BLOGS
10/05/2013 10:30 CEST | Actualizado 10/07/2013 11:12 CEST

Fernando Verdasco: "La falta de partidos competitivos en los últimos meses me ha pasado factura"

JAVIER MARCOS

Tsonga le privó del sueño de hacer un buen papel en su casa, en Madrid. Venía de pasar dos rondas. Un hecho poco habitual en los últimos meses para el madrileño Fernando Verdasco, quien vio truncadas sus esperanzas por la fortaleza del francés, que a pesar de ir por debajo en el marcador, salió decidido a igualar la contienda en el segundo parcial. Lo hizo (3-6) y en el tercero fue un martillo pilón contra un Verdasco impotente, falto de piernas (2-6). "Él está ahora mismo mucho más acostumbrado que yo a jugar partidos de este tipo. Lo hace todas las semanas", sostenía. Desfondado físicamente, solo su cabeza se negaba a ver una realidad implacable.

¿Qué sensaciones te ha dejado el partido contra Tsonga?

Una decepción. He acabado muy triste por cómo ha acontecido el partido. El break nada más empezar el segundo set me hizo mucho daño porque él cogió mucha confianza y se metió en el partido. Hasta ese momento estaba un poco decaído después de perder el primer set. Si no hubiera hecho ese break todo hubiera cambiado: el público, yo me hubiera venido también más arriba... Me hice el break prácticamente yo solo con una doble falta y con dos derechas que se me fueron, una al pasillo y otra larga. Él se metió en el partido a raíz de ahí y empezó a jugar mucha mejor de revés, a cometer menos fallos; en momentos importantes casi siempre metía un primer saque o una bola cerca de la línea... Y realmente no me dejaba coger la iniciativa o dominarle. Empezaron a caer los juegos de su lado rápidamente al inicio del tercer set y con dos breaks en contra, aunque yo quería, era ya muy complicado. Tenía que ir a contracorriente y aunque lo intenté hasta el final no pude.

También la falta de partidos así en los últimos meses se nota. La tensión y el no estar acostumbrado en las últimas fechas a esos partidos me acabó desgastando. Lo he notado en el 2º y en el 3º set, sobre todo físicamente. No tenía la misma energía que hace dos días.

¿Cómo has desfallecido anímicamente del primer set al tercero?

Mentalmente quería estar ahí, pero el cuerpo no me respondía y así es complicado. Con el saque no le hacía daño, me metía restos profundos y neutralizaba ya el punto con el resto... No conseguía coger la iniciativa. Con su saque metía muchos primeros muy cerca de las líneas y no me dejaba realmente muchas opciones. Yo intentaba meterme en el resto, meterle presión, pero cuando el sacador saca con un alto porcentaje y cerca de las líneas, por muy bien que intentes restar, es complicado.

verdasco

También ha habido un bajón en el porcentaje de servicios entre el inicio del choque y el último set...

Las piernas no tenían la chispa y la energía que necesitaba para impulsarme en el saque, hacer buenos primeros y sacarle de la pista. Lo intentaba pero las piernas no me impulsaban en el saque lo que yo quería. Pretendía meterle más efecto y poder hacerle un poco más de daño, aunque al final fallaba más primeros, tenía que jugar con más segundos y todo iba sumando en mi contra.

¿Con qué imagen te quedas del día de hoy?

Intento buscar lo positivo de la semana. He ganado dos partidos, cosa que no hacía desde hace tiempo. He jugado tres partidos siendo competitivo hasta el final, intentándolo todo. Mentalmente yo creo que bien, aunque físicamente no tenía esa chispa, esa energía que tuve contra Raonic o en el primer set de hoy. Mentalmente seguía intentándolo y quería darle la vuelta al marcador. Creía que podía, pero cuando las piernas no van a la misma velocidad que la cabeza...

¿Anímicamente, te vas más contento que antes de competir en Madrid?

Sí, pero está claro que el perder de esta manera me deja triste, un poco tocado anímicamente, porque es un torneo muy importante para mí. Intentaré olvidarlo y sacar las cosas positivas y seguir trabajando para que los próximos torneos en vez de aguantar dos partidos y medio, aguante tres, cuatro... E ir poco a poco cogiendo el ritmo de ir ganando partidos y aguantar esa dinámica. Tsonga ahora está octavo del mundo y suele jugar varios partidos cada semana. Está, a día de hoy, mucho más acostumbrado que yo; además de que no jugó la primera ronda y solo ha disputado un partido, mientras que yo dos. Físicamente, él estaba más entero.

¿Sientes que es una oportunidad perdida, por el cuadro que se había quedado?

Nunca se sabe. Tsonga es un gran jugador. Ha hecho semifinales en Wimbledon, final en Australia... Es un muy buen tenista. En tierra, está claro, que tengo más opciones de ganarle si juego mi mejor tenis; pero igualmente es un jugador que con la altura de Madrid, con su saque, hace mucho daño y si las piernas no están al cien por cien... Tira muy fuerte con su derecha, cuando saca... y si las piernas no están para recuperar esas dos o tres primeras bolas, ponerlas profundas y poder dominar, el jugador que tengo enfrente es lo suficientemente bueno como para ganarme.

ESPACIO ECO