POLÍTICA
29/08/2012 09:12 CEST | Actualizado 29/08/2012 10:31 CEST

Ruiz Mateos a su llegada al juzgado: "Me estoy muriendo" (VÍDEO)

El empresario José María Ruiz-Mateos, detenido el martes en su domicilio familiar de Somosaguas por orden de la juez María Pascual, ha sido conducido esta mañana a los juzgados de Palma para declarar como imputado en una causa por estafa, y a su llegada ha dicho a los periodistas: "Me estoy muriendo".

El fundador de Nueva Rumasa se ha acogido a su derecho a no declarar, de manera que sólo ha permanecido cinco minutos en el despacho de la jueza de refuerzo del Juzgado de Instrucción número 3, María Pascual.

El empresario jerezano ha entrado en el despacho de la magistrada a las 09.50 horas y, en ese momento, al ser preguntado por los periodistas por su estado, ha contestado otra vez que "me estoy muriendo por culpa de la jueza, más mala mujer que nada". El empresario, que ha quedado en libertad después de declarar, ha espetado a los periodistas que la juez es "una persona muy mala" y que "no hay nadie peor". También ha añadido que "esto es un asco de justicia".

Ruiz-Mateos ha llegado a las 8.02 horas a los juzgados en un vehículo policial que ha entrado por la rampa trasera de los juzgados. Al descender del vehículo policial, el empresario se encontraba con mala cara y cabizbajo, y al ser preguntado por una periodista que cómo se encontraba, ha contestado: "Me estoy muriendo".

El empresario ha llegado detenido a los juzgados por no acudir en tres ocasiones a declarar como imputado en una causa judicial abierta por la compraventa de un hotel en Mallorca en la que una juez de Palma investiga la supuesta comisión de delitos de estafa, administración desleal y alzamiento de bienes.

Tras su arresto el martes en Madrid, Ruiz-Mateos fue trasladado a la Jefatura Superior de Policía de Baleares, donde ha pasado la noche hasta su puesta a disposición este miércoles del juzgado de instrucción número 3 de Palma, donde la juez de refuerzo María Pascual tiene previsto tomarle declaración en torno a las 9.00 de la mañana.

Ruiz-Mateos fue detenido el martes por la mañana en su domicilio de Somosaguas en aplicación de una orden de la juez de Palma y tras su paso por la comisaría de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y un centro de salud, donde fue sometido a un reconocimiento, fue trasladado a Palma en avión.

El empresario ya fue arrestado la mañana del pasado miércoles día 22 y pasó todo el día en la misma comisaría de Pozuelo, en cumplimiento de una anterior orden de detención que dictó la jueza para asegurarse su presencia el jueves 23 en su tercera citación por la misma causa. Finalmente y de madrugada, la jueza le puso en libertad por "razones humanitarias", aunque con la obligación de comparecer al día siguiente en el Juzgado, al que no acudió alegando problemas de salud.

Ruiz-Mateos está citado a declarar como imputado por la ampliación de la querella de Francisco Miralles en relación con la compra del hotel Eurocalas de Mallorca, que acusa al empresario jerezano, junto a sus hijos varones, de estafa de 13,9 millones de euros como avalistas de un sobrino que adquirió el establecimiento por 24 millones de euros.

Photo gallery Los 'shows' de Ruiz-Mateos See Gallery

ESPACIO ECO