POLÍTICA
04/08/2013 22:25 CEST | Actualizado 04/08/2013 22:25 CEST

Berlusconi dice que el Gobierno debe 'seguir adelante' y que él no se rinde

GTRES

Silvio Berlusconi ha vuelto a decir que es "inocente" del delito de fraude fiscal por el que ha sido condenado. Y lo ha dicho ante pancartas con mensajes como estos: "Basta con la justicia política", "Silvio, mártir por la libertad", "Justicia humana y apolítica", "Silvio eres más grande que Julio César", "Ahora condenadnos a todos". Son algunos de los mensajes que podían leerseeste domingo en las pancartas que portaban los participantes en un acto en su apoyo, con ciudadanos provenientes de diferentes partes de Italia.

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi ha afirmado que el Ejecutivo de coalición que preside Enrico Letta debe seguir adelante, ante centenares de seguidores que quisieron mostrarle su apoyo en una concentración ante su casa de Roma tras su condena definitiva a cuatro años de cárcel.

Visiblemente emocionado,'Il Cavaliere' tomó la palabra y reivindicó el sentido de responsabilidad de su formación, el Pueblo de la Libertad (PDL), y subrayó que "los intereses de Italia están por encima de todo".

Las declaraciones de Berlusconi llegan en un momento de fuerte tensión en el seno del gobierno de coalición, con los ataques cruzados de los últimos días entre el PDL y el Partido Demócrata (PD), el otro gran partido de la alianza, que han hecho temer por su continuidad.

Y es que pese a que en un primer momento, según los analistas y medios de comunicación, la manifestación se enfocó como un acto de fuerza por parte del PDL, con el avance de las horas se optó por una línea más moderada, después de que las tensiones vividas en los últimos días se extendieran también a la presidencia de la República.

Un nuevo frente que se abrió el viernes con los parlamentarios del PDL que se mostraron dispuestos a dimitir si el presidente de la República, Giorgio Napolitano, no concedía el indulto a Berlusconi, y que se agravó con unas declaraciones ayer del coordinador del PDL, Sandro Bondi, que no fueron bien recibidas por la jefatura del Estado.

Bondi señaló que "o bien la política es capaz de encontrar soluciones para restablecer un equilibrio normal entre los poderes del Estado y hacer posible la actuación política del líder del mayor partido italiano, o Italia corre el riesgo de registrar una forma de guerra civil de resultados imprevisibles".

Las afirmaciones de Bondi fueron calificadas de "irresponsables" por la presidencia de la República, mientras Letta pedía que se dejara a Napolitano al margen de las tensiones políticas.

Con todo, durante su alocución no faltaron las alusiones de Berlusconi a los que se mostraron críticos con el PDL por defenderle tras la sentencia de condena emitida el jueves por el Tribunal Supremo, y arremetió de nuevo contra la magistratura, a la que acusó de estar politizada y de actuar en favor de los intereses de la izquierda.

Berlusconi admitió hoy que esta semana, en la que ha encajado su primera condena en firme de los numerosos procesos judiciales que ha tenido que afrontar en los últimos 20 años, ha pasado los días "más duros" de su vida, pero subrayó que no se rinde y que seguirá adelante con "más entusiasmo y más pasión".

EL HUFFPOST PARA VODAFONE