BLOGS
21/02/2016 10:06 CET | Actualizado 21/02/2017 11:12 CET

Siria antes de la guerra

lama younesEn la actualidad, Siria sólo es noticia por las terribles imágenes que está dejando la guerra y por los bombardeos que están destrozando el país. Sin embargo, se habla muy poco de que Siria fue cuna de la civilización, de que allí se inventó la escritura y la primera notación musical.

Últimamente me siento un poco nostálgica y, con todas las noticias demenciales y todas las imágenes horribles que nos está dejando la guerra de Siria, con todos los bombardeos que están destrozando el país y su patrimonio arquitectónico, quería reunir una serie de imágenes de ciudades sirias que me hacen recordar, a mí y a todos los que han vivido o estado alguna vez en ese maravilloso país, tiempos en los que vivíamos en paz y compartíamos recuerdos y experiencias de una cultura con mucha historia. Siria, un país conocido como el origen de la civilización (9000 a. C.), fue la cuna de la Edad del Bronce (3000-2000 a. C.), donde se inventó la escritura y donde el surgimiento de la ciudad de Ugarit trajo consigo el alfabeto escrito más antiguo y la primera notación musical.

Aquí va mi recopilación de algunos de mis cosas y lugares favoritos de la Siria de antes de la guerra:

El Himno Hurriano (Ugarit)

Se cree que la del Himno Hurriano es la notación musical más antigua del mundo, y se remonta a hace 3400 años. Se descubrió escrita en paneles de arcilla en la antigua ciudad de Ugarit. Muchos artistas la han interpretado y esta versión del compositor y pianista sirio Malek Jandali es mi favorita:

Khan As'ad Pasha (Damasco)

Es uno de los kanes (o ciudadelas) más importantes de la antigua ciudad de Damasco. Este kan se llamó así por el gran As'ad Pasha, que fue el gobernador de Siria entre 1751 y 1752. Esta obra ha sido descrita como una de las obras arquitectónicas más importantes de todos los tiempos y albergaba a viajeros de Beirut, Alepo y Bagdad, entre otros lugares, en la época del Imperio otomano.

La Espada de Damasco

La ciudad de Damasco, que además es la capital de Siria, cuenta con una gran reputación en cuanto a fabricación de espadas. Se rumoreaba que estas espadas eran capaces de cortar el acero. Los historiadores sitúan la construcción de este monumento en el siglo VIII, entre cruzados que defendían la ciudad de ataques externos. El monumento se yergue en el centro de la Plaza de los Omeyas, y simboliza las victorias, la fuerza y los logros del pueblo sirio.

Crac de los Caballeros (Homs)

El Crac de los Caballeros es uno de los castillos medievales en pie más importantes del mundo. Se le puso este nombre en el siglo XIX. Inicialmente se le conocía como el Castillo de los Kurdos, ya que fueron sus primeros habitantes en el siglo XI, cuando la ciudad de Trípoli les cedió el castillo a los caballeros de la Orden de Malta. En el año 2006 fue identificado por la UNESCO como patrimonio histórico de la humanidad, aunque, por desgracia, ha sufrido daños debido a los bombardeos de la guerra civil siria.

La mezquita de los omeyas (Damasco)

Esta mezquita es una de las más antiguas y grandes del mundo, fue construida en el año 706 sobre una catedral bizantina y se la conoce como la Gran Mezquita de Damasco. En su interior, hay un mausoleo que contiene la tumba de Salah El Din. Se dice que el prototipo de la mezquita de los Omeyas inspiró la construcción de la mezquita de Al Azhar del Cairo, la mezquita de Córdoba de España y la Gran Mezquita de Bursa de Turquía.

Damasco de noche vista desde el Monte Qasioun

Vía Nahel Abou Hatab

Damasco es una de las ciudades más antiguas del mundo, a la que se apoda ciudad de Jasmine. Según antiguos mitos e interpretaciones de investigadores, el Monte Qasioun fue el lugar en el que Caín mató a su hermano Abel. Después de matar a Abel, Caín cargó con su cadáver y lo enterró en la frontera entre Siria y Líbano, a unos 33 kilómetros de Damasco, cerca de Zabadani.

Estatua de la reina Zenobia (Latakia)

Zenobia fue la reina del imperio de Palmira y gobernó en el siglo III. Es una de las reinas más icónicas del patrimonio de Siria, idolatrada por su valentía. La reina Zenobia lideró uno de los levantamientos más importantes contra el Imperio romano. Zenobia fue coronada como reina de Palmira en el año 267 y conquistó Egipto hasta el año 271. Se cree que murió ejecutada en las calles de Roma.

Kessab (noroeste de Siria)

Kesab es una de las ciudades más bellas del noroeste de Siria. Limita con el Reino Armenio de Cilicia y su población está formada en su mayoría por inmigrantes armenios que han contribuido al desarrollo de su tierra y su agricultura. Se cree que durante la época del imperio seleúcida, la región de Kesab era el centro de la tríada de las ciudades de Antioquía, Seleucia y Laodicea. Según la mitología griega, el monte Casio, ubicado entre estas tres ciudades, era el santuario de Zeus.

El alfabeto ugarítico en paneles de arcilla

El alfabeto ugarítico es el alfabeto más antiguo conocido que se utilizó en los reinos semitas hasta los siglos XII y XIII a. C. Su escritura unificó los códigos que se utilizaban en hebreo, arameo y fenicio. Se trata de uno de los descubrimientos más importantes de la historia de la literatura desde los jeroglíficos egipcios y la escritura cuneiforme mesopotámica. Este código, que empezó a utilizarse en el siglo XV a. C., escrito de izquierda a derecha, le proporcionó el orden alfabético al hebreo, al griego y al latín y constituye la prueba escrita más antigua de la historia del levantino. En 2005, la UNESCO lo incluyó en su Registro de la Memoria del Mundo como "alfabeto fenicio".

Playa de Samra (Latakia)

Vía Daniel Demeter

La playa de Samra es una de las playas más bonitas de Siria. Se encuentra al noroeste del país, justo en la frontera con Turquía.

Casas colmena (Hama)

Vía Daniel Demeter

Hechas de tierra, barro, piedras y paja, las casas colmena se crearon en el año 3700 a. C. en Siria y todavía se siguen utilizando como vivienda o como almacén. Se encuentran principalmente en zonas desérticas o en regiones rurales agrícolas de Hama y Alepo porque están diseñadas para aislar del calor. El óculo presente en la parte de arriba de las casas colmena deja entrar la luz al interior de la casa y deja salir el calor. Este diseño, realizado con materias primas básicas y naturales, también permite que la casa siga en pie durante las estaciones húmedas, ya que su forma hace que la lluvia resbale por la fachada, causando una erosión mínima en el exterior de la construcción.

Malula (Gobernación de la campiña de Damasco)

Malula es una localidad ubicada 56 kilómetros al noreste de Damasco y construida entre montañas a una altitud de 1500 metros. Es uno de los tres pueblos que aún quedan en pie en el que se habla arameo, el último dialecto que hablaba Jesucristo y que aún sobrevive. El nombre de la ciudad viene del arameo y significa "entrada". La ciudad alberga uno de los monasterios más antiguos de Siria, que fue construido en terreno pagano en el siglo VI durante el periodo bizantino.

Ruinas de Palmira (Homs)

Las ruinas de Palmira se encuentran en el desierto sirio, al noreste de Damasco. Se trata de uno de los lugares de mayor relevancia cultural de la Antigüedad.

Antiguo callejón de Bab Tuma (Damasco)

Bab Tuma, que significa "La puerta de Tomás", es un distrito de la antigua ciudad de Damasco y una de las puertas a los muros históricos de la ciudad. Tras la ocupación de las ciudades de Alejandreta y Antioquía por los soldados turcos en el siglo XVI, Bab Tuma se convirtió en el centro principal para las iglesias griegas ortodoxas y católicas de la región de levante.

La ciudadela de Alepo

Se considera uno de los palacios medievales más antiguos y más grandes del mundo. Está ubicada en el centro de la ciudad de Alepo y data del año 3000 a. C. Fue ocupada por los bizantinos, los griegos, los ayubíes y los mamelucos. La ciudadela de Alepo fue declarada patrimonio de la humanidad en 1986 por la UNESCO. Por desgracia, ha sufrido graves daños debido a los bombardeos de la guerra civil siria.

Castillo de Salah El Din (Latakia)

Vía Anas Al Rifai

Esta obra arquitectónica, también conocida como Castillo de Saladino, es uno de los castillos más espectaculares de su tiempo que se fortificó a mediados del siglo X y fue construido entre dos crestas montañosas a 700 metros de altitud. Servía para vigilar la ruta que unía las ciudades de Latakia y Antioquía y representa la fortificación de la construcción y la supervivencia de la estratigrafía histórica. La ciudadela de Saladino sigue siendo uno de los castillos más relevantes de la región.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

ESPACIO ECO