POLÍTICA
16/08/2012 09:38 CEST | Actualizado 15/10/2012 11:12 CEST

La mayoría de los vecinos de La Gomera vuelven a casa tras los incendios

AFP

El incendio de La Gomera se frena y los vecinos, por fin, pueden volver a casa. Las condiciones meteorológicas están ayudando a que se haya podido controlar el fuego en Tenerife y que el de La Gomera, que ha afectado a los habitantes de varias localidades de la isla, se haya detenido.

El avance del incendio de La Gomera es "nulo o muy corto", aunque aún costará apagarlo, según ha explicado el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, Javier González Ortiz. Aunque los alisios no han entrado en la forma prevista, ha soplado el viento de manera que se ha podido parar el frente, aunque aún queda "fuego de suelo".

Sólo 150 vecinos permanecen desalojados, después de que se haya autorizado el regreso de los habitantes de Vallehermoso, además de los de Las Hayas, Banda de Rosas, Los Loros, y las familias afectadas de Valle Gran Rey.

El Gobierno de Canarias sospecha que "algunos" de los ocho conatos de incendio forestal de hoy en las islas son intencionados y ha pedido colaboración ciudadana con los cuerpos y fuerzas de seguridad para investigarlos. El presidente autonómico, Paulino Rivero, ha reclamado que se detenga a los culpables de los incendios para evitar "un calvario".

CONTRADICCIONES ENTRE LA GUARDIA CIVIL Y LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

El miércoles por la noche la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, señaló que la Guardia Civil trabaja en varias líneas de investigación sobre el origen del incendio y que ya ha practicado algunas detenciones.

La Guardia Civil, sin embargo, ha explicado este jueves que en las últimas horas han tomado declaración a varias personas pero que no han practicado ninguna detención.

La delegada rehusó dar detalle alguno sobre esas detenciones, como el número de arrestados, quiénes o cuál es su grado de implicación, alegando que eso "puede perjudicar a la investigación", pero recalcó que la Guardia Civil está poniendo todo el celo exigible para intentar aclarar el origen del fuego.

"Hay detenciones, pero que haya una detención no significa que esa persona sea culpable. Se tiene que seguir investigando y ni siquiera significa que sea intencionado, porque puede haber diferentes grados. No es lo mismo que uno prenda fuego a que uno esté en una barbacoa y cometa una negligencia", añadió.

ESPACIO ECO