Estos son los animales prohibidos con la Ley de bienestar animal: ¿qué ocurre si ya tienes uno?
guerra en ucrania
Finlandia se venga de Rusia

Estos son los animales prohibidos con la Ley de bienestar animal: ¿qué ocurre si ya tienes uno?

La nueva norma, que entra en vigor a finales de mes, introducirá cambio importantes. Consulta aquí qué hacer en este supuesto.

Un conejo en su jaulaGetty Images

La Ley 7/2023, de 28 de marzo, de protección de los derechos y el bienestar de los animales, impulsada y aprobada por el gobierno de coalición durante el mes de marzo, y que entrará en vigor el próximo 29 de septiembre, trae consigo cambios sustanciales respecto al uso y tenencia de mascotas en el hogar, eliminando de esta lista a muchos que hasta ahora podían ser considerados como animales domésticos.

La norma tiene como principal objetivo cuidar y proteger de una mejor forma a todos ellos, en particular atacando el problema del abandono animal y elevando sustancialmente las penas, que en muchos casos, pueden ascender al pago de 50.000 euros o incluso conllevar la entrada en prisión.

Respecto a la lista de especies que a partir de ahora se eliminan del grupo de animales, destacan varias que, para millones de personas forman parte de su familia en estos momentos, estableciéndose de manera explícita en la propia ley que solo continuarán considerándose "de compañía" los perros, gatos y hurones. La lista de animales que dejan de ser domésticos la compondrían las siguientes especies:

  • Roedores: conejos, cobayas, chinchillas, ratones y hámsteres.
  • Mapaches
  • Cerdos vietnamitas
  • Tortugas
  • Erizos
  • Arañas
  • Reptiles exóticos: serpientes, iguanas, lagartos, camaleones o geckos
  • Aves: cotorras, agapornis, periquitos y especies de otros países

¿Qué se puede hacer si tienes uno de estos animales?

En el caso de que tengas alguno de los animales antes mencionados como mascota, tan solo deberás notificarlo a las autoridades medioambientales de tu Comunidad Autónoma y serán ellas quienes te informen acerca de qué pasos seguir.

Salvo sorpresa, en líneas generales se te concederá una autorización mediante la cual se te permite mantener a dicho animal en el hogar hasta que fallezca. Pero no siempre ocurrirá esto, ya que también tendrás que contactar con el Comité Técnico y Científico para la protección de animales, que serán los responsables de informarte si el animal en cuestión se considera o no dentro de la lista de animales permitidos.