INTERNACIONAL
27/08/2013 09:43 CEST | Actualizado 27/08/2013 09:47 CEST

Venezuela denuncia una conspiración internacional tras impedir el magnicidio de Maduro

AFP

Venezuela ha detenido este lunes a dos colombianos, presuntamente relacionados con el expresidente colombiano Álvaro Uribe, por su supuesta implicación en un intento de asesinato del presidente venezolano, Nicolás Maduro. Este episodio se suma a los varios intentos de magnicidio que viene denunciando el oficialismo en los últimos meses.

Los arrestados, que entraron en el país el pasado 13 de agosto, fueron capturados en un hotel de Caracas dentro de la denominada Operación Amarilla. Según el ministro de Justicia, Miguel Rodríduez Torres, pertenecen a una banda de diez hombres cuya intención era continuar con el complot orquestado desde Miami, Panamá y Colombia para asesinar a Maduro y al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Este último se expresó así en Twitter tras la operación:

El ministro de Justicia se ha mostrado convencido de que el expresidente colombiano, Álvaro Uribe, estaría detrás de este intento de acabar de atentado. "Él tiene relación y está ligado a un grupo de narcotraficantes", ha declarado. "Sin duda tiene conocimiento de lo que está ocurriendo".

A los dos detenidos se les incautaron dos fusiles con mirilla láser, uniformes militares del Ejército venezolano y las fotografías de Maduro y de Cabello.

MADURO EXIGE "RESPUESTAS"

Según Maduro, tras la muerte del presidente Hugo Chávez el 5 de marzo, "la derecha internacional" —en la que estaría incluida el expresidente de Colombia y principal acusado del complot, Álvaro Uribe— inició una conspiración contra Venezuela con el fin de destruir al país, que es "independiente y soberano" y que lidera el proceso de integración en América Latina.

El fin último de los supuestos planes en contra de su Gobierno es abrir la puerta para una intervención extranjera y llevar a Venezuela al "escenario de Siria o Egipto".

Asimismo, ha instado este martes a su homólogo estadounidense, Barack Obama, a pronunciarse sobre esta supuesta conspiración para desestabilizar a Venezuela, liderada entre otros por el anticastrista Luís Posadas Carriles, antiguo agente de la CIA y cubano nacionalizado venezolano, al que se le acusó de ser el autor intelectual de varios ataques terroristas en Cuba.

OBAMA, "DÉBIL"

"La primera pregunta que me hago es: ¿presidente Obama, es que usted no sabe que en Estados Unidos se conspira desde el grupo de Posada Carriles [...] para cometer actos terroristas y un magnicidio en Venezuela?", se ha preguntado el presidente en declaraciones transmitidas por el canal estatal.

El presidente, que ya criticó recientemente a Obama por el caso Snowden, planteó que si no estuviera al tanto de estas supuestas maniobras sería porque es "débil" y en EEUU toman la decisión de "matar a un jefe de Estado" latinoamericano sin que él lo sepa.

"El presidente Obama debería contestar estas preguntas, de alguna forma debería buscar las respuestas a estas preguntas porque la conspiración viene directamente de Estados Unidos y tenemos nosotros suficientes pruebas", ha apostillado.

#CuandoElDescansoEsUnSueño