Ayuso consuma el 'tijeretazo' a los derechos trans y LGTBI: "Ataca a nuestra dignidad y a la democracia"

Ayuso consuma el 'tijeretazo' a los derechos trans y LGTBI: "Ataca a nuestra dignidad y a la democracia"

Asociaciones y activistas claman contra la reforma. Carla Antonelli, senadora y diputada de Más Madrid y principal impulsora de la normativa trans madrileña, carga contra ella con dureza: "Es una barbaridad, un atropello y una indecencia".

Banderas Trans y LGTBI frente a la Puerta del Sol.SERGIO COTO / HUFFPOST

Mientras todas las cámaras y los focos miraban a La Moncloa y a los altercados que se producían en Ferraz, el PP de Isabel Díaz Ayuso aprovechó la ocasión para registrar, por la vía de urgencia, una propuesta de ley con la que cambiar 15 textos legislativos, una de sus propuestas electorales. Entre ellos, recortando una parte importante de las leyes trans y LGTBI de la región.

Unas modificaciones que, finalmente, han salido adelante este jueves en la Asamblea de Madrid, gracias a la mayoría absoluta que tienen los populares en el Parlamento autonómico y el apoyo de Vox. Algo que supone el primer retroceso de derechos de ambos colectivos en lo que va de democracia.

Las amenazas durante la pasada legislatura, con Vox como socio, fueron constantes, pero no ha sido hasta ahora cuando Ayuso, que ya no necesitaba a la ultraderecha, ha actuado por iniciativa propia borrando algunos apartados que aparecían en ambas normativas.

Un paso que establece unos cambios por los que asociaciones, activistas y hasta la propia impulsora y redactora de la ley trans madrileña, Carla Antonelli, claman: "Es una barbaridad, un atropello y una indecencia. Nos deja a los pies de los caballos".

Los cambios en las leyes trans y LGTBI

Algunas de estas modificaciones han sido, directamente, eliminaciones de algunos de los artículos y términos que ya se habían incluido en la ley aprobada en 2016 por el propio PP, como la de eliminar la prohibición de las terapias de conversión en el caso del colectivo trans.

En el ámbito de la infancia, desde ahora los menores trans de la región sólo podrán empezar su tratamiento si reciben "apoyo de los profesionales de salud mental infanto-juvenil" y "será imprescindible un informe favorable". Las organizaciones tampoco seguirán impartiendo la formación a los profesionales de los centros educativos para garantizar el derecho a la educación de los menores LGTBI.

La decisión de este jueves hace desaparecer la inversión de la carga de la prueba y se deroga el derecho al reconocimiento de la identidad de género manifestada de forma libre, así como ocurre con el libre desarrollo de la personalidad o ser tratado con conformidad a la identidad de género.

La derogación del artículo 7 obliga a que las personas trans deban esperar a la hora de modificar su DNI, gracias a lo que recoge la ley trans estatal, para adecuar su documentación autonómica a su identidad de género. También se pone fin al código sancionador específico para las infracciones que vulneren o ataquen los derechos de las personas trans e intersexuales.

Tu navegador no tiene un plugin para PDF, puede descargarlo aquí Modificación ley LGTBI de Ayuso

Mientras que en la ley trans madrileña desaparecen las menciones a "autodeterminación" y "autodefinición", en la ley LGTBI se pone fin a los términos “personas trans” e “identidad de género” a cambio de “transexuales”, “transexualidad” o “condición sexual”.

Se deroga la creación del Consejo LGTBI o el Centro de documentación y memoria histórica de la Comunidad de Madrid, mientras que también se elimina la contribución de las instituciones y los poderes públicos madrileños a la visibilidad al colectivo en Madrid.

Un "grave retroceso" en la protección de derechos

Asociaciones y activistas no tardaron ni 72 horas en salir a la calle a protestar por los cambios planteados por el Ejecutivo de Ayuso y reunió a unas 1.200 personas, según Delegación del Gobierno, y 10.000 según los organizadores, en la Puerta del Sol.

Arcópoli, una de las asociaciones en la lucha contra LGTBIfobia y en defensa del colectivo, ya ha denunciado que los cambios suponen un "grave retroceso" en la protección y en el "reconocimiento de los derechos de las personas LGTBI en la región".

"La derogación de estos artículos, que abordan temas esenciales como la educación, la atención sanitaria, el deporte y la visibilidad, representa un ataque directo a los avances logrados en la lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género", explicó la organización en un comunicado.

Carla Antonelli, diputada, senadora de Más Madrid, e impulsora y redactora de la ley trans madrileña, no da crédito a lo que ha hecho Ayuso con los derechos del colectivo y no le tiembla la voz a la hora de calificarlo con múltiples adjetivos.

Me parece indecente, una abominación, una ignominia. Yo fui la ponente de esa ley. Fui quién reunió a todos los colectivos. Con ellos trabajamos el texto para esa ley, junto con los demás partidos de la oposición. Es un atentado contra la dignidad y los derechos de un colectivo", critica, en una conversación telefónica.

Su indignación no puede ser mayor y sus palabras contra la presidenta de la Comunidad de Madrid desprenden el dolor de las decisiones adoptadas. "Estamos hablando de una revanchista, Ayuso, que va a poner al colectivo a los pies de los caballos. Es de una sinvergonzonería absoluta. No es la representante digna de todos los madrileños. Es una barbaridad, es un atropello, una indecencia. La presidenta de la Comunidad de Madrid es una pendenciera”, reprocha.

Es de una sinvergonzonería absoluta. No es la representante digna de todos los madrileños. Es una barbaridad, es un atropello, una indecencia
Carla Antonelli, diputada y senadora de Más Madrid

Unas calificaciones muy similares a las que verbaliza la activista Mar Cambrollé, que no duda en reconocer que las medidas de la presidenta autonómica van en muy consonancia con su “impronta” que “más que parecer una derecha moderada es una ultraderecha”. “Es una ofensa al trabajo y a la conquista de derechos. Es la primera vez que ocurre en democracia", señala.

Cree que Ayuso vive “de espaldas” a la sociedad, a los estándares de la UE y al dictamen de la OMS que “ya despatologiza las entidades trans en 2018”. “Ha sido una maniobra de propaganda ultraderechista”, recrimina.

Las “torturas” de las terapias de conversión

Es en uno de esos puntos, el de “revivir las terapias de conversión”, en el que Cambrollé no tardar en advertir de que se tratan de “unas torturas” contra las personas del colectivo.

La activista avisa de que el objetivo es que se presenten los recursos de inconstitucionalidad “para frenarlo desde lo jurídico”. “Lo que ha querido es mutilar la ley para retrotraernos a los peores tiempos de la dictadura franquista”, añade.

Lo que ha querido es mutilar la ley para retrotraernos a los peores tiempos de la dictadura franquista
Mar Cambrollé, activista

Cambrollé cree que los recortes del PP de Madrid atentan “contra nuestra dignidad” y reclama que la gente tenga “memoria”. "Todos los derechos que hemos conseguido han sido ganados a pulso, poniendo el cuerpo, la cara y habiendo conseguido ensanchar la democracia y mejorar nuestro país”, destaca.

Carla Antonelli va más allá y cree que las excusas utilizadas por Ayuso son “estupideces” para “niños pequeños”. “Aquí, lo que hay, es un uso y un abuso de poder, además, de manera rastrera y cobarde, que pretende patologizarnos y eliminar la autodeterminación", justifica.

"Nos ha puesto una diana en la espalda”

La histórica activista considera esta reforma es el motivo por el que el otro día dijo lo de "golpe con golpe". "Lo que ha venido a decir es que ‘ustedes sacan una ley de amnistía, pues yo impongo leyes’. Nos ha puesto una diana en la espalda", acusa.

La diputada de Más Madrid muestra su malestar por la actitud que la presidenta madrileña lleva mostrando desde hace un tiempo, como lo que ocurrió con el “hijo de puta” que soltó contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso. “Si vamos a normalizar que se diga ‘hijo de puta’ en las instituciones, apaga y vámonos", añade.

Tampoco duda en responder a las palabras con las que Ayuso trató de justificar la reforma, asegurando que no iban a quitar ningún derecho porque “todos están en la propia Constitución”. Algo que Antonelli tacha de “sandez” porque, si todos los derechos ya vienen en la Constitución, habría que cerrar los parlamentos.

Mar Cambrollé reconoce que algunos de los cambios aplicados por la Comunidad de Madrid no afectarán de forma directa al colectivo porque "hemos hecho bien los deberes con la ley trans estatal". "Es una ley superior y deberá cumplirla. Además de vivir de espaldas a la sociedad y a Europa, vive de cara al sol", sentencia.

Ayuso ha dado el paso y ha sacado adelante una reforma de las leyes trans y LGTBI que provoca los primeros recortes en derechos de los colectivos. Desde el Gobierno, Pedro Sánchez, ya respondió en su discurso de investidura, denunciando lo ocurrido y comprometiéndose a impulsar un pacto de Estado que considera "más necesario que nunca".

También te puede interesar...