NOTICIAS
07/09/2012 08:27 CEST | Actualizado 06/11/2012 11:12 CET

Obama ya es candidato: "Nunca dije que sería fácil, pero nuestro camino lleva a un sitio mejor"

AFP

El Barack Obama más realista trató en la noche del jueves (madrugada del viernes en España) de erigirse como la única opción posible para llevar las riendas de EEUU. Lo hizo mezclando la esperanza que contagió a su país y al mundo con la campaña electoral de 2008 y el reconocimiento de que, cuatro años después, la presidencia es una tarea más ardua de lo esperado.

"América, nunca dije que este viaje sería fácil y no lo prometeré ahora. Nuestro camino es más duro, pero lleva a un sitio mejor. Nuestro camino es más largo, pero lo haremos juntos", prometió.

En la práctica, la sobria apelación de Obama al voto fue una enmienda al espíritu del "Yes we can" que lo llevó al despacho oval para apostar por una oferta demócrata más clásica, centrada en la defensa del papel del Estado, la reglamentación de la economía, la lucha contra el cambio climático o los derechos sociales. "Las elecciones de 2008 no trataban de mí, sino de vosotros. Compatriotas: vosotros fuisteis el cambio", aseguró.

"No creemos que el Gobierno pueda resolver todos nuestros problemas, pero no pensamos que el Gobierno sea la fuente de todos nuestros problemas, no más que los beneficiarios de prestaciones, empresas, sindicatos, inmigrantes o gays o cualquier otro grupo al que le echemos la culpa de nuestros problemas", sintetizó.

CRÍTICAS A ROMNEY

"En los próximos años, decisiones importantes se tomarán importantes en Washington, sobre empleo, economía, impuestos, déficit, energía, educación, guerra y paz... Decisiones que tendrán un gran impacto en nuestras vidas y en la de nuestros hijos para las próximas décadas", advirtió. Según Obama, la elección entre él y Mitt Romney, el candidato republicano, es la elección entre dos caminos "fundamentalmente diferentes". El candidato demócrata apostó por preservar la cohesión y bienestar de la clase media, uno de los lemas de su campaña, en contraposición al individualismo y la reducción del papel del Estado que propone Romney. "Como el Gobierno no puede hacerlo todo, no debería hacer casi nada", argumentó. "Si no puedes permitirte un seguro médico, confía en que no te pondrás enfermo, si una empresa propaga contaminación tóxica en el aire que respiran tus hijos, ese es el coste del progreso", ironizó para contraponerse a Romney.

Obama acusó a los republicanos de no ofrecer una alternativa. "Quieren tu voto, pero no quieren que sepas su plan", advirtió, recelando de la desregulación de Wall Street. "Lo vimos, lo probamos y no vamos a volver atrás".

"No me elegisteis para que os dijese lo que queríais, me elegisteis para que os dijese la verdad. Y la verdad es que son necesarios más que unos pocos años para resolver los retos que se fraguaron durante décadas", reconoció.

"Cuando todo está dicho y hecho, cuando cojáis la papeleta, os enfrentaréis a la elección más clara de la presente generación", aseguró. "Si os echáis atrás ahora, si caéis en el cinismo de que el cambio por el que luchamos no es posible, el cambio no tendrá lugar", ha recalcado Obama. "Solo vosotros podéis hacer que no ocurra. Solo vosotros tenéis el poder de hacernos avanzar", ha añadido.

UN MILLÓN DE PUESTOS DE TRABAJO

Entre sus objetivos, el presidente estadounidense ha anunciado la creación de un millón de puestos de trabajo en manufacturas de cara a 2016, la duplicación de las exportaciones a finales de 2014 y la reducción del déficit federal.

Otros objetivos son reducir a la mitad la importación de petróleo de cara a 2020, el recorte en un 50% del crecimiento de las tasas universitarias en los próximos diez años, la preparación laboral de dos millones de trabajadores y el respaldo al desarrollo del sector del gas natural.