BLOGS
07/06/2018 07:35 CEST | Actualizado 07/06/2018 07:35 CEST

Latinoamérica: El mercado laboral y la inclusión de la mujer, claves para el desarrollo

Vendedora en la calle en el centro de Bogotá (Colombia)
Getty Images
Vendedora en la calle en el centro de Bogotá (Colombia)

El llamado movimiento #metoo, que ha denunciado con éxito a nivel global el acoso a la mujer en ciertos entornos, comenzando por Hollywood, también podría focalizarse en el mercado laboral.

Según la Organización Internacional del Trabajo, la OIT, más de 800 millones de mujeres de países en desarrollo o emergentes se verían muy beneficiadas de una mayor inclusión en el mercado laboral.

En América Latina, el exitoso crecimiento económico tras la crisis financiera global a partir de 2008, se dio, más allá de la posición favorable de sus materias primas, en el marco de unas transformaciones profundas de los mercados laborales de la región.

En efecto, se generaron más de 35 millones de nuevos puestos de trabajo, absorbiendo la creciente incorporación femenina, y haciendo que el desempleo se redujera de una manera más estable.

Además, desde la década de los 90, la participación de la mujer en el mercado laboral regional fue del 35% según el Banco Mundial, una cifra que supera a todas las regiones del globo, con las mujeres de más bajos ingresosentre las más incluidas.

Con la caída del crecimiento económico de América Latina en 2011-12, el mercado laboral se vio afectado, aunque no con el dramatismo de otros periodos.

La participación femenina en el mercado laboral y el incremento en años de educación de las mujeres, parecen haber contribuido a minimizar el impacto negativo de una caída en el crecimiento.

Según un reciente estudio del Banco Mundial, el incremento de un año de educación secundaria en una niña podría llegar a reportar un aumento de hasta un 18% de su ingreso salarial a futuro.

En este contexto FONPLATA, ha focalizado una serie de proyectos en la generación sustentable de empleos, en especial para la mujer.

En Bolivia, financiamos un primer proyecto de generación de empleo urbano, junto al Ministerio de Planificación, con el que se están haciendo obras de recuperación en decenas de ciudades bolivianas. El objetivo es generar más de 6.500 puestos temporales de empleo. Entre las prioridades incorporadas, se estableció que las cuadrillas de trabajo deben estar integradas "en especial por mujeres".

El programa "Acceso al Financiamiento Productivo para el Norte Grande de Argentina", por un monto de 40 millones de dólares, ha significado un impulso fundamental para pequeñas y medianas empresas de esa región.

Los fondos están destinados principalmente a proyectos de inversión productiva, exportación y proyectos productivos asociativos o cooperativos, en condiciones muy competitivas de tasas y plazos, para facilitar la creación de nuevas oportunidades de auto-empleo.

También en este programa se da prioridad a promover Emprendimientos encabezados por mujeres, en una región en la que solo una de cada cinco PyMEs que exportan son propiedad o están dirigidas por mujeres, según datos de las autoridades argentinas de Comercio Exterior.

Un estudio del FMI explica que las mujeres contribuyen a la prosperidad con la mayor cuota de trabajo no remunerado, como la crianza de los hijos, destacando que en promedio, la mujer pasa el doble de tiempo que los hombres en actividades domésticas y cuatro veces más al cuidado de los niños.

En Corumbá (Mato Grosso do Sul, Brasil) se están mejorando los accesos al área urbana desde algunas urbanizaciones periféricas. "Con un buen drenaje y un buen asfaltado, los niños no faltarían a la escuela cuando llueve", nos decía recientemente Bruna Pimenta, una vecina de la ciudad.

Con los niños en las escuelas y una infraestructura que favorezca la actividad económica, muchas vecinas de Corumbá- como Bruna- tendrán más tiempo y mejores posibilidades de contribuir al ingreso familiar con su trabajo.

Empero, esto no alcanza, hay que hacer más. Con tasas de crecimiento regional como las proyectadas -que optimistamente podrían llegar al 2%- no será suficiente para eliminar la pobreza de una forma rápida, ni incrementar la presencia de nuevos contingentes en el mercado laboral, ni generar oportunidades de progreso para todos, especialmente para las mujeres.

Síguenos también en Facebook de HuffPost Blogs

EL HUFFPOST PARA ENDESA