POLÍTICA
12/11/2012 07:46 CET | Actualizado 11/01/2013 11:12 CET

Ana Botella firma en el hospital La Princesa contra el cierre que persigue la Comunidad de Madrid

Fue por un amigo que tenía una herida leve, pero su visita distó mucho de ser privada.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, firmó ayer el manifiesto de los trabajadores del Hospital público La Princesa, que la Comunidad de Madrid pretende cerrar para convertir las instalaciones en un geriátrico acabando con la mayoría de servicios de atención médica.

La visita de Botella se produjo pasadas las 23:00 horas de este domingo en un hospital que lleva días tomado por las protestas.

Los trabajadores portan pancartas donde se lee "La Princesa no se vende", "Sanidad pública", "Queremos seguir cuidándote" o "Tu salud no tiene precio".

Compañeros de distintos hospitales también se han solidarizado con los trabajadores de La Princesa y han llevado pancartas que decían 'Trabajadores del Clínico San Carlos se unen a los de La Princesa' o 'El servicio de la limpieza con La Princesa".

MOVILIZACIONES DESDE EL 2 DE NOVIEMBRE

Desde el pasado 2 de noviembre, los profesionales de La Princesa llevan a cabo movilizaciones contra la medida, entre ellas un encierro en señal de protesta por el cambio de actividad del hospital a geriátrico y por el cierre de varias de sus especialidades.

El pasado 31 de octubre, la Comunidad de Madrid anunció, entre otras medidas, la gestión privada de los hospitales Infanta Leonor, Infanta Sofía, Infanta Cristina, del Henares, del Sureste y del Tajo, así como la transformación del Hospital Universitario de La Princesa en uno de alta especialización para personas mayores y el Carlos III en un centro de media y larga estancia.