ECONOMÍA
29/06/2012 21:23 CEST | Actualizado 29/06/2012 21:23 CEST

"Pido perdón a mis clientes por haberles vendido acciones de Bankia"

La Junta de Accionistas de Bankia se ha celebrado en medio de tensión y con la representación del 59,6% del capital social. Los participantes han aprobado el plan de saneamiento de la entidad y han votado en contra del informe de gestión de 2011.

A propuesta de los accionistas minoritarios, se han planteado varias acciones de responsabilidad social contra el anterior y el actual consejo y contra Rodrigo Rato y José Luis Olivas que han sido rechazadas.

Tras la constitución de la junta y la intervención del presidente, José Ignacio Goirigolzarri, quien fue abucheado, han intervenido unos 80 pequeños accionistas. La mayoría eran personas jubiladas o sus hijos en su nombre, y ha acusado a la entidad de haberles estafado al transformar sus ahorros en acciones y ha reclamado el reintegro total de su capital.

Una de las intervenciones más significativas ha sido la de Francisco Xavier Carbelleda, director de una oficina de Bankia (antes Caixa Laietana), y ha pedido perdón a sus clientes por haber vendido acciones. “Quiero pedir perdón a mis clientes, accionistas de Bankia, por haberles vendido acciones. Es verdad que me basé en la información que mis superiores me facilitaron y que se ha demostrado fraudulenta. Por primera vez en mi larga vida laboral siento que les he defraudado”, ha expresado.

El edificio en el que se ha celebrado la junta ha estado fuertemente vigilado durante toda la jornada por la policía y seguridad privada en el interior, y algunos de sus accesos se han vallado.

En sus inmediaciones se han concentrado a mediodía empleados del sindicato SATE y la plataforma STOP Desahucios, que han realizado una cacerolada.

A la Junta han asistido algo más de 3.400 accionistas, que se han repartido en tres salas para poder seguir la reunión.

El portavoz de la Asociación de Afectados por Bankia (Apacbank), Ricardo Torres, ha denunciado la opacidad con la que a su juicio captaron capital las entidades de Bankia y ha afirmado que la salida a bolsa se efectuó sobre unos estados financieros falsos, que escondían “importantes agujeros financieros”.

En la misma línea se ha expresado el secretario de la Asociación Española de Accionistas Minoritarios, Javier Cremades, quien ha rechazado las cuentas anuales que ha presentado hoy el presidente de Bankia, porque han producido “graves perjuicios patrimoniales a los accionistas”.