INTERNACIONAL
07/11/2012 07:06 CET | Actualizado 06/01/2013 11:12 CET

Barack Obama, reelegido: "Sabemos en nuestros corazones que para EEUU, lo mejor está por venir"

KAMIL KRZACZYNSKI / EFE

"Sabemos en nuestros corazones que para los EEUU, lo mejor está por venir". Con esa frase y un reconocimiento a la independencia y el progreso de EEUU, Obama agradeció la confianza depositada en él por su país para ser durante cuatro años más el presidente.

En su discurso reconoció una campaña "feroz", que justificó porque tanto él como Mitt Romney, el perdedor de esta noche electoral, quieren mucho a EEUU. A él se refirió para agradecerle su participación en la campaña y anunció que se sentará con él "para ver en qué podemos trabajar juntos".

"Nuestra economía se está recuperando, una década de guerra está terminando, nuestra larga campaña ha terminado", proclamó.

El presidente, que optaba a la reelección, se impuso con claridad en los comicios celebrados este martes. Se presentaban como muy ajustados, pero el demócrata acabó superando a su rival en al menos un centenar de votos electorales.

"Gracias por haber creído todo el tiempo, desde todas las colinas, desde todos los valles", agradeció a los voluntarios.

"Sé que las campañas pueden parecer pequeñas o incluso estúpidas", reconoció Obama en referencia a la parafernalia. Sin embargo, cuando "se escucha a la gente", se "descubren otras cosas": la energía de los ciudadnos por cambiar el curso de la historia.

"Una nación de 300 millones de habitantes puede ser ruidosa, caótica, complicada", pero "las discusiones que tenemos son una marca de nuestra libertad". Un lujo por el que otras personas mueren en otras naciones, asegura.

"ACCIÓN, NO LA POLÍTICA DE SIEMPRE"

"Os he escuchado, he aprendido de vosotros y me habéis hecho una persona mejor", dijo. "Esta noche, votasteis por acción, no por la política de siempre", por lo que el un presidente "más inspirado que nunca", trabajará por la reducción del déficit, por una reforma de la inmigración, por "liberarnos de la dependencia del petróleo extranjero", prometió.

"Eso no quiere decir que vuestro trabajo se ha acabado. El trabajo no se termina con el voto del ciudadano", aseguró en referencia a la frase de John Fitzgerald Kennedy, en la que pedía al ciudadano que se preguntase qué podía hacer por su país.

ESPERANZA

"Nunca he estado más esperanzado sobre nuestro futuro", aseguró, retomando el lema de su primera campaña y el título de su biografía.

"Os pido que permanezcais en la esperanza. Y no hablo de un optimismo ciego". No es "idealismo". "La esperanza es ese sentimiento tozudo" que insiste, pese a la evidencia, para animar a los ciudadanos a seguir "trabajando, luchando" por el país en el que no importa la raza, procedencia, riqueza u orientación sexual.