Alerta mundial por las consecuencias de un fenómeno severo sin precedentes que azota la Tierra

Alerta mundial por las consecuencias de un fenómeno severo sin precedentes que azota la Tierra

El pasado domingo la Tierra fue azotada por una tormenta geomagnética de grado 4 causada por una eyección de masa coronal proveniente del Sol.

Representación libre del inicio de una tormenta geomagnéticaCopilot

El pasado domingo 24 de marzo de 2024 la Tierra fue azotada por una tormenta geomagnética de grado 4, catalogada como severa, marcando un hito en la intensidad de estos eventos que golpean nuestro planeta. La causa detrás de este fenómeno sin precedentes ha sido una eyección de masa coronal (CME) proveniente del Sol.

La CME impactó el campo magnético terrestre, desencadenando una serie de fenómenos previsibles, tales como auroras boreales y australes, interrupciones en las comunicaciones vía radio y satélite, así como fluctuaciones en las redes eléctricas con potencial de afectar a nivel global.

Matthew Cappucci, científico atmosférico, autor y meteorólogo, ha explicado: "Una tormenta geomagnética de severidad notable (nivel 4 de 5) está actualmente afectando a nuestro planeta. La llegada de la CME, de rápida movilidad, sorprendió al llegar más de 12 horas antes de lo previsto. Se anticipa que las auroras serán visibles en vastas extensiones de Europa y Asia, incluso en latitudes medias del hemisferio norte".

Las consecuencias de una tormenta geomagnética

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

Es de suma importancia considerar que los efectos de una tormenta geomagnética de grado 4 pueden variar dependiendo de la región y la infraestructura local. Las áreas ubicadas en latitudes elevadas, como el Ártico y la Antártida, son particularmente susceptibles a estos fenómenos.

  • Redes eléctricas: Pueden inducir corrientes eléctricas en las infraestructuras, ocasionando daños en transformadores y otros equipos.
  • Comunicaciones: Interrumpen los sistemas de comunicación vía radio y satélite, con potencial afectación en redes de telefonía móvil, internet y televisión.
  • Transporte: Impactan en los sistemas de navegación GPS, perturbando tanto el transporte aéreo, marítimo como terrestre.