Apoyó al acosador de Puente y dijo que Sánchez debería salir en un maletero: todas las 'perlas' de Miguel Tellado

Apoyó al acosador de Puente y dijo que Sánchez debería salir en un maletero: todas las 'perlas' de Miguel Tellado

El nuevo portavoz del PP en el Congreso tiene una hemeroteca repleta de polémicas. Hasta la Delegación del Gobierno en Galicia le llegó a bloquear en las redes sociales por sus "descalificaciones".

Miguel TelladoEuropa Press via Getty Images

Feijóo apuesta por la línea dura. El presidente del PP ha elegido este lunes al diputado Miguel Tellado como nuevo portavoz de su partido en el Congreso en sustitución de Cuca Gamarra, que mantendrá su puesto de secretaria general. El dirigente gallego, uno de los fieles aliados de Feijóo en Galicia durante su etapa como presidente de la Xunta, ha protagonizado en estos últimos meses incendiarias declaraciones y ataques polémicos contra el Gobierno de Sánchez. Una muestra clara del tono agresivo que Feijóo quiere infundir a partir de ahora a un cargo tan importante como la portavocía del partido en el Congreso. 

Tellado, licenciado en Ciencias Políticas,  cuenta con una amplia experiencia política. Fue secretario general del Partido Popular de Galicia entre 2016-2022 y director de las dos últimas campañas electorales en esa comunidad donde Feijóo consiguió mayorías absolutas. Tellado también ha sido portavoz del PP en Galicia, diputado autonómico desde 2012 a 2022, senador por designación autonómica en la XIV legislatura y ahora es diputado en el Congreso. Durante sus primeros años de experiencia laboral llegó incluso a ser periodista en varios medios de comunicación de la comarca de Ferrol.

Su salto a Madrid ha estado trufado de polémicas. Este mes de septiembre, sin ir más lejos, defendió públicamente a un joven que acosó en un AVE al socialista Óscar Puente cuando éste se dirigía a la sesión de investidura de Feijóo. “Son matones de patio de colegio. El nivel de chulería y agresividad de este PSOE es intolerable. Ya no pueden salir a la calle. Por eso Sánchez viaja en Falcón”, escribió en Twitter al conocerse la noticia. 

El PSOE exigió la dimisión de Tellado al considerar que con esas palabras justificaba “la violencia y la intimidación”. Pero sus críticas fueron avaladas durante el resto de aquel día por el vicesecretario de Cultura, Borja Sémper, o el vicesecretario de Acción Institucional, Esteban González Pons.

De hecho, Tellado rebajó el incidente a una "crítica" de un pasajero. “Óscar Puente no ha sido víctima de una agresión. Vemos en el vídeo cómo Puente no sabe encajar la crítica de un ciudadano sobre el apoyo del PSOE a la amnistía. Y provoca un retraso de 20 minutos en un transporte público, exigiendo de malas formas que la policía lo baje del tren (¿abuso de poder?). Mi crítica es contra el matonismo de este PSOE, retratada en la violencia verbal (Puente) y física (Viondi) que hemos visto esta semana. Todo lo demás es una tergiversación del equipo de opinión sincronizada del PSOE”, dijo.

Lucas Burgueño, el hombre al que defendió Tellado, se encuentra actualmente en prisión por incumplir una orden de alejamiento respecto de sus padres, a los que, supuestamente, amenazó y trató de extorsionar. También está acusado de otros numerosos delitos. Pero pese al curriculum delictivo del sujeto, Tellado no ha pedido todavía disculpas por el apoyo que le brindó.

Pero hay más. En pleno clima de hostigamiento a las sedes socialistas de toda España por la ley de amnistía, Tellado aseguró que Sánchez se había convertido "en una amenaza para la democracia" e incluso dijo que el presidente "debería irse del país en un maletero". Unas palabras que fueron duramente criticadas por Patxi López hace dos semanas en el debate de investidura de Sánchez. 

Seguimos tirando de hemeroteca. Durante su etapa en Galicia usó la tribuna del Parlamento para relacionar al Bloque Nacionalista Galego con el Comando Barcelona de ETA y, tras unas elecciones, le dijo al secretario general del PSOE en Galicia, Gonzalo Caballero, que en Ferraz estaban "tallando una caja de pino" para enterrarle. A la izquierda nacionalista también les llamó "calzonazos" o "vendidos". 

Pero no sólo tiene "chascarrillos" - como él los denomina - para la izquierda. En la última campaña de Feijóo, también animó a los simpatizantes del PP a "meter la mano en los buzones de los vecinos" para coger y tirar la propaganda de Vox. Tras las críticas recibidas, ahí sí dijo que su comentario fue "inadecuado". 

En su discurso no faltan los tópicos habituales del PP contra Sánchez: ETA, Venezuela, Cataluña… Su forma crispada de entender la política es tal que hasta la Delegación del Gobierno en Galicia llegó a bloquearlo en Twitter por sus "descalificaciones" en 2021.