Seria amenaza de los Demócratas de Suecia a la derecha de la UE

Seria amenaza de los Demócratas de Suecia a la derecha de la UE 

La formación de extrema derecha liderada por Charlie Weimers amaga con abandonar la agrupación de derechas europea si Orban termina accediendo al ECR (Conservadores y Reformistas Europeos).

Charlie Weimers durante una rueda de prensa en el EuroparlamentoThierry Monasse

Momentos convulsos en la facción derechista del Parlamento Europeo a falta de pocos meses para los comicios europeos. La reciente decisión del primer ministro húngaro Viktor Orban, junto a su partido Fidesz, de unirse al grupo de derechas europeo Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), podría comprometer la estabilidad de la agrupación.

Esto se debe a que el partido conservador sueco (Demócratas de Suecia), liderado por Charlie Weimers, estaría planteándose seriamente abandonar la formación si este paso adelante de Orban se confirma. Así lo hizo saber el mandatario sueco el pasado viernes.

La postura del mandamás húngaro de adherirse al ECR, junto a Hermanos de Italia, de Gioriga Meloni y el partido Ley y Justicia de Polonia, entre otros, no sería bien visto por la formación de Weimers, que aseguraron estar evaluando diversas opciones. 

Según el político sueco, las palabras de Orban y Morawiecki -presidente polaco y partidario de la entrada de Orban al ECR-, "nos han obligado a evaluar nuestra opciones, entre ellas cómo asegurar que ECR siga siendo un grupo atlantista y crítico con Putín". 

En este sentido, también se abrió a la posibilidad de explorar otras opciones en las que poder agruparse los partidos conservadores, alejados de los postulados y pareceres de Orban.

Demócratas de Suecia consideran inaceptable la posición de Orban respecto al conflicto en Ucrania

Actualmente, en el Europarlamento hay 12 diputados de Fidesz (partido de Orban), pero no están vinculados a ninguna familia política tras su abandono de las cortes europeas en el año 2021, cuando se encontraban adheridos al grupo de centroderecha del PPE.

Desde el ECR sostienen que, incluso sin incluir a la formación de Orban, la agrupación derechista europea podría conseguir unos muy buenos resultados en las próximas elecciones europeas, estableciéndose como la tercera fuerza política, aunque destacan que cualquier división o fragmentación podría comprometer esta posibilidad.

Los argumentos de Demócratas de Suecia para amenazar con su salida del bloque de derecha radican en la postura de Hungría respecto a la guerra entre Rusia y Ucrania, y sus acercamientos evidentes con el régimen de Putin.

"El partido de Orban tiene que cambiar su posición sobre la agresión rusa a Ucrania"
Charlis Weimers, líder de Demócratas de Suecia

"En los países nórdicos, la imagen de la derecha de Hungría se ha visto gravemente dañada por las decisiones tomadas desde que comenzó la invasión rusa a gran escala, incluida la falta de voluntad para ratificar la solicitud de Suecia a la OTAN", señaló Weimers.

Además añadió que “es posible (que Orbán se una) pero definitivamente su partido tiene que cambiar su posición sobre la agresión rusa a Ucrania”, afirmó el también eurodiputado letón Roberts Zīle, vicepresidente del Parlamento y voz autorizada en el seno del ECR.

Por su parte, la formación de Meloni no se ha pronunciado al respecto, manteniendo una postura mucho más prudente respecto a la unión de Fidesz a su agrupación de cara a las elecciones de junio. “No queremos perder a nadie, queremos hacer al ECR más grande sin perder nuestra coherencia y nuestros miembros, este es el desafío y Meloni es capaz de ganar este desafío”, afirmaron.

También te puede interesar...