la agencia de noticias Bloomberg.

Con anterioridad, Lituania ya había cerrado dos de seis puestos de control que tiene abiertos en la frontera con Bielorrusia, los de Lavoriskes y Raigardas, para trasladar a su personal a los otros pasos a fin de llevar un control más exhaustivo, según defendió la ministra del Interior, Agne Bilotaite.

También te puede interesar...