POLÍTICA
30/05/2012 12:39 CEST | Actualizado 30/07/2012 11:12 CEST

Fernández Ordóñez: Que para la "campaña de desprestigio" contra el Banco de España

EFE

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha denunciado hoy 'una campaña de desprestigio' contra el organismo supervisor y ha advertido de que podría dar una rueda de prensa y contarlo 'todo', aunque no lo hará porque sería una 'irresponsabilidad'.

Es 'evidente' que ha habido una campaña de desprestigio del Banco de España, ya que se ha dicho que 'no ha sabido supervisar' o 'no ha entendido' la situación, ha lamentado el gobernador ante los medios tras intervenir en la Comisión de Presupuestos del Senado.

Por eso, considera que el Banco de España debería dar su versión, aunque entiende que ahora no sea el momento si así lo ha decidido el Gobierno, con su mayoría parlamentaria, con la que ha impedido que Fernández Ordóñez comparezca en el Congreso.

En su opinión, en este momento el Gobierno atraviesa un momento 'delicadísimo', con la prima de riesgo disparada, por ello cree 'capital' dejar absolutamente al Ejecutivo la gestión de esta situación 'complicadísima', ha explicado.

De este modo, si el Gobierno cree que no es el momento de que dé su versión sobre 'los gestores, los auditores, las comunidades autónomas, los sindicatos o las restricciones de las leyes', así como sobre la gestión de la última parte de la crisis, Fernández Ordóñez lo acata por 'responsabilidad'.

En cualquier caso, ha considerado que no se puede orquestar una campaña de desprestigio sin que pueda contestarse, por lo que confía en que en el futuro pueda hablar, aunque ya no sea gobernador, pues abandonará su cargo el próximo 10 de junio, un mes antes de lo previsto.

En otros países, ha recordado, hay comisiones simplemente para ver qué pasa y dar la versión de cada uno para que así el ciudadano pueda juzgar perfectamente, sin que sea necesario crear 'comisiones de investigación'.

Pero ha insistido en que no va a decir nada de lo que piensa sobre el sistema financiero 'hasta el momento que se considere razonable', sin que esa decisión deba poner en cuestión la independencia del Banco de España, ha explicado.

La independencia del supervisor y del gobernador es importante para proteger a estas instituciones y que 'no todo lo decida el Gobierno'.

Es importante que haya entidades fuera de la lucha política y, para evitar que el Gobierno presione a los órganos reguladores, hay que garantizar la independencia del organismo, ha argumentado.

En el momento de su nombramiento hace seis años, el PP puso en cuestión esa independencia porque Fernández Ordóñez era secretario de Estado de Hacienda con el ministro Pedro Solbes.

NUEVOS TIEMPOS