BLOGS
26/01/2018 07:33 CET | Actualizado 26/01/2018 11:24 CET

Un batido que ayuda a remontar la gripe

María Llamas

¿Alguna vez has sufrido el efecto dominó gripal? Sí, ese cuando un miembro de la familia, uno de tus amigos o un compañero de trabajo sufre un terrible resfriado y todas los que están a su alrededor caen una a una como tal ficha de domino.

Y si además el tiempo nos las gasta con una de sol y otra de frío, y con los cambios térmicos bruscos, pues más probabilidades hay de que pillemos una buena gripe y que esta nos acompañe durante unos buenos días.

Yo ahora mismo estoy todavía recuperándome de ese famoso efecto dominó. Todo comenzó en Año Nuevo, pero debo decir que he sido la que más me he resistido. La verdad que no fue nada grave, un par de días KO en la cama y muchos de convalecencia.

Cuando fue el turno de mi pareja, me sentía genial, pero comencé a tomar propol, muchos líquidos, jengibre y cítricos y seguí todos los consejos de los que ya hemos hablado para mantener fuerte nuestro sistema inmune. Pero claro, si duermes con el diablo, te despertarás en el infierno. Y fue exactamente lo que sucedió 😷

Los cítricos como la naranja, mandarinas, limón, kiwi, pomelo son ricos en antioxidantes que ayudan al funcionamiento del sistema inmune y nos protegen de constipados. La vitamina C presente en los cítricos ayuda a sintetizar el colágeno, del cual depende la elasticidad de nuestra piel, la estructura de nuestros huesos, tendones y ligamentos.

Hoy os quiero proponer un rico batido que está siendo mi mejor amigo cada mañana y donde los cítricos son los protagonistas. Cargado de vitamina C, flavonoides, agentes antiinflamatorios y antioxidantes, os ayudará a sentiros lo mejor posible y a manteneros con energía todo el día.

BATIDO INVERNAL DE CÍTRICOS (1 persona)

1 kiwi

zumo de 3 mandarinas

zumo de 1/2 limón

1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo

un trocito (tamaño de una avellana) jengibre fresco

una pizca de pimienta negra

Para servir

Semillas de cáñamo

Polen en grano

Frambuesas

Método

Pon todos los ingredientes (menos los que son para servir) en una batidora y tritura.

Sirve en un baso y decora con las semillas, el polen y las frambuesas.

Y vosotros, ¿Cómo mantenéis la energía y recuperáis fuerzas después de un resfriado?

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

bl

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE