hero image
HPES
Si cuidamos su memoria, el 15-M ser√° para siempre en la historia de Espa√Īa un hito de transformaci√≥n y de maduraci√≥n de nuestra democracia.
Las crisis que fueron el caldo de cultivo de la indignación siguen presentes en la agenda política e incluso se han visto agravadas con los efectos de la pandemia.
Quisimos cambiar el mundo sin banderas, ni símbolos, enarbolando la paz, reivindicándonos como seres humanos que se reconocen como iguales.
Se cumplen diez a√Īos del nacimiento del movimiento que cambi√≥ la pol√≠tica espa√Īola.
El 62% considera que las fuerzas pol√≠ticas surgidas del movimiento no han dado respuesta a su agenda, seg√ļn una encuesta exclusiva de YouGov para El HuffPost.
El movimiento que acaparó hasta la atención de la prensa internacional cumple una década.
Manifestaciones masivas, solidaridad a raudales, ansias de mejora compartidas... El cansancio y la desilusión cuajaron en un movimiento que contagió al mundo.
Políticos y personalidades describen aquellos días, lo que supuso el movimiento y lo que queda por hacer.
Los jóvenes saben mejor lo que fue, y entre los recuerdos de los más mayores se cuela el rechazo a Pablo Iglesias.
El movimiento de los indignados contado una década después.
Integrantes del movimiento ciudadano que surgió a raíz de los quincemayistas analizan qué queda de todo aquello.
Sabemos lo que piensas. Por supuesto que había más de una quincena.