BLOGS
14/06/2012 10:13 CEST | Actualizado 13/08/2012 11:12 CEST

Antivirus, ¿sirven para algo?

Usar un (buen) antivirus nos ofrece la seguridad de que todo aquello que haya sido investigado no nos va a afectar. Debes usar tu sentido común, evitar correr riesgos, y no descargar contenido de sitios no fiables.

En mi día a día es muy frecuente que surja esta pregunta en numerosas ocasiones, normalmente va a acompañada de frases como: "Yo (o ponga usted cualquier otra persona allegada) tengo antivirus y el otro día me entró uno".

Si a esa discusión se le da el suficiente pábulo, es casi seguro que empezarán a surgir leyendas negras tales como: "Yo creo que los virus los crean las propias casas antivirus", y cosas de ese estilo que, por cierto, son absolutamente falsas y producto de la conspiranoia más rancia.

Voy a tratar de explicar que es un antivirus y que podemos esperar de él. Tomando como referencia nuestro mundo actual, los antivirus serían el análogo a las vacunas. A todos en algún punto de nuestra vida nos han puesto una, se basan en un conocimiento previo (y esto es lo importante) de una enfermedad, lo que a su vez permite generar una contramedida que impide que esa enfermedad nos afecte.

Los países que conforman nuestro mundo serían el análogo a las casas antivirus. No todos los países (bien por recursos o bien por falta de tecnología) tienen los mismos programas de vacunación. Evidentemente un país como España podría considerarse un buen país a ese nivel y también los hay donde esos programas de vacunación son bastante pobres. Por tanto, ni todos los motores de antivirus son iguales, ni todos los países protegen por igual a sus súbditos (afortunadamente en el mundo de los antivirus resulta muy fácil cambiar de 'país')

Entonces, ¿qué puedo esperar de mi antivirus? La respuesta sería una protección adecuada frente a las amenazas más comunes que estén controladas, usar un (buen) antivirus nos ofrece la seguridad de que todo aquello que haya sido investigado no nos va a afectar, lo que supone, de entrada, habernos quitado de encima un buen número de amenazas.

Para escoger un buen antivirus, una buena referencia son las comparativas de Virus Bulletin y asegurarse siempre que el motor antivirus que estemos usando haya obtenido la certificación Virus 100.

Pero, ¿qué pasa con las amenazas no controladas, bien porque sean excesivamente recientes o porque no hayan tenido la repercusión suficiente como para haber sido analizadas? En ese caso: no hay defensa posible, tu equipo se infectará y será comprometido.

Por seguir con la analogía, imaginemos que nuestro mundo está acechado por muchas cédulas terroristas con biotecnología muy puntera que generan mucha actividad vírica. Evidentemente, si tienes la mala suerte de pasar por el lugar inadecuado en el momento equivocado, 'la has cagado'. En este escenario, por encima de todo, has de agudizar tu sentido común para no viajar a zonas especialmente conflictivas donde la seguridad brille por su ausencia. Es fácil determinar qué zonas tienen mayores garantías para nuestra seguridad y cuales no.

En el mundo digital, las zonas mas conflictivas y peligrosas son las páginas con contenido sexual, sitios de descarga de programas piratas y webs de esa ralea.

No obstante, existe un axioma a tener siempre en cuenta: tanto en el mundo virtual como en el mundo real, la seguridad al 100% no existe, igual que hemos sido testigos de actos terroristas en sitios donde parecía imposible que sucediesen, en el mundo virtual se han dado casos de compromisos a webs absolutamente legítimas desde las que se han distribuido virus y malware. Como ejemplos tenemos la web del New York Times o la web del mismísimo Apple.

Conclusión: usar un antivirus es necesario y beneficioso, pero por encima de eso, si quieres evitar ser un "paciente 0" y que tu antivirus aun no haya investigado una contramedida, debes usar tu sentido común, evitar correr riesgos, no descargar contenido de sitios no fiables y tomarte tu tiempo para pensar cada vez que aparece una ventana "OK/Cancel" en la pantalla de tu ordenador.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST