BLOGS
03/06/2018 21:13 CEST | Actualizado 04/06/2018 18:00 CEST

Las 12 pruebas de Hércules de Pedro Sánchez

EFE

El relato épico de Pedro Sánchez da para glosarlo como la mitología griega hizo con los famosos 12 trabajos de Herácles, adoptado como Hércules por los romanos.

Se trata de tareas sobrehumanas que tras su consecución le condujeron a la divinización. Seis de ellas ya las ha superado. Ahora le falta la otra mitad para ganarse un hueco entre los mitos de la historia.

La proeza de haber logrado sacar al PP del Gobierno, los antiguos griego la hubieran novelado de esta manera:

Las que ha superado

1. Su primera batalla, el simil a matar al León de Nemea y despojarle de su piel, la libró en junio de 2014 al enfrentarse a Eduardo Madina en las primeras primarias del PSOE. Sánchez se atrevió a concurrir, a pesar de que nadie daba un duro por él, tras la negativa de Eduardo Madina a aceptarle en su terna. Si se presentaba, se aseguraba un escaño en la próxima legislatura.

Madina, que era el candidato de Zapatero y Rubalcaba, se consideraba tocado por la mano de los popes socialistas y confiaba en ganar holgadamente sin mayor esfuerzo. Tan seguro de su supremacía como un león.

Sánchez, sin apenas posibilidades se echo a la carretera y se peinó hasta la agrupación más pequeña. El empujón necesario para ganar, se lo proporcionó Susana Díaz para quien Rubalcaba y Madina eran los rivales a batir. La idea era que se arriesgara él, dado que no tenía nada que perder, y cederle luego a ella la candidatura a las generales. Lo cual, llegado el momento, no sucedió.

Wikipedia

2. Matar a la Hidra de Lerna. Desde el instante en que Susana Díaz se sintió traicionada, se convirtió en la hidra más feroz. Para lo cual no dudó en alinearse con sus adversarios como Madina, Rubalcaba y Zapatero. Dejando a un lado sus diferencias, llegaron a la conclusión de que el diputado raso al que confiaban en manipular, era menos manejable de lo esperado. Y había que combatirle con todas sus fuerzas y humillarle para que no volviera a levantarse. Como no parecía dispuesto a doblegarse, llamaron a toda la caballería y el aparato y la vieja guardia acudieron en su ayuda para librar al partido de semejante personaje, que se había erigido en adalid de la militancia, como si esa panda de ningunis pudiera plantar cara a la aristocracia socialista.

En una bochornosa ejecutiva del 1 de octubre de 2016, la hidra y sus aliados, incluidos algunos de los hombres clave de Pedro que se habían cambiado de bando, creyeron haberle vencido al forzar su dimisión. Sin embargo, esa batalla también la había ganado.

Wikipedia

3. Capturar a la Cierva de Cerinea. A finales del mes octubre, Sánchez entrega su acta de diputado, justo el día antes de la votación de investidura de Mariano Rajoy, a la que él se oponía y que la gestora socialista facilitó. Antes de elegirle presidente renunciaba al escaño. Ese día se ganó el favor de los militantes. Pocos políticos profesionales están dispuestos a olvidarse del cómodo sueldo de diputado, con las puertas de las empresas privadas cerradas al líder que pretendió pactar con Podemos y los nacionalistas para evitar que el PP siguiera en Moncloa. Un gesto que alimentaba su propio relato.

Wikipedia

4. Capturar al Jabalí de Erimanto. A principios de 2017 volvió a la arena política. Sería la batalla definitiva. A cara descubierta con Susana Díaz, quien cometería el mismo error que Madina tres años antes, pensar que a Sánchez se lo comería de un bocado. Se forzó al partido al completo a formar parte del ejercito de los Lanister, dejando a Pedro el papel de Jon Nieve, un bastardo sin derechos dinásticos. Cualquiera sabe que es más fácil identificarse con el aparente perdedor que con los poderosos. Ese es el éxito de los cuentos de hadas. Un pequeño indefenso que es capaz de enfrentarse el solito al malo malísimo y vencerle.

Por segunda vez, los militantes le dieron su confianza. Y capturó a su presa confinándola en su jaula de cristal andalusí.

Se iniciaba una tregua forzosa de cara a la galería, aunque soterradamente la batalla continuaba como en los túneles de Hawkins, donde el demogorgon acecha.

Wikipedia

5. Limpiar los establos de Augías en un solo día. Los medios de comunicación han sido su siguiente prueba. Con la práctica totalidad del espectro mediático en contra, pues ni siquiera Pablo Iglesias ha recibido tantas descalificaciones, Sánchez siguió adelante. Demostrando que el cuarto poder ha perdido parte de su influencia.

En los bares, en los mercados o en las oficinas, resultaba difícil comprar que era mejor que siguiera Rajoy porque representaba la estabilidad frente al caos. El mantra del gobierno monstruo, del miedo de los mercados, no ha logrado calar en una ciudadanía que había entregado su voto a los partidos progresistas para sacar al PP de Moncloa y habían fallado. La vuelta a la movilización de las mujeres, de los jubilados, o las protestas contra condenas incomprensibles, ha puesto las pilas al establishment que se sienta en los escaños. Y ni los grandes titulares advirtiendo del supuesto peligro que conllevaría el éxito de la moción ni las tertulias incendiarias han logrado parar la limpieza.

Wikipedia

6. Matar a los Pájaros del Estínfalo. Y llegó el día matar a dos pájaros de un tiro. Literal. El primero lo derribó el 31 de mayo por la mañana. Rajoy y toda la bandada. No tuvieron ni tiempo de darse cuenta. El shock les plegó las alas. Los graznidos mutaron en silencio por la tarde, cuando el todavía presidente se parapetó en un bar, como si fuera su nido.

El segundo pájaro cayó por la tarde, plegó su plumaje y se vio solo y sitiado. Hércules se soltó el botón del traje y tan seguro de su estatus se sentía que a punto estuvo de pedir al bedel que en lugar de un vaso de agua, echara un chorro de whisky. Disfrutó de la pieza antes de abatirla. Y habiendo logrado superar la mitad de las pruebas, se dedicó a reflexionar sobre cómo encarar las siguientes.

Wikipedia

Las pruebas que le falta superar

7. Capturar al Toro de Creta. Cataluña es su primera prueba de fuego. El Toro de Creta se llama independentismo y Sánchez intentará capturarlo, como Hércules hizo con permiso de Minos, pero el toro es tan fiero que la cuestión es saber si será capaz de transportarlo por la península. El héroe greco-romano condujo el Toro a través del Egeo hasta Micenas y con mucha suerte, Sánchez puede llevar la furiosa bestia independentista hasta el Congreso, como hizo Zapatero. Pero si la diosa Hera no quiso un monstruo tan grande igual la Cibeles de Madrid tampoco. Teseo mató al toro en Maratón, pero ese ya es otro héroe amigo de Hércules, que murió antes que él. Si trae al independentismo al Parlamento, casi será como si lo hubiera capturado, pero con un hilo en vez de con una soga.

.

8. Robar las Yeguas de Diomedes. Los Presupuestos pueden ser Diomedes, el dueño de las yeguas que comen carne humana. Según Sánchez-Hercules, las yeguas de esos Presupuestos se llaman desigualdad, precariedad, recortes sociales, pensiones...Y sin embargo ha tenido que aceptarlos y veremos si los doma o se transmuta en el mismísimo Diomedes, cuyo cuerpo fue arrojado a las yeguas. Si Sánchez logra sobrevivir con esos Presupuestos de recortes, incluso puede que llegue a las elecciones generales con ventaja. Aunque el PP, como se temían los asesores económicos de Sánchez, ya ha avisado de que le puede devolver la patata caliente desde el Senado y obligarle a pasarse el tiempo que queda de legislatura tratando de poner de acuerdo al Congreso.

.

9. Robar el cinturón de Hipólita. Sánchez tendrá que aprovechar el enamoramiento de Pablo Iglesias (Hipólita) que le ha dado el cinturón mágico e intentar que los arrumacos no sean tan breves como lo que todo el mundo augura. Incluso el Hércules del PSOE tendrá que demostrar que es capaz de engatusar también a las hermanas de Hipólita Iglesias, (los otros 7 partidos que le apoyan) mientras les hace tragar sapos cada día.

En Podemos han captado que sus votantes exigían pactar, pero solo tienen un año para dejar en evidencia a Sánchez y erigirse en los salvadores de la izquierda. Así que tratarán de recuperar el cinturón, lo que no se prevé muy complejo, y al nuevo presidente le corresponderá robarlo y ceñirlo de tal manera que no haya quien pueda arrancárselo.

.

10. Robar el ganado de Gerión. Tendrá que robarle el ganado al monstruo Gerión, en este caso el PP, bestia feroz cuando está en la oposición, capaz de destruir a cualquiera. Superar el continuo "váyase señor Sánchez, que usted no está legitimado porque no le votó nadie". Mientras el monstruo de tres cuerpos que es el PP continúa dale que te pego, el nuevo presidente tiene que sustraerle las reses con sigilo y aprovechar para que los jubilados indignados quieran darle los votos que tradicionalmente iban para el PP.

Dado que no cuenta con grandes expectativas electorales, deberá también buscar ganado en los pastos de Ciudadanos y Podemos. Esos nuevos votantes que tanto les cuesta calar a los demóscopos y que decidirán quién habita en la Moncloa la próxima legislatura.

Y mientras pastorea, habrá de emprender la compleja tarea de que su propio ganado siga su senda. Con un grupo parlamentario elegido por la gestora, absolutamente conmocionado al ver al rival interno nada menos que convertido en presidente y dispuesto a combatirle con todas sus fuerzas, lograr que no dinamiten su labor desde dentro será una labor titánica y de guante blanco.

.

11. Robar las manzanas del jardín de las Hespérides. Tendrá que lograr que Europa (el Banco Central sobre todo y Bruselas) se convierta en su Atlas particular, le acompañe a robar las manzanas de oro y se quede sujetando el cielo, mientras él va a entregarle las preciadas manzanas dorada al monstruo más peligroso de todos, los mercados y la prima de riesgo, insaciables, exigentes, manipuladores del planeta.

En el terreno económico, ha llegado la hora de dejar de dar vueltas al pacto de Toledo y alcanzar un acuerdo para garantizar las pensiones . Urge también que el mercado laboral revierta la situación en que las reformas laborales del PP lo han convertido, para que la precariedad y la temporalidad den paso a estabilidad y empleos dignos. Lograr que las grandes empresas y el Ibex tribute como corresponde y entregue las manzanas de oro a Hacienda.

.

12. Capturar a Cerbero y sacarlo de los infiernos. Capturar a Cerbero, el perro de los Infiernos, es el trabajo más complicado de Hércules. Hay que bajar a los infiernos y es lo que tendrá que hacer Pedro Sánchez con los nacionalismos en España, el catalán y el españolista. Si el primero está encabezado por un dos personajes como Puigdemont y Torra (el último un declarado supremacista) los dos segundos los lideran Mariano Rajoy (por ahora) y Albert Rivera, ambos dispuestos a destrozarse entre sí y a Sánchez, a costa de despertar el nacionalismo españolista más patriotero, con aroma puro y duro a franquismo, a otras épocas tenebrosas, basadas en los instintos más bajos de la gente. Todo eso arde en los infiernos y Sánchez tendrá que llevar mucho agua, hielo y una barca mejor que la de Caronte.

.

NOTICIA PATROCINADA