Los polvorones que llevan más de 170 años endulzando las navidades de los vallisoletanos

Los polvorones que llevan más de 170 años endulzando las navidades de los vallisoletanos

Con una receta única que ha ido pasando de generación en generación desde 1870 hasta nuestros días.

Los polvorones El Toro tienen una gran tradición en la provincia de Valladolid.Dulces El Toro

Los polvorones son uno de los imprescindibles en las cenas navideñas de todos los españoles. Llevan años y años siendo unos de los dulces más consumidos durante esta época y, aunque hay muchas variedades y marcas, los vallisoletanos lo tienen claro: los polvorones El Toro nunca pueden faltar en la mesa.

Comenzaron a elaborarse allá por 1850, cuando se inauguró la Pastelería Galicia en la localidad de Tordesillas. Y su receta ha ido pasando de generación en generación hasta llegar a nuestros días. Sin embargo, no fue hasta 1954 cuando lo apostaron todo a estos dulces y empezaron a comercializarlos bajo el nombre de El Toro.

Fermín Galicia fue el primero de esta saga familiar de pasteleros que comenzó a hacer polvorones. Le siguieron Melitón, Fermín, Amador, Carlos, Alfonso y Álvaro, el actual director comercial de Pastelería Galicia y Dulces El Toro. Además de ser familia, todos ellos tienen otra cosa en común: su pasión por los dulces navideños de toda la vida.

"Es una historia larga pero está hecho paso a paso. Cada generación le ha dado un impulso y ahora mismo el polvorón El Toro está empezando a ser un producto muy conocido en España y se le está reconociendo por ello", relata Álvaro Galicia. Tanto es así que ya cosecha varios premios, entre los que destacan el de Mejor Comercio Tradicional de Castilla y León en 2022 y el de Mejor Pastelería Artesana Tradicional en 2017.

"Ahora mismo está empezando a ser un producto muy conocido en España y se le está reconociendo por ello"
Álvaro Galicia, director comercial de Pastelería Galicia y Dulces El Toro.

El secreto de su éxito, según su director comercial, es que "todo el mundo dice que es un mantecado muy suave en boca, es muy delicado". Pero no solo eso, sino que "a diferencia de otros mantecados que son más densos en boca, este se deshace y es, como dice su lema, suave al paladar". Aunque hay algo que le diferencia del resto de polvorones del mercado: su aroma fino a canela.

Cuatro meses y medio de producción semiartesanal

La producción de estos dulces navideños comienza el 15 de agosto. "Ya desde verano estamos haciendo polvorones para prepararnos para Navidad porque ahora es cuando viene toda la oleada de pedidos y hay que reponer, hay que estar dispuestos para la demanda que ahora mismo se está produciendo", explica Galicia.

La producción de los polvorones El Toro es semiartesanal y requiere del trabajo de 15 personas.Dulces El Toro

Y es que una vez llega el mes de diciembre, los consumidores comienzan a hacer acopio de polvorones para endulzar los hogares. Así que, para poder hacer frente a este aumento de demanda, Dulces El Toro cuenta con 15 personas en producción, aunque la empresa la forman un total de 35 trabajadores.

"El año pasado cerramos con 240.000 kilos de polvorones vendidos y este año tenemos previsión de crecer un 10%", confirma. Y es que aunque se trate de un negocio muy estacional, también elaboran polvorones durante el resto del año: "En los meses de enero a agosto hay veces en las que sí que hacemos algo de producción en días concretos porque se nos termina y hay gente que nos lo reclama durante todo el año".

"El año pasado cerramos con 240.000 kilos de polvorones vendidos y este año tenemos previsión de crecer un 10%"
Álvaro Galicia, director comercial de Pastelería Galicia y Dulces El Toro.

El proceso de elaboración ha ido cambiando con los años. "Ha pasado de ser artesanal 100% a ser una producción automatizada pero semiartesanal", indica. Pero pese a la llegada de las máquinas, que les han facilitado la tarea de envoltura o fabricación, "se sigue necesitando equipo humano que esté encima de las máquinas y encima de esa producción del polvorón para poderse realizar".

Galicia agradece la automatización del proceso porque les ofrece "la capacidad de trabajar mucha más cantidad en menos tiempo". Aún así considera que siguen teniendo una forma artesanal de elaborar los polvorones "que es diferente a la competencia y que sigue guardando los métodos que hemos usado toda la vida".

  Los Toritos de chocolate son una de las novedades de esta pastelería centenaria.Dulces El Toro

Nuevo negocio de venta online en toda España

"Es el polvorón de la provincia y la gente tiene que saber que aquí hacemos los mejores", cuenta Galicia. Y con el objetivo de seguir expandiendo su negocio se lanzaron a la venta por internet. Actualmente cuentan con una página web propia en la que ofrecen sus productos, pero también están presentes en dos marketplace: Miravia y Amazon.

Tantos son los pedidos que reciben por internet que ya hay trabajadores dedicados única y exclusivamente a la tienda online. "Estamos haciendo todo lo posible para aquellas personas que no tienen la facilidad de encontrarlo tan fácilmente como en Valladolid, por eso enviamos a toda la península", afirma.

Y aunque ya se habían abierto hueco en toda la mitad norte de España, este año han ampliado horizontes y están ya comercializando sus polvorones en Zaragoza y Barcelona. Pero su expansión no termina ahí, sino que hace unas semanas han abierto la primera tienda de Dulces El Toro en un enclave único: la Plaza Mayor de Valladolid. 

También te puede interesar...