BLOGS
20/02/2013 21:33 CET | Actualizado 19/10/2017 19:59 CEST

Hoy tenemos un futuro

Cinco millones novecientos sesenta y cinco mil cuatrocientos. Esta cifra, por sí sola, refleja el aspecto más duro y dramático de la situación social y económica por la que atraviesa España. Más del 26% de nuestra población activa no encuentra empleo y a más del 50% de nuestros jóvenes, les ocurre lo mismo.

Cinco millones novecientos sesenta y cinco mil cuatrocientos.

Esta cifra, por sí sola, refleja el aspecto más duro y dramático de la situación social y económica por la que atraviesa España. Más del 26% de nuestra población activa no encuentra empleo y a más del 50% de nuestros jóvenes, les ocurre lo mismo.

He querido destacar, desde el principio, este duro aspecto de la realidad para reafirmar el primer y más esencial objetivo que el Gobierno tiene para toda la legislatura: darle la vuelta a esta situación.

MEDIDAS FISCALES

IVA: A partir de primeros de enero de 2014, existirá un régimen especial en el Impuesto sobre el Valor Añadido que evitará que se tenga que ingresar este impuesto, hasta que no se haya cobrado la factura correspondiente.

Innovación empresarial: Se realizará una reforma del incentivo por inversiones en I+D+i, incluso si los beneficios son insuficientes para alcanzar la cuota o cuando se producen pérdidas. Se establece por primera vez en nuestro país un sistema de devolución en el crédito fiscal cuando este no haya podido compensarse.

Crédito a las empresas: El Gobierno pretende reducir los costes de la intermediación financiera y apoyar la liquidez de las empresas. Se pretende movilizar recursos por casi 45.000 millones de euros para mejorar la situación financiera de las empresas, especialmente las de pequeño y mediano tamaño.

Emprendedores: Dentro de la Estrategia para el Emprendimiento y Empleo Joven se establece, para los menores de 30 años y nuevos autónomos, una tarifa plana a la Seguridad Social de 50 euros, durante los seis primeros meses. También para los menores de 30 años, se hará compatible la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia. Además, también para los menores de 30 años, se amplían las posibilidades de capitalización del desempleo, que llegará hasta el cien por cien en algunos supuestos, cuando se destine al inicio de una actividad emprendedora.

EMPLEO Y COMPETITIVIDAD

En un país con un número tan alto de parados es todavía importante el número de puestos de trabajo vacantes por ocupar. Para superar esta realidad, se mejorará la intermediación, permitiendo a las Empresas de Trabajo Temporal formalizar contratos para la formación y el aprendizaje.

Construcción: Se realizarán reformas en profundidad, tanto en el sector energético como en las estructuras ferroviarias, el transporte, la logística y el sector de la vivienda. Dentro de éste último, destaca la nueva Ley para la Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbana, que incluirá un plan de ayudas, dirigido a las comunidades de propietarios, con el fin de incentivar la rehabilitación de edificios.

Jóvenes: Mientras que la tasa de paro no se sitúe por debajo del quince por ciento se incentivará, mediante la reducción de la cuota de la empresa a la Seguridad Social, la contratación a tiempo parcial con vinculación formativa para los menores de 30 años. Esta reducción será de un 75 por ciento para empresas de más de 250 trabajadores y del 100 por cien para el resto. También se creará una nueva modalidad de contrato temporal, "primer empleo joven".

EDUCACIÓN

Los problemas de fracaso escolar y abandono temprano que padece nuestro sistema educativo, no pueden continuar. No hay nada menos equitativo que un sistema en el que una cuarta parte de los jóvenes salen del mismo sin haber adquirido los conocimientos y las competencias mínimas para insertarse en el mercado laboral.

Además de proponer una ambiciosa reforma educativa, hemos anticipado una actuación para mejorar, de forma inmediata, el grave problema de empleo juvenil: la introducción de la Formación Profesional Dual, que junto al Contrato de Formación y Aprendizaje proporcionará oportunidades de empleo de calidad a los jóvenes.

Las soluciones educativas pueden ser discutibles. Lo que no es discutible es la necesidad de una reforma que se enfrente a un problema que venimos aplazando desde hace tanto tiempo.

SECTOR PÚBLICO

Este Gobierno pretende dotar a nuestro país de todas las herramientas que necesita para competir, crecer y crear empleo. Y entre ellas, destaca la necesidad de contar con unas Administraciones Públicas que funcionen con eficiencia y no generen costes accesorios, ni gastos innecesarios.

Nuestro objetivo no es otro que suprimir cuantos Organismos no estén debidamente justificados en términos de coste presupuestario, productividad económica o rentabilidad social.

PENSIONES

Todos debemos compartir cómo hacer viable nuestro aseguramiento social y tranquilizar a los pensionistas, tanto actuales como futuros, sobre la sostenibilidad del sistema. El Gobierno, con la colaboración indispensable de los integrantes del Pacto de Toledo, tiene abierto un periodo de reflexión sobre la adecuación de nuestro sistema a las nuevas realidades, especialmente la demográfica.

EUROPA

Me encontré con una Europa donde el discurso dominante se limitaba a una sola palabra: ajuste, ajuste, ajuste...

Durante este último año nos hemos esforzado en explicar y convencer a nuestros socios europeos de que la crisis del euro, aunque tenía un origen económico, se agudizaba por causas políticas debido a la falta de certidumbre sobre el futuro de la moneda única y su irreversibilidad. En mi opinión, las políticas de consolidación fiscal son perfectamente compatibles con las políticas de estímulo e impulso de la actividad económica.

En junio hicimos una clara apuesta por la irreversibilidad del euro adoptando decisiones de enorme calado político para avanzar hacia la unión fiscal, económica, bancaria y, por lo tanto, política de Europa.

Consejo europeo: A pesar de la reducción operada en el presupuesto de la Unión, durante los próximos siete años España será beneficiaria neta. Mejora respecto al periodo anterior, dado que pasa a recibir unas cantidades que representan el 0.20% del PIB. Nos ha costado mucho, hemos tenido que trabajar y negociar duramente, pero al final podemos decir que este es un buen resultado para España.

CORRUPCIÓN

Un problema que alarma a los ciudadanos y afecta a la imagen de España es la corrupción política.

Toda corrupción es insoportable. Es corrosiva para el espíritu cívico, lesiona la democracia y desacredita a España. Cualquier corrupción.

En el primer año de legislatura hemos impulsado a estos efectos, un conjunto de actuaciones, entre las que quiero destacar la Ley de Transparencia. Junto a ella, hemos impulsado en octubre de 2012 la reforma de la Ley de Financiación de Partidos Políticos, que establece nuevos límites para las donaciones y condonaciones de deudas de los partidos, así como nuevas obligaciones de transparencia. También hemos promovido la reforma del Código Penal, que incrementa la sanción penal de los gestores públicos y recupera la responsabilidad penal de los partidos políticos.

Este ha sido el inicio, pero debemos ir más allá. Propongo a todos los grupos parlamentarios de esta Cámara un amplio acuerdo en esta materia, que ayude a devolver la confianza de los ciudadanos en sus representantes.

Nuestro esfuerzo debe dirigirse a tres objetivos principales: endurecimiento de las penas, agilización procesal en casos de corrupción y aumento del plazo de prescripción de este tipo de delitos.

Porque la democracia no puede ser patrimonio de nadie y nadie puede abstenerse de la obligación de protegerla.

Ahora bien: una cosa es condenar y perseguir la corrupción por todos los medios. En eso, todos estamos de acuerdo. Otra muy distinta es sembrar, o ayudar a que se difunda, la especie de que España es un país corrupto, incluso de los más corruptos. Tengo que decirlo con toda firmeza: no es verdad que en España haya un estado generalizado de corrupción. Eso es una insidia.

Es necesario acabar con este clima que empieza a ser irrespirable. Y, desde luego, no se trata ni de ocultar, ni trivializar, ni olvidar. Esto es muy serio. Y los españoles, todos los españoles, tenemos derecho a poder confiar en nuestros representantes y en nuestras instituciones. Por eso, les propongo hoy un amplio acuerdo.

MODELO TERRITORIAL, CATALUÑA Y LA CONSTITUCIÓN

No hay nada que objetar a que ciudadanos o fuerzas políticas defiendan el modelo de estado que estimen oportuno y conveniente, siempre que lo hagan dentro del marco de la legalidad.

Lo que no es aceptable, y espero que en esto estemos todos de acuerdo, es que se tomen decisiones que vayan en contra de la propia Carta Magna. Y menos desde las instituciones. Esto, que es una deslealtad constitucional, contraviene un principio elemental del estado de Derecho: el sometimiento de todos a la ley.

Comencemos por respetar la Constitución y la Ley y luego hablaremos de lo que haga falta.

Quiero recordar, por último, que la Constitución española está abierta a su reforma; de hecho se ha reformado en dos ocasiones, la última hace un año y medio.

Pero, antes de plantear cualquier reforma, y existen en esta materia opiniones para todos los gustos, incluso dentro de esta Cámara, hay que tener muy claro qué se pretende reformar, si el momento es el más oportuno para hacerlo y si existe o no suficiente grado de consenso social y político para ello.

Digo esto porque la Constitución no se hizo al gusto de nadie en concreto, sino al servicio y con el acuerdo de todos.

CONCLUSIÓN

Hemos tratado de amortiguar los efectos devastadores de la crisis sobre los más débiles. Pero por más empeño que uno ponga, siempre se queda corto, muy por debajo de lo que uno desearía y muy por debajo de lo que las necesidades reclaman.

Hay quejas, por supuesto, pero también una convicción general de que, por duro que resulte, este es el camino inevitable.

Los españoles no son niños; son conscientes de las dificultades, saben distinguir perfectamente lo que les ayuda de lo que les perjudica, y no confunden lo que les gustaría con lo que les conviene.

Y porque lo saben, lo aceptan. De mejor o peor humor, con mayor o menor resignación, pero aceptan los sacrificios. Aceptan lo inevitable.

Ni la improvisación, ni los bandazos, ni la imprudencia, ni la impaciencia figuran en mi programa.

En resumen: Hemos perdido muchos empleos, nos han zarandeado toda clase de turbulencias económicas, ha costado mucho dolor... pero el barco no se ha hundido.

Este es el mejor resumen de todo lo que hemos logrado en un año: podemos encarar el futuro con seguridad porque hoy tenemos un futuro.

ESPECIAL PUBLICIDAD